La Placita, un restaurante que cuenta con el actor Julián Gil entre sus socios, abrió sus puertas a pesar de la orden de borrar el mural de la bandera de Puerto Rico que tiene en toda su fachada.

Te puede interesar

La Placita, proyecto para el que Gil se unió al chef puertorriqueño José Mendín, se ubica en el llamado Distrito Histórico MiMo, en el norte de la ciudad y sembrado de edificios y estructuras de estilo modernista, construidos entre los años 1945 y 1965, y en donde en los últimos años viejos moteles han sido reformados y convertidos en hoteles boutiques.

"Ahora es un problema de cumplimiento de código", dijo al diario Miami Herald Vickie Toranazo, una planificadora de preservación histórica para la ciudad.

Según declaró a este medio el director ejecutivo del restaurante, Joey Cancel, el negocio no incumple las normas del distrito dado que es un edificio construido en 2009 y recibieron además un permiso especial para hacer el mural, obra que costó unos 25.000 dólares y forma parte del proyecto de Hernández "78 Pueblos y Una Bandera".

Todavía no se ha borrado de la fachada la bandera.

FUENTE: REDACCIÓN/EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario