BUENOS AIRES.- Roger Waters lanzó duras críticas al presidente estadounidense Donald Trump y al avance del neofascismo en el mundo en el concierto de su gira "Us + Them Tour" el martes ante casi 50.000 personas en el estadio Único de la ciudad argentina de La Plata, que también dedicó a defender los derechos humanos.

El músico británico, de 75 años, hizo un recorrido por los éxitos de Pink Floyd y de su carrera solista ante un público que ya en 2012 le había expresado su fanatismo al colmar nueve veces el estadio de River Plate, el más grande de Argentina.

En La Plata sonaron los temas más conocidos de los álbumes "The Dark Side of the Moon", "The Wall", "Animals" y "Wish You Were Here", además de algunas canciones de su nuevo disco solista "Is This the Life We Really Want?".

En una gigantesca pantalla de unos 60 metros de ancho por unos 14 metros de altura, detrás del escenario, durante el espectáculo Waters proyectó un video en el que llamó a "resistir la malvada alianza entre la Iglesia y el Estado" y proyectó una lista de países donde "el neofascismo está en alza". "Resist neo-fascism" (Resiste el neofascismo), fue el mensaje final.

Más tarde, Waters y los músicos de su banda se pusieron máscaras de cerdo para entonar el tema "Pig (Three Different Ones)", y allí comenzó la crítica a Trump, con imágenes de sus exageradas gesticulaciones, sus frases provocadoras y caricaturizado con cuerpo de cerdo o de una mujer obesa desnuda.

La secuencia terminó con un enorme cerdo volando sobre el público y la leyenda: "Trump es un cerdo", el día en que se habían celebrado elecciones legislativas en Estados Unidos.

El ex integrante de Pink Floyd rindió en tanto homenaje a los soldados argentinos que murieron en la guerra con el Reino Unido por las australes islas Malvinas. "Es una noche especial para mí porque están las madres de los soldados muertos en Malvinas", expresó el músico británico.

Embed

Sonó la canción "La memoria", de León Gieco, y Waters recordó a las madres que buscan a sus hijos desaparecidos durante la última dictadura argentina (1976-1983). "A los desaparecidos no tenemos que olvidarlos ni en nuestra cabeza ni en nuestro corazón", instó.

La banda soporte del concierto fue el grupo mapuche Puel Kona, que fusiona su lengua y sus tradiciones rítmicas con el ska, el reggae, el hardcore y el hip hip. "Seguimos exigiendo justicia para Santiago Maldonado y para Rafael Nahuel. No queremos más presos ni muertos", reclamaron los músicos al recordar a los dos jóvenes muertos durante violentos desalojos de tierras por parte de las fuerzas de seguridad en la Patagonia argentina.

Waters luego los apoyó. "No es fácil para la gente que estaba acá antes de que lleguemos nosotros, hay que darles mucho apoyo porque les sacaron la tierra", dijo, en declaraciones citadas por el portal Infobae.

En el concierto también se escucharon cánticos en contra del presidente argentino, Mauricio Macri.

La gira de Waters continuará con otra fecha en La Plata, ubicada a 50 kilómetros al sur de Buenos Aires el próximo sábado, y luego por Chile, Perú, Colombia, Costa Rica y México.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas