sábado 22  de  junio 2024
RESEÑA

Obra en Miami "La torera" aborda la vida cotidiana en Quito

Sobre Anita Bermeo, conocida como La Torera, gira la obra que trajo a Miami la compañía Casa Toledo, de Ecuador, al 5to. Solo Teatro Fest

Por LUIS DE LA PAZ

MIAMI.- Prácticamente en todas las ciudades del mundo hay algún personaje pintoresco que deja una huella en la memoria colectiva. Son seres que por lo general resultan graciosos, con características particulares en su vestimenta, andar y comportamiento. Personajes que llegan a marcar el alma de un pueblo. Luego, el relato de sus andaduras pasa de generación en generación.

En la vida cotidiana de los ecuatorianos de Quito, está registrada la historia de La torera, una mujer delgada, con un estrafalario palo en mano, que caminaba la ciudad desde el amanecer hasta tarde en la noche, agitando el ambiente citadino.

Sobre Anita Bermeo, conocida como La Torera, gira la obra que trajo a Miami la compañía Casa Toledo, de Ecuador, al 5to. Solo Teatro Fest, que organiza Artefactus Cultural Proyects.

La dramaturgia de Viviana Cordero, que también dirige la propuesta, hace trascender al personaje de las calles de Quito, a un plano universal, pues el tejido de esta pieza es el extraño mundo de la demencia y de una vida llena de dificultades.

La actriz Valentina Quintero, que ya hemos visto en obras como Una pareja dispareja y Un Otelo en apuros, defiende con garras al personaje que interpreta, y se entrega con gracia, para recrear la memoria de La Torera.

Para un público no ecuatoriano, resulta difícil saber cuánto hay realmente de la vida de Anita La Torera, pero tampoco es tan importante. Del texto se desprende que fue internada en un orfanato a los 9 años y que la dejaron vestida de novia en la iglesia el día de su boda. También que se creía una reina, que le apodaron La Torera y que no le gustaba el mote.

La fuerza de la obra, radica en el ambiente que sugiere. Revive tanto a Anita, como a otros personajes pintorescos. Esos que los niños suelen mortificar y los adultos mirar con cierta sonrisa. Conjunto de figuras que se integran al folklore de una nación.

El trabajo escénico está muy bien logrado a través de varias cosas colgadas que parecen flotar en el escenario. Un silbato, pamela, vestido de novia, un sobretodo, naranjas, una cartera y un vaso.

La puesta en escena atrapa al público que se va identificando con Anita, mientras escucha a la actriz decir frases bellas como: “la niebla es la memoria de la gente”. Estos personajes que son evocados por los pueblos, han llegado para quedarse, para llenar el vacío de lo cotidiano.

Al final de este trayecto escénico, el texto de Viviana Cordero y la encantadora interpretación de Valentina Quintero, hacen trascender a un personaje como Anita Bermeo, que ya salió de Quito, de Ecuador, para pasearse por las calles de Miami. Sin duda, aquí se quedará entre los miamenses.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar