MIAMI.-El Amor Brujo, de Manuel de Falla, hechizó a la venezolana Siudy Garrido, quien junto a su compañía de danza, representará esta joya de la música clásica española el sábado 23 de junio, en el Arsht Center, en el corazón de Miami, a las 8 p.m.

En esta ocasión, la bailaora entregará una versión extendida de la obra original, algo que, según reveló, había anhelado desde hacía un tiempo.

“Desde que comencé a trabajar en ella, me cautivó su música, su argumento dramático y, sobre todo, el personaje principal. Es una obra muy poderosa, llena de drama, misticismo, suspenso, seducción y romanticismo”, expresó Garrido a DIARIO LAS AMÉRICAS.

“Siempre soñé con realizar una versión extendida que presentara el argumento desde una perspectiva flamenca”, agregó sobre el espectáculo que contará con la guitarra flamenca de José Luis de la Paz y el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica del Sur de la Florida, bajo la batuta de Sebrina María Alfonso.

También dijo sentirse ilusionada con la idea de que cuatro bailarinas, formadas en Siudy Flamenco Dance Theater, se incorporarán a la puesta en escena.

Sobre la esencia de la compañía, comentó que está en constante evolución y a la vanguardia, pero de la mano de la tradición.

“Expreso el arte flamenco con otros géneros de la música y la danza, desde una perspectiva teatral que eleve ese arte sin desvirtuarlo, buscando siempre comunicar y tocar los corazones de la audiencia”, manifestó.

“El flamenco es mi modo de expresión, a través del cual me siento verdaderamente plena. Y aunque la música de Manuel de Falla tiene muchos matices aflamencados, no es flamenco puro”, agregó.

Siudy bata de cola AMOR BRUJO.jpg
Siudy Garrido en "Amor Brujo", que presentará el sábado 23 de junio, en el Arsht Center, en Miami.
Siudy Garrido en "Amor Brujo", que presentará el sábado 23 de junio, en el Arsht Center, en Miami.

Además, quiso homenajear al legendario compositor español narrando Amor Brujo través de esta danza andaluza.

“A Falla lo enamoró y cautivó el arte flamenco, por eso que siempre quise contar la historia desde el flamenco”, reveló.

“Y no hubiese sido posible sin la colaboración del compositor y guitarrista español José Luis de La Paz, quien hizo realidad este sueño. Hemos realizado un trabajo en conjunto para añadir nuevos extractos flamencos a la obra”, agregó.

En cuanto a cómo ha influido en su carrera el hecho de ejecutar un baile que no es típico de su país, afirmó que eso, precisamente, es lo que la distingue.

“Creo que me diferencia el no ser una bailaora española y ser honesta con esta realidad, sin imitar lo que es imposible imitar”, expuso.

“Soy una bailaora latinoamericana, que ha dedicado su vida entera al flamenco. Crecí en una familia amante de este arte y fuera de España, en América, con accesos totalmente diferentes, que de alguna manera se reflejan en mi estilo y propuestas teatrales. Aunque admiro a muchos artistas flamencos, nunca he tratado de imitarlos. Siempre he seguido mi propia voz”, explicó sobre su identidad artística.

Y la mejor preparación la tuvo en casa de la mano de una figura principal en su vida, de quien aprendió la dedicación, la honestidad, la constancia, la pasión y el respeto hacia su trabajo.

“Mi madre tiene una escuela desde hace más de 50 años en Caracas, y tuve la suerte de descubrir mi vocación a muy temprana edad. Gracias al apoyo de mis padres pude comenzar mi profesión muy joven y, en cierta forma, abrir un camino para la siguiente generación”, indicó.

Si bien ha aumentado la fascinación por el flamenco en su país natal, la realidad no siempre fue igual.

“Hoy en día, Venezuela ha adoptado el flamenco como un arte propio. Y una gran cantidad de jóvenes se dedica a este arte con muy buen nivel. Pero en la época en que yo decidí hacer esto, no era tan común que las venezolanas bailaran flamenco”, señaló Garrido, quien se inició en esta danza con apenas 15 años.

Y esa tradición flamenca que ha nutrido Venezuela es justamente lo que más falta le hace de su tierra.

“Además de mi casa y mi familia, extraño la gran afición, sentido de pertenencia y respeto que hay allá ante el arte flamenco. Es un país como mucha tradición, en ese sentido. Aunque aquí todavía hay mucho por sembrar, la afición por el flamenco en Miami está creciendo a buen paso”, recalcó la venezolana, que conquistado los escenarios estadounidenses durante una década.

“Llevo 10 años girando en EEUU. Y esta es nuestra decima presentación en el Adrienne Arsht Center, donde me siento como en casa. El público de Miami es maravilloso, efusivo y muy caluroso”, dijo.

Asimismo, destacó que el propósito de su compañía es que su arte llegue a formar parte de la identidad de esta ciudad.

“Siento que, de cierta forma, se ha vendido el flamenco como algo exótico que viene de afuera, que se puede disfrutar desde la distancia. La misión de Siudy Flamenco Dance Theater, como compañía radicada en Miami desde hace tres años, es sembrar el sentido de pertenencia, que sea adoptado como un arte propio, un arte abierto a todo aquel que quiera representarlo”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas