MIAMI.-A Siudy Garrido le corre el flamenco por las venas, a pesar de no haber nacido en suelo andaluz.

“Cuando yo nací, mi madre llevaba 25 años con su escuela en Venezuela y también tenía una compañía profesional con la que se presentaba en la televisión y en los mejores teatros del país”, recordó la bailaora, que llevará su show Flamenco Íntimo por primera vez a las tablas del Colony Theatre, en Miami Beach, con funciones del 5 al 7 de octubre.

Se trata del espectáculo que la venezolana presentó en el Arsht Center dos años atrás, y que también llevó a Ecuador, Orlando y su tierra natal. Esta vez, la puesta incluye un número nuevo, una bulería con la que cerrará el telón.

Además, por su naturaleza es uno de los favoritos de la coreógrafa, que decidió dar sus primeros pasos en la danza con apenas 16 años, cuando viajó a España y comenzó a estudiar a fondo el flamenco.

“Es uno de mis espectáculos predilectos de la compañía”, reveló.

“Como su nombre lo indica, se acerca más al flamenco puro, siempre de la mano de la contemporaneidad que caracteriza nuestras coreografías. Es actual, pero al mismo tiempo muy flamenco”, agregó.

Aunque es un show que ya domina, requiere de rigurosos ensayos, en especial con los músicos.

“La compañía lo tiene bastante entrenado, pero siempre el trabajo más fuerte es con los músicos, que son los que aportan esa parte cambiante de la obra”, señaló.

Lo musical no es lo único que requiere de gran esfuerzo. Ensayar los solos de baile también ocupa mucho de su tiempo. El show, además, tendrá algo del sabor cubano.

“Trabajo a una guajira que tiene mucha cadencia cubana, habla del malecón de La Habana. Es un palo que llamamos de ida y vuelta con influencia latinoamericana”, dijo.

“Y esta guajira se hace con bata de cola y abanico. Y luego el solo con el que cierro el espectáculo, que es una bulería que se baila en pantalón, traje de torero y demuestra la fuerza de la mujer en un mundo de hombres, conlleva mucho zapateo y giros”, añadió.

Destacó el desempeño extraordinario de los músicos que han formado parte de los shows de Siudy Flamenco. Este espectáculo íntimo cuenta con la música original de José Luis de la Paz y los cantaores Ismael Fernández y David El Galli, cuyas actuaciones Garrido califica de “muy especiales”.

La percusión estará a cargo del venezolano Adolfo Herrera.

“Ellos le dan un toque muy personal al espectáculo, y eso abre paso para momentos de improvisación, que son únicos en cada función”, describió.

También resaltó la participación en este show de cuatro alumnas de su academia, que debutaron en la representación que la compañía realizó en junio de la icónica pieza Amor Brujo, de Manuel de Falla.

“Ellas entraron al programa hace un año a través de rigurosas audiciones en las que fueron seleccionadas y han estado ensayando. Ahora se integran al elenco de Flamenco Íntimo, que es el segundo repertorio en el que trabajarán”, dijo.

Precisamente, instruir a nuevas generaciones en el flamenco es una de las labores que Garrido asumió en su afán de expandir esa tradición, algo que se propuso siguiendo el legado de su madre, considerada una pionera en esa danza andaluza en Venezuela con 56 años de trayectoria.

“Es una responsabilidad bastante grande, sobre todo, en una ciudad como Miami, en un país como EEUU, ya que a pesar de que existe una afición hacia el flamenco, no se ha creado un sentimiento de pertenencia a ese arte”, enfatizó.

“La mayoría lo ve como un arte ajeno que viene de España, que admiran como algo extraordinario, pero desde lejos. Y parte de nuestra misión es crear ese sentido de pertenencia”, añadió.

Asimismo, indicó que su país natal ha sabido hacer suyo el flamenco.

“En Venezuela ha sido un arte adoptado desde hace muchos años. Los venezolanos llevamos muchísimos años de tradición flamenca”, mencionó.

Y de esa labor ha sido parte su madre, de quien aprendió a luchar por lo que quiere.

“El mejor ejemplo que me ha dado siempre es que persiga mi pasión. Ella siempre ha sido una mujer que ha perseguido sus sueños”, expresó.

“Con paciencia y constancia en el trabajo diario se labran los frutos que luego se recogen. Pero no ocurre de un día a otro, sino en base a mucha disciplina. No hay límites, solo los que uno mismo se pone”, agregó.

Recordó que fundó su propia compañía a los 21 años sin proponérselo, luego de haber sido invitada a la celebración de la llegada del milenio en Disney.

“No fue algo buscado, se dio la oportunidad de presentar en el Epcot Center. Y pusieron un pabellón de teatro con compañías de todas partes del mundo, y me ofrecieron cerrar esa temporada en diciembre”, relató.

“Pero en ese momento ni siquiera sabía la responsabilidad que estaba asumiendo, lo hacía por pura pasión, más por la necesidad de contar algo a través de mi cuerpo y de los cuerpos de quienes me acompañaban. Fue más por eso que por la necesidad de tener una compañía propia; lo artístico era tan fuerte que llevaba a la acción. Creo que siempre me ha movido el impulso más que la mente”, agregó.

Reconoció que desde ese entonces, cuando ideó su primer show, Caminos Flamencos, con el que recorrió los diferentes estilos del género, su visión sobre esa danza ya era “bastante contemporánea para la época”.

“Como he estudiado otros géneros, siempre me ha gustado el contemporáneo, la danza, el tango argentino. Y todo eso influye en que tenga una perspectiva más amplia y pueda llegarles a otras audiencias”, explicó.

“Aunque he tenido una formación muy fuerte con muchos maestros, siento que siempre lo he llevado a mi terreno. Ser coreógrafo nace con la persona. Es esa creatividad que no busca imitar, sino que uno tiene la necesidad de contar algo y lo cuentas a tu forma”, agregó.

Sobre cómo su estilo ha madurado en las tablas, afirmó que más allá de mejorar en la producción y la puesta en escena, la mejor evolución es aquella que llega sin avisar.

“Las vivencias, los viajes, nos hacen evolucionar muchísimo. Intercambiar con otros artistas, con otros géneros nos va alimentando y, de una manera orgánica, van naciendo esas nuevas formas de contar lo que queremos decir a través de la danza”, expresó.

En su caso, el flamenco la encontró antes de nacer, pero aseguró que ella hubiera llegado hasta ese arte de cualquier forma.

“Desde muy joven tuve la oportunidad de conocer el mundo del teatro, de los camerinos y del espectáculo. Siempre me cautivó”, manifestó.

“Si no hubiese nacido con el flamenco en casa, de alguna forma lo hubiese encontrado”, añadió.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas