ROMA.- La selección de fútbol de Italia intentará evitar este lunes la catástrofe de quedarse fuera del Mundial de Rusia 2018 en un partido ante Suecia al que llega con un nivel de presión desconocido para muchos de sus jugadores.

Los "azzurri", cuatro veces campeones del mundo, sólo se han perdido dos ediciones de la Copa del mundo, ambas por motivos políticos y la última de ellas en Suecia 1958, hace seis décadas. Este lunes podría consumarse el fracaso si no remontan en San Siro ante Suecia, después de perder el viernes 1-0 en Estocolmo en la ida de la repesca europea.

A Italia le queda una bala, le quedan 90 minutos. "Necesitamos un milagro en Milán", señaló este domingo el diario La Repubblica. "Es el partido de nuestras vidas", indicó por su parte el defensa Leonardo Bonucci, consciente de la delicada situación de su equipo.

La derrota del viernes hizo que se dispararan las alarmas en Italia. "Una Italia fea", "A medio camino del apocalipsis", "El abismo" o "Vergüenza azul" fueron algunos de los titulares con los que los medios italianos condenaron la actuación del conjunto conducido por Gian Paolo Ventura.

El seleccionador sabe que ahora es todo o nada. El billete a Rusia o el adiós. "Sólo nos vale ganar, tenemos que darle la vuelta al partido", dijo el viernes en Estocolmo.

"Tenemos que remontar", insistió este domingo Gianluigi Buffon, portero, capitán y símbolo de Italia. "Es un partido muy importante para nosotros, pero también para toda la historia de la selección nacional".

Italia ya sabe que le espera un auténtico dolor de muelas si quiere remontar. Pese a que compartió grupo con Francia y Holanda, Suecia recibió sólo nueve goles en los diez partidos que disputó y además fue la selección más goleadora (26 tantos) de su zona.

Pero además, la selección escandinava es un equipo rudo. "El lunes va a ser una maldita guerra", avanzó el delantero sueco Marcus Berg. El partido de ida ya dejó algunos "heridos". Bonucci, por ejemplo, jugará mañana con una máscara en la cara después del duro golpe que se llevó en la nariz de Ola Toivonen.

Italia está desesperada para traducir en goles su dominio de balón. En los tres últimos partidos apenas anotó tres tantos, mientras que en el duelo de ida ante Suecia apenas disparó dos veces a portería.

"El resultado fue malo, pero Italia fue peor", analizó el escritor Maurizio Crosetti en La Repubblica. Una encuesta en La Gazzetta dello Sport arrojó que un 75 por ciento de los lectores del diario no creen en la remontada.

"Necesitamos ser inteligentes y astutos e incluso tal vez necesitemos también un poco de suerte", señaló Buffon, a las puertas de su sexto Mundial. "Yo creo en nosotros".

"Una Copa del mundo sin Italia no es posible", dijo el delantero del Napoli Lorenzo Insigne. "Tenemos que luchar con uñas y dientes, dar el 200 por ciento. Espero que además nos ayude el hecho de jugar en San Siro".

Para el partido, Ventura no podrá contar con el centrocampista Marco Verrati y todo apunta a que apostará por jugadores rápidos como el propio Insigne o Alessandro Florenzi.

Italia disputó 18 Mundiales y ganó cuatro de ellos, el último en 2006. Ahora está al borde de la eliminación de Rusia 2018 tras quedar segunda de su grupo por detrás de España y quedar abocada a la repesca.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario