La acusadora del príncipe Andrés, Virginia Giuffre, es una de las víctimas más conocidas de los delitos sexuales perpetrados por el financiero estadounidense Jeffrey Epstein y su nombre ha surgido a menudo en el juicio a su cómplice, la socialite británica Ghislaine Maxwell.

"Víctima perfecta"

Virginia Giuffre conoció a Ghislain Maxwell en el verano de 2000, a los 16 años, cuando trabajaba en la residencia Mar-a-Lago, propiedad de Donald Trump en Palm Beach, Florida.

Te puede interesar

La socialite británica la habría atraído al hablarle de un hombre rico que buscaba una masajista. Pero en cuanto puso el pie en la residencia de Jeffrey Epstein, también en Palm Beach, los masajes tomaron un cariz sexual.

Al igual que otras víctimas, Giuffre cuenta que era demasiado frágil para oponerse, después de haber sido víctima de abusos sexuales, lo que le llevó a escaparse de casa varias veces.

"Me habían maltratado muchas veces antes de que Epstein me hizo lo que me hizo. Me faltaba amor propio (...) Era la víctima propicia para ellos", cuenta, 20 años después, en un documental difundido por Netflix (Jeffrey Epstein, Filthy Rich).

Giuffre no ha respondido a la solicitud de la AFP de hablar con ella.

En 2002 logró huir a Tailandia. Entonces se llamaba Virginia Roberts. Actualmente vive en Australia, donde ha formado una familia. También ha fundado una asociación de apoyo a las víctimas de agresión y tráfico sexual Speak out, Act, Reclaim (Alza la voz, actúa, reclama).

El examen de su denuncia contra el segundo hijo de la reina Isabel II sacó a la luz un acuerdo de 2009, en el que aceptó que no perseguiría en justicia a Epstein ni a otros acusados potenciales a cambio de medio millón de dólares.

Acusaciones contra el príncipe Andrés

Virginia Giuffre salió de la sombra por primera vez en marzo de 2011, cuando contó al diario británico Daily Mail que había sido explotada sexualmente por la pareja Epstein-Maxwell.

En esa ocasión mencionó por primera vez al duque de York, que entonces era representante especial para el comercio internacional de Gran Bretaña, sin acusarle de agresión sexual o de violación.

En 2015, el príncipe y Buckingham Palace tuvieron que desmentir que Andrés hubiera mantenido relaciones sexuales con una mujer que aparecía anónimamente en unas diligencias judiciales. Se trataba de Virginia Giuffre.

En el verano boreal de 2019, un juez estadounidense ordenó la publicación de miles de documentos judiciales en paralelo a una acción por difamación que interpuso Giuffre contra Ghislaine Maxwell.

La estadounidense acusaba a la pareja Epstein-Maxwell de haberla prestado a algunos amigos poderosos para mantener relaciones sexuales. Entre las personas que citó se encontraba el príncipe Andrés, que desmiente de plano las acusaciones.

Tras la publicación de los documentos, Epstein se colgó en la celda de la cárcel federal de Manhattan donde estaba detenido. La investigación oficial concluyó que se trató de un suicidio, pero la concomitancia de los hechos alimentó las teorías de que Epstein habría sido asesinado para hacerle callar.

El pasado verano boreal, Giuffre presentó una denuncia contra el príncipe en un tribunal de Nueva York, en la que reclama reparación. Acusa a Andrés de haberla agredido sexualmente cuando tenía 17 años, en Londres, Nueva York y en la isla privada de Jeffrey Epstein, en las Islas Vírgenes estadounidenses.

príncipe Andrés-Virginia Giuffre-AFP.jpg
Una foto sin fecha tomada en un lugar no revelado y publicada el 9 de agosto de 2021 por el Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York muestra al príncipe Andrés, Virginia Giuffre y Ghislaine Maxwell posando para una foto.

Una foto sin fecha tomada en un lugar no revelado y publicada el 9 de agosto de 2021 por el Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York muestra al príncipe Andrés, Virginia Giuffre y Ghislaine Maxwell posando para una foto.

Ausente en el juicio contra Maxwell

En el juicio a Ghislaine Maxwell en un tribunal federal de Manhattan, en diciembre, la acusación citó a cuatro víctimas. Entre ellas no estaba Giuffre, lo que suscitó interrogantes ya que su nombre surgió en varias ocasiones en el debate.

En los registros del piloto del avión privado de Epstein consta que la joven viajó en 32 ocasiones con Epstein o con Epstein y Maxwell entre fines de los años 90' y principios de los 2000. Entre ellos, en un vuelo Tánger-Luton en marzo de 2001, cuando se habría producido el primer encuentro con el príncipe Andrés.

Una de las víctimas, que testimonió bajo el nombre de "Carolyn", contó que tenía 14 años cuando Virginia Giuffre la llevó por primera vez a la residencia de Epstein en Palm Beach. "Virginia me preguntó si quería sacar dinero", explicó, y dijo que le pegaban 300 dólares por masaje, y que siempre acababan en una relación sexual.

El 7 de enero, "Carolyn" salió del anonimato en el Daily Mail y confesó bajo su verdadero nombre Carolyn Andriano que Virginia Giuffre le había confesado que se había acostado con el príncipe Andrés en 2001.

FUENTE: AFP
 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65442 votos

Las Más Leídas