MIAMI.- ¿Cómo no admirar a Chavela Vargas? Su legado va más allá de la música y del gran talento que desarrolló de cantina en cantina. Su vida, marcada por una tristeza profunda que podía apreciarse mientras cantaba sobre cualquier escenario, se convirtió en un símbolo de libertad para aquellas mujeres, tanto en México como en otros tantos países, que aún no se sentían completamente cómodas con quienes eran o con lo que habían logrado.

Nacida en Costa Rica, desde muy pequeña sintió el rechazo de su propia familia y tuvo una niñez oscura. Su distorsionada existencia la dotó, quizás, con una fortaleza única que posteriormente, cuando decidió irse sola a buscar suerte a México, fue uno de los elementos que la hicieron convertirse en la gran Chavela Vargas, esa cantante a la que adoraba con vehemencia el compositor José Alfredo Jiménez.

No era de aquí ni de allá, como ella misma gritaba con visible nostalgia en sus canciones. No le tenía miedo a ser quien era ni a exponer lo que pensaba. Era clara y precisa, aún cuando la mayor parte de su vida la desarrolló en una sociedad machista y muy conservadora: la mexicana.

Fue una grande de todos los tiempos. Esa es una de las tantas ideas que la productora Daresha Kyi quiso exponer cuando creó la pieza documental Chavela, con la que recoge importantes rasgos de la cantante y la expone, tal y como ella era: libre.

“Chavela Vargas fue un personaje increíble. Tenía una vida impresionante, como de película. Yo sabía que tenía que compartir su ejemplo y legado con la gente. Mi colega Cat me había enseñado videos y entrevistas, y en cuanto los vi, supe que teníamos que hacer un documental de ella”, expresó a DIARIO LAS AMÉRICAS Kyi, con motivo del estreno este viernes en el Tower Theater, entre otras salas selectas de EEUU.

¿Qué nos dejó Chavela? Un mundo musical lleno de pequeñas sorpresas y vivencias que le dolieron en su propia piel, y eso es algo valioso que no todos los artistas pueden lograr.

“Creo que el legado que dejó Chavela fue el de luchar por la autenticidad y vivir una vida genuina. También dejó unas canciones bellas que vivirán. Su historia es un legado que inspira a la gente”, admitió.

Un aspecto fundamental que no podía faltar en la pieza cinematográfica fue el precedente que, involuntariamente, inició Chavela en cuanto al desarrollo de las mujeres en la sociedad.

“Ella empezó el movimiento de las mujeres y sus derechos de manera propia y única. Desafió normas sociales en los años 40 cada vez que tomaba la decisión de usar pantalones en lugar de faldas, como normalmente se acostumbraba. Luchaba por los derechos de las mujeres de una forma muy auténtica y eso fue lo que después muchos llegaron a entender y apreciar”, explicó.

Emociones descubiertas. Chavela tenía el poder de que las personas experimentaran esa sensación a través de sus interpretaciones, de su toque limpio de guitarra y la energía que transmitía en cada gesto de su cara, mientras acompañaba con tequila y más tequila ese momento en el que se entregaba a la música.

“Lo que más me impactó fue su manera de vivir y de ser auténtica. Tenía la capacidad de hacer a la gente llorar cuando cantaba y eso no es algo que muchos logran hacer. Me gusta cantar y Chavela me enseñó que no importa mucho la voz, sino cómo interpretas una canción y cómo haces sentir al público”, aseguró Kyi.

Detrás de Chavela

Descifrar a la vida de La Dama del Poncho Rojo fue un trabajo apasionante para Kyi, quien tuvo la oportunidad de recrear su esencia, mostrarla en su entorno y llevar a la audiencia los espacios más íntimos de la intérprete de sentidos temas como Esta tristeza mía, Amanecí en tus brazos y Las cosas simples, entre muchísimas otras piezas.

“Esta película es una obra de amor y cariño. El éxito no solo se mide a nivel técnico, también se mide por medio de la música que hacía Chavela. Es un proyecto que brinda un poco de todo para todos”, aseguró.

Aunque sintetizar la gran vida de Chavela no fue una tarea precisamente fácil, debido a la riqueza del material que su trayectoria proporcionaba, el producto cinematográfico estuvo listo antes de lo que el equipo de producción pudo imaginar.

“El proceso de creación comenzó en febrero del 2015 y terminó en enero de 2017, menos de dos años. Fue un honor completo haber podido rendirle tributo por medio de esta película y ver como el público ha reaccionado favorablemente”, agregó Kyi.

Tras acercarse a la obra y vida de Chavela Vargas, la productora coincide en que pocos son los halagos cuando se trata de hablar sobre su personalidad y todo lo que, a través de la música, pudo transmitir.

“Todos la querían. Todos la consideraban una persona única”, puntualizó.

Chavela es una cinta llena de vida, música e historias contadas por primera vez acerca de una de las cantantes más queridas de México y del público internacional. Es ganadora del Audience Award, del Grand Jury Prize en Outfest (Festival de Cine LGBTQ de Los Angeles), del Audience Award en Frameline (Festival de Cine Internacional LGBTQ de San Francisco) y selección oficial del Festival Internacional de Berlín, HotDocs, Seattle International Film Festival y OUTFEST.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario