Dibujada entre la inmensidad de las azules y frías aguas del Adriático que besan la costa croata y la majestuosidad de las murallas que resguardan su historia, la ciudad de Dubrovnik es considerada uno de los destinos europeos más codiciados por los amantes de la naturaleza, la gastronomía, la navegación y el cine.

Entre esas marullas del centro de la ciudad conocido como Old Town o City Walls, se han filmado grandes producciones hollywoodenses como Star Wars The Last Jedi y la británica Game of Thrones.

Te puede interesar

Precisamente, uno de los tours más populares es seguir la ruta del rodaje de Juego de Tronos, pues el casco antiguo de Dubrovnik se convierte en King’s Landing (Desembarco del Rey), la capital ficticia de Seven Kingdoms, a partir de la segunda temporada de la aclamada serie.

Incluso, la ubicación aparece en Instagram si desea compartir imágenes de ese impresionante recorrido. Son unos 1.100 escalones hasta el punto más elevado, desde donde se contempla una vista impresionante de la ciudad y del mar que la envuelve.

Pero la acción de la serie también se traslada a Lokrum, una pequeña isla inhóspita que alberga un monasterio benedictino construido por los monjes en el Medievo. Y ahora ha servido de set de grabación de la trama medieval que narra la batalla de siete reinos por el control del Trono de Hierro.

Si, ¡allí adentro podrá sentarse en el trono! y sentirse noble por unos instantes antes de regresar al exterior, y volver a encontrarse rodeado de una naturaleza viva y colorida.

lokrum edited velero by wilma hernandez .JPG
Isla de Lokrum, en Dubrovnik, Cracia.

Isla de Lokrum, en Dubrovnik, Cracia.

Ubicada a unos 600 metros del antiguo puerto de Dubrovnik, la isla, conocida como Lacroma en italiano, cuenta con una superficie de 2 kilómetros cuadrados y está cubierta de bosques. Es una especie de santuario natural donde abundan plantas y aves exóticas, en especial, el pavo real.

Durante la temporada alta, se puede llegar en un ferry que sale cada media hora. Allí se puede pasar un rato agradable, y curiosear adentro del monasterio que una vez fuera abandonado. Según cuenta la leyenda, desde ese entonces nunca más nadie pudo pernotar en la isla. También disfrutará del jardín botánico en el que cohabitan más de 500 especies, entre ellas, pinos, laureles, limoneros, palmeras, olivos, magnolias y cactus.

lokrum dead sea by wilma hernandez .JPG
El pequeño cuerpo de agua que llaman

El pequeño cuerpo de agua que llaman "mar muerto" en Lokrum.

Además, podrá almorzar y explorar a su gusto, pues las rutas para el sedentarismo están delineadas, algunas llevan hasta el denominado Mar Muerto, un pequeño desagüe del Adriático que obtuvo ese nombre por su densidad.

El agua está casi helada por estos días. No tema perderse por los senderos que conducen a los diferentes atractivos que ofrece Lokrum. Si se perdiera, pudiera ir a parar al muelle y sucumbir a un chapuzón, o pudiera hallarse de repente en la playa nudista.

lokrum puerto dubrovnik.JPG
Muelle de Lokrum donde llegan los ferries provenientes del Puerto Viejo, en Dubrovnik, Croacia.

Muelle de Lokrum donde llegan los ferries provenientes del Puerto Viejo, en Dubrovnik, Croacia.

Una vez de regreso a Old Town, podrá continuar paseando por las callejuelas empedradas (asegúrese de usar zapatos cómodos) y refrescarse con un delicioso helado de su sabor favorito.

Aunque en muchos sitios se puede pagar con tarjeta de crédito, es conveniente portar dinero en efectivo, precisamente, por si se antoja de alguna golosina. La moneda oficial en Croacia es la kuna. 1 dólar equivale aproximadamente a 6.68 kunas. Se recomienda extraer el efectivo de un cajero automático al llegar al destino, en vez de cambiar la moneda.

Dato curioso

Un buen souvenir para llevar de recuerdo sería una corbata, pues justamente los croatas inventaron esta prenda del armario masculino. Cuentan que su origen se remonta a historias de amor en tiempos de guerra en el siglo XVII.

Resulta que cuando los hombres que habitaban el territorio que hoy se conoce como Croacia se disponían a partir al campo de batalla, sus mujeres les colocaban un pañuelo en el cuello como recordatorio de su apoyo en la distancia y para darles valor. Ellos, a cambio del romántico gesto, lo lucían como muestra de lealtad, pero también les servía para guarecerse del sol y el polvo del camino, para vendarse las heridas e incluso para filtrar el agua.

El accesorio también identificaba a las tropas croatas. Su elegancia no tardó en ser notada por el entonces rey de Francia, Luis XIV, quien lo llevó a la alta moda parisina.

Hasta hoy, la corbata forma parte de la identidad croata, y se ha convertido en símbolo del amor, la libertad, la responsabilidad, el éxito y el respeto, valores que se profesan en la cultura de ese pequeño y hermoso país, que formó parte de la República Federal Socialista de Yugoslavia de 1945 a 1991, año en el que se inició una guerra independentista hasta 1995, cuando el país recuperó territorio y surgió como la República de Croacia.

Pero también podría llevar a casa algún adorno de cristal, jabones de lavanda, juguetes típicos de madera, chocolate o una botella de rakia, un licor similar al Brandy y muy popular en los Balcanes, que se obtiene de frutas fermentadas.

La gastronomía

En Dubrovnik se impone la cocina mediterránea, muy rica y variada. Y al ser una ciudad costera, los frutos del mar no faltan en el menú de cualquier restaurante. La pasta y el cerdo también son parte de la oferta culinaria.

dubrovnik vista desde el restaurante panorama wilma hernandez .JPG
La hermosa vista que se aprecia desde el restaurante Panorama, en Dubrovnik, Croacia.

La hermosa vista que se aprecia desde el restaurante Panorama, en Dubrovnik, Croacia.

La cazuela de pescado o marisco, un cocido de col, patatas y cerdo ahumado, las ostras o el pulpo a la vinagreta, son algunos de los platos típicos. Otras carnes muy consumidas son la de ternera y la de cordero.

dubrovnik desde el teleferico by wilma hernandez.jpg
Desde el teleférico se observan las terrazas.

Desde el teleférico se observan las terrazas.

Si desea cenar y disfrutar de un impresionante paisaje de la ciudad a la caída del Sol, elija el Panorama Restaurant & Bar, que se regocija en su slogan del restaurante que ofrece “la vista más bella de la costa adriática”.

vista desde el teleferico 2 dubrovnik by wilma hernandez.jpg
Las flores adornan el paisaje que se contempla a bordo del teleférico que conduce hasta el restaurante Panorama, en Dubrovnik, Croacia.

Las flores adornan el paisaje que se contempla a bordo del teleférico que conduce hasta el restaurante Panorama, en Dubrovnik, Croacia.

Deberá tomar el teleférico, todo un espectáculo que apreciará hasta que llegue a la cima. Verá los tejados que han sido plató de tantas películas y se deleitará con las lindas flores que decoran las terrazas del vecindario. ¡Y qué decir de contemplar ese peculiar contraste entre el mar y las montañas!

La arquitectura

Vale la pena destacar el patrimonio arquitectónico que exhibe está ciudad anclada en el Adriático. El Convento Franciscano, erigido en el siglo XIV y que hoy conserva elementos de los estilos románicos y góticos, es uno de los rincones más emblemáticos.

Al igual que el Puerto Viejo, donde en la antigüedad atracaban buques mercantes y en la actualidad reposan barcas de pesca. Otra joya arquitectónica es la Plaza Luža, que alberga el palacio del Rector, la iglesia de San Blas y la catedral. En el extremo oeste de la avenida peatonal Stradun, conocida como Placa, está la Fuente de Onofrio.

dubrovnik old town fuente by wilma hernandez .JPG
La Fuente de Onofrio, ubicada en la avenida peatonal conocida como Placa.

La Fuente de Onofrio, ubicada en la avenida peatonal conocida como Placa.

Dubrovnik es, además, un oasis para la pesca y la navegación, el escenario ideal para soltar las amarras de un velero y dejarse llevar hasta el próximo puerto: la isla de Mijet.

Si lo acompaña su espíritu aventurero, un paseo inolvidable sería atravesar el litoral dálmata, que se extiende hacia la ciudad de Kotor, en Montenegro. Desde allí puede tomar un avión para continuar su recorrido por los Balcanes y llegar hasta Belgrado.

dubrovnik puerto viejo by wilma hernandez .JPG
Las barcas ancladas en el Puerto Viejo en Old Town, en Dubrovnik, Croacia.

Las barcas ancladas en el Puerto Viejo en Old Town, en Dubrovnik, Croacia.

Dónde alojarse

Para quienes el presupuesto no es motivo de preocupación, hospedarse en el Sun Gardens Dubrovnik es una excelente opción. Este hotel de categoría 5 estrellas está ubicado frente al mar, a unos 25 minutos del centro de Old Town.

vista desde el balcon de una de las habitaciones del sun gardens dubrovnik by wilma hernandez .JPG
Vista desde el balcón de una de las habitaciones del hotel Sun Gardens Dubrovnik, ubicado a unos 25 minutos de Old Town.

Vista desde el balcón de una de las habitaciones del hotel Sun Gardens Dubrovnik, ubicado a unos 25 minutos de Old Town.

La propiedad cuenta con amplias habitaciones, algunas con balcón, desde donde se observa una vista que invita a la relajación. El desayuno se ofrece en la terraza, así que podrá desayunar al aire libre mientras admira el horizonte.

Volar al estilo Turkish

Además de la exquisita comida que se puede degustar a bordo, vale destacar el servicio incomparable de Turkish Airlines, que por seis años consecutivos ha sido seleccionada por los viajeros como la mejor de Europa.

turkish airlines business class dinner menu by wilma henandez .JPG
La sopa de guisantes dulces es una de las exquisiteces que ofrece Turkish Airlines en el menú de la cena para pasajeros en clase ejecutiva.

La sopa de guisantes dulces es una de las exquisiteces que ofrece Turkish Airlines en el menú de la cena para pasajeros en clase ejecutiva.

Sus nuevos y espaciosos aviones cuentan con una tecnología que permite enviar mensajes de texto y navegar la web. Si decide darse el lujo de viajar en clase ejecutiva, una experiencia única e inolvidable, podrá acomodarse en butacas que se reclinan para dormir mientras sobrevuela el Atlántico durante la noche.

turkish airlines pasta dinner by wilma hernandez .JPG
La aerolínea también sirve una deliciosa pasta con camarones.

La aerolínea también sirve una deliciosa pasta con camarones.

La aerolínea ofrece durante el verano un vuelo diario, los siete días, de Miami a Estambul. En invierno vuela hasta seis veces a la semana. Turkish viaja a más de 319 ciudades de 126 países. De esa manera, es la aerolínea que vuela a más países. Desde EEUU también se puede abordar en Atlanta, Nueva York, Boston, Washington D.C., Chicago, San Francisco, Los Angeles y Houston.

turkis airlines servicio abordo by wilma hernandez .JPG
Antes de la cena ofrecen una variedad de panes, nueces y bebidas.

Antes de la cena ofrecen una variedad de panes, nueces y bebidas.

El business lounge, albergado en el aeropuerto internacional en Estambul, fue premiado el pasado año por Skytrax como el mejor del mundo. El boleto en clase ejecutiva incluye el acceso a este espacio, donde se puede descansar mientras se espera la conexión, ingerir alimentos y bebidas, e incluso tomar un baño después de un largo vuelo.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario