LA CORUÑA.- La eficacia y contundencia del Real Madrid se impusieron a la agresividad del Deportivo La Coruña para derrotarlo por 3-0 en el estadio de Riazor y convertirse en el primer líder provisional la Liga española de fútbol.

Gareth Bale, Casemiro y Toni Kroos marcaron los goles del campeón, que antes de la media hora ya ganaba 2-0.

Un duro Deportivo corto el circuito de la salida de balón del Real Madrid durante los primeros compases del encuentro. La hiperactividad de Florin Andone, el fornido delantero rumano del conjunto gallego, puso en graves problemas a la zaga blanca.

Tras deshacerse de Dani Carvajal en el lateral primero y tras porfiar con Sergio Ramos por un balón dividido después, Andone vio como las dos manos salvadoras del arquero costarricense del Real Madrid, Keylor Navas, evitaron que los locales se adelantaran por sorpresa en el marcador.

Fue un espejismo. A los 20 minutos, en la primera aproximación peligrosa de los blancos, un mal despeje de Rubén, el portero del Deportivo, terminó en el primer gol.

Luka Modric remató desde el borde del área y el rebote del portero fue aprovechado por Karim Benzema, que con un tiro defectuoso le sirvió el tanto en bandeja a Gareth Bale.

Tan solo siete minutos después, un segundo tanto de los madridistas pareció liquidar el encuentro. El Real Madrid movió con paciencia el balón en las inmediaciones del área hasta que apareció Casemiro desde la segunda línea para empujar al gol un centro bajo desde la izquierda de Marcelo. El campeón de Liga dio 44 pases antes de marcar.

Los goles anestesiaron al Deportivo, y el Real Madrid impuso un ritmo pausado al encuentro. Solo, Andone, batallador pero muy solo ante los defensas blancos, se empeñaba sin éxito en volver a situar a su equipo con posibilidades de puntuar ante el campeón de Liga.

El Real Madrd mantuvo el mando del partido durante el segundo tiempo ante un Deportivo entregado a la pelea de Andone. Una actitud combativa de la que se contagió el central suizo Fabián Schar en un encontronazo con Sergio Ramos que pudo costarle la tarjeta roja al capitán blanco.

Ramos le puso la mano en la cara después de que el Real Madrid quisiera continuar una jugada mientras el jugador deportivista Zakaria Bakkali yacía tendido en el suelo por una aparente lesión, y los futbolistas de ambos equipos se enzarzaran en una discusión en el centro del campo.

La discusión le dio coraje a los locales, que estuvieron a punto de recortar distancias en un cabezazo de Andone a la salida de un córner que sacó el propio Ramos bajo los palos con Keylor Navas batido. No obstante, el equipo de Zidane acabó con las esperanzas del Deportivo con un nuevo gol.

A los 61 minutos, Toni Kroos aprovechó una fulgurante penetración de Bale en el área, que dejó atrás a su defensor y vio su llegada desde atrás. El mediocampista alemán sentenció el partido con un preciso derechazo al fondo de la red.

El conjunto gallego buscó con ahínco el gol del honor e incluso dispuso de un penal a falta de dos minutos para la conclusión por falta de Carvajal. Navas, de nuevo, evitó el gol de Andone desviando su lanzamiento desde los once metros al córner. Fue la última ocasión de un partido que vio en el último instante la expulsión de Ramos por doble tarjeta amarilla en un choque aéreo con Borja Valle.

Con este resultado, el Real Madrid es el líder provisional de la Liga a falta de que el lunes se cierre la primera jornada del campeonato.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario