MÚNICH.- Pure&Simple (Puro y simple) es el nombre elegido por el icono del country estadounidense, Dolly Parton, para su nuevo doble álbum, que sale a la venta este viernes. Dos atributos que no concuerdan del todo con la artista de 70 años.

En primer lugar, porque la cantante, que creció en un entorno humilde en las Smoky Mountains de Tennessee, es ahora casi igual de conocida por sus numerosas operaciones de cirugía estética que por sus muchos hits. Hace tiempo que Dolly Parton pasó a la ofensiva ante las críticas por sus operaciones de pecho y labios, y ya es legendaria su frase: "Hace falta muchísimo dinero para parecer tan barata".

En la cubierta de su nuevo disco posa delante de un pequeño río, vestida toda de blanco y sosteniendo una guitarra acústica, mientras en la contracubierta aparece riendo con una cara sin arrugas.

Y es que Dolly Parton se ha convertido en una especie de Dorian Gray femenina, una especie de mujer atemporal, un calificativo que puede aplicarse también a su música, lo que subraya en su nuevo álbum.

En el primer CD del doble álbum, la ganadora de ocho premios Grammy presenta diez canciones más dos extras. Todas proceden de su pluma y la mayoría han sido escritas este año.

Al final, Parton consigue que su música suene por un lado pegadiza y típica de la artista pero al mismo tiempo moderna y acorde con los nuevos tiempos.

Ya desde la canción de apertura del CD que da nombre al álbum emana, a un ritmo suave, una sensación country profundamente relajante, como sólo consigue esta mujer de Tennessee.

Never Not Love You, en country-pop y de sonido moderno, es una prueba de que Parton no ha perdido su habilidad de crear melodías pegadizas, igual que la emotiva balada country-gospel Can't Be That Wrong o la sensible Forever Love.

Pero Parton también ha recuperado, poniendo nueva música, dos títulos de los inicios de su carrera con Say Forever You'll Be Mine y Tomorrow Is Forever, canciones que una vez grabó a dueto con su ex mentor y colega Porter Waggoner.

Podría incluso pensarse que también se hace liftings regularmente en las cuerdas vocales, pues la también dueña del parque temático Dollywood en Pigeon Forge, Tennessee, suena increíblemente joven en sus nuevas canciones, fresca y llena de energía. Sólo en el bonus track "Mama" se cree estar escuchando a alguien que ya no es tan joven.

Y no le sorprende que estilos musicales tradicionales como el country o el bluegrass vuelvan a ser cada vez más populares en la actualidad, como dijo en una entrevista. "A la gente le gusta esa sencillez, esa pureza de la música" arraigada y con instrumentos acústicos con la que uno puede relajarse maravillosamente.

"Quizá sea así: nuestro mundo es cada vez más rápido, ruidoso y complicado y con ello aumenta la nostalgia de un polo opuesto simple y con raíces", apunta.

El segundo CD del doble álbum, con el título "The Hits", ofrece diez títulos que coparon las listas de éxitos en su mayor parte en los años 70, como los arrolladores Jolene y 9 to 5, o Islands in The Storm, compuesto por los Bee Gees e interpretado junto con Kenny Rogers y, como curiosidad musical, la versión en bluegrass del clásico de los Beatles Help.

La serie de hits se cierra con la balada del siglo I Will Always Love You, con la que Whitney Houston hizo historia en 1992. Porque este tema, que supuso un hito en la historia de la música, salió de la pluma, como en torno 5.000 canciones más, de la pequeña gran artista de 1,52 metros de altura.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas