Cada día que pasa, el entrenador el Inter de Miami, Diego Alonso, siente que están más cerca de volver a jugar el campeonato de la MLS. Faltan, sin embargo, muchos y difíciles escollos por superar.

Desde el día que se suspendieron las actividades en la liga estadounidense de fútbol profesional, hace diez semanas, hubo algunos avances. Por ejemplo, los jugadores han vuelto a la cancha para prácticas individuales y The Washington Post aseguró que el torneo se reanudará el próximo 22 de junio y los 26 clubes jugarán todos sus partidos en Orlando.

Te puede interesar

La liga alemana de fútbol, la Bundesliga, empezó a jugar hace dos semanas y todo se encamina a la "nueva normalidad" con estrictas medidas de precaución para evitar el contagio del coronavirus.

El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Contagiosas, doctor Anthony Fauci, recomendó en una entrevista con The New York Times que el regreso de los deportes profesionales en Estados Unidos debe ser gradual, cuidadoso y con todo bajo control.

Alonso considera que esas condiciones se están cumpliendo en la MLS.

"La liga se encuentra trabajando muy duro para que podamos jugar la mayor cantidad de partidos y, sobre todo, el objetivo es cuidar la integridad de todos", explicó el entrenador. "Los protocolos que se han establecido y que cumplimos son para mantener a todos seguros".

En efecto, la MLS se viene adaptando a las exigencias de una situación tan grave como la que se vive en estos momentos y toma sus decisiones con mucho realismo.

Por lo pronto, hace dos semanas la liga decidió cancelar tres de sus eventos más importantes de la temporada: el Juego de Estrellas, que iba a enfrentar a las selecciones de la MLS y la Liga Mexicana, el 29 de julio en el estadio Banc of California, en Los Ángeles; la Copa de las Ligas, cuya segunda edición se iba a disputar entre los mejores clubes de la MLS y la Liga MX, entre julio y septiembre; y la III Copa de Campeones, que iba a enfrentar a los campeones de Estados Unidos y México, el 12 de agosto en el CenturyLink Field, en Seattle.

Estas drásticas medidas buscan aprovechar la mayor cantidad de fechas disponibles para que el campeonato de la MLS pueda desarrollarse de la manera más completa posible.

Pese a ello, el confinamiento y las rigurosas medidas preventivas adoptadas por las autoridades crean frustración y ansiedad, pues no hay manera de negociar frente a una situación tan incierta como la que presenta el COVID-19.

"En estos momentos, con los entrenamientos individuales, pero sin interacción colectiva, es muy difícil trabajar en el aspecto táctico del equipo", se lamentó el entrenador uruguayo del Inter. "Sin la interacción de los jugadores, sin ser capaces de poder pasar la pelota y sin poder ejecutar una acción que tenga que ver con el comportamiento táctico, estamos limitados al trabajo físico y técnico".

El lado positivo es que los trabajos individuales que realizan sus jugadores en el complejo de entrenamiento del Inter Miami CF en Fort Lauderdale dejan muy optimista al estratega por el entusiasmo que muestran sus pupilos.

"La condición actual de los jugadores es fuerte pese a las ocho semanas que estuvieron sin entrenarse", aseguró Alonso. "En circunstancias normales, el tiempo mínimo para preparar a un equipo y competir es de cuatro a seis semanas, pero entendemos que estos no son tiempos normales, debemos adaptarnos y dejar listo al equipo en dos o tres semanas".

Alonso siente que la mentalidad de sus jugadores es fuerte y que el objetivo es mantenerlos enfocados, en permanente evolución y a punto para la hora de largada.

Luis Robles Inter de Miami
El portero del Inter de Miami de la MLS Luis Robles entrena en solitario en las instalaciones del equipo que abrieron el miércoles 6 de mayo del 2020.

El portero del Inter de Miami de la MLS Luis Robles entrena en solitario en las instalaciones del equipo que abrieron el miércoles 6 de mayo del 2020.

En las dos primera fechas del campeonato, el Inter de Miami impuso un sello de coraje, garra y determinación en su primera temporada en la MLS. Esas mismas características las muestran sus integrantes en su lucha contra el coronavirus.

Al referirse al ansiado momento de volver a la acción, el doctor Fauci puso énfasis en la distancia social, el uso de mascarillas y además en una logística creativa y rigurosa que incluya hacerles tests a los jugadores y asegurarse que los resultados sean negativos, mantenerlos en lugares donde no estén en contacto con nadie, tener en consideración cada deporte en especial y el área donde se va a jugar, sobre todo en aquellas ciudades donde el número de contagiados es alto.

No será fácil, porque hay muchos detalles que cuidar en los deportes colectivos, desafíos mucho más complejos que los de las artes marciales mixtas de la UFC y las carreras de autos de NASCAR, que dieron ya el primer paso.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas