NUEVA YORK.- Arte, muebles, relojes, libros, juguetes o recuerdos deportivos: Robin Williams era un coleccionista. Cuatro años después de la muerte del actor, el jueves se subastará en Nueva York una parte de la gran colección de Robin y Marsha Williams. Los beneficios se donarán.

"Si le preguntabas cuál era su pieza favorita, cada día te daba una respuesta diferente", cuenta su ex mujer Marsha. "Era tan variable como él".

La pareja estuvo casada de 1989 a 2010 y tuvo dos hijos. "Lo que ofrecemos no es de ninguna manera exhaustivo, considerando todas las pertenencias de la familia, dice Nina del Rio, de la casa de subastas Sotheby's. "Es como una ventana a su vida y a los objetos con los que crecieron sus hijos y que solían tener alrededor", añade.

Embed

Sotheby's ha desplegado los más de 300 objetos que se subastan en la quinta y sexta planta de su sede central en el Upper East Side neoyorquino para que los interesados puedan visitarlos antes de la puja. Entre ellos sobresalen especialmente los muchos premios que ganó el actor a lo largo de su carrera, como Globos de Oro y MTV Movie Awards. Sin embargo, no forma parte de la subasta el único Oscar que logró como mejor actor de reparto por "Good Will Hunting" en 1997.

Otros objetos por los que se puede pujar son una acuarela pintada por el director de cine Gus Van Sant para el set de "Good Will Hunting" (que Sotheby's calcula que puede alcanzar los 1.500 dólares), una espada que Williams utilizó en "Hook" (500 dólares) y un reloj que el actor lució en "Dead Poets Society" (2.000 dólares). Además, hay muebles, recuerdos relacionados con el mundo del deporte, fotografías, juguetes y libros.

Williams, que logró la fama mundial gracias a sus interpretaciones en películas como "Good Morning, Vietnam" (1987), "Dead Poets Society" (1989) o "Mrs. Doubtfire" (1993), estuvo casado en tres ocasiones y tenía tres hijos. También coleccionaba arte.

Por ejemplo, esculturas de Deborah Butterfield, como un caballo hecho con ramas -que podría recaudar unos 280.000 dólares, según cálculos de la casa de subastas- y una escultura de la artista francesa Niki de Saint-Phalle, por la que se podrían llegar a pagar incluso 450.000 dólares.

También se podrá pujar por dos pinturas del actor Martin Mull, que ha participado en series como "Roseanne" pero que también trabaja como artista. Emocionalmente no es fácil para él que se subasten estas obras, contó Mull al periódico "The New York Times".

Williams se suicidó en 2014 a los 63 años después de padecer depresiones y enfermedades. "Para mí es como un nuevo anuncio de su funeral, otro golpe de que Robin ya no esté entre nosotros. Espero que las pinturas vayan a parar a otro hogar donde las amen como él las amaba", declaró Mull.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario