ABU DABI.- El Real Madrid se confiará este sábado a la famosa BBC que encabeza el portugués Cristiano Ronaldo para intentar conquistar su tercer Mundial de Clubes frente al brasileño Gremio en el Estadio Jeque Zayed de Abu Dabi.

Tras sufrir más de la cuenta para superar al Al-Jazira en las semifinales por un ajustadísimo 2-1, los blancos buscarán su segundo Mundial de Clubes consecutivo y el tercero de su historia para añadir a una vitrina de trofeos que cuenta con otras tres Copas Intercontinentales, el torneo que precedió al "Mundialito".

El Gremio, por su parte, intentará romper los pronósticos que señalan a los dirigidos por Zinedine Zidane como claros favoritos para lograr su primer campeonato mundial y unirse así al grupo de equipos brasileños que ya luce en el palmarés del torneo.

El Corinthians, con dos títulos, el Internacional y el Sao Paulo son los únicos equipos que lograron cuestionar el claro dominio que los conjuntos europeos ejercieron hasta ahora en el Mundial de Clubes.

España, con cinco, es el país que más trofeos conquistó en las 12 ediciones celebradas desde que el torneo cambió de nombre y formato.

El Real Madrid pretende ahora aumentar esa ventaja española e igualar los tres títulos de su archirrival Barcelona, ganador en 2009, 2011 y 2015.

Para ello, necesitará más suerte y puntería que las que tuvo el miércoles ante el Al-Jazira, que se adelantó en el marcador antes de ver cómo el controvertido VAR le anulaba otro tanto.

El equipo árabe no fue el único en sufrir los rigores del sistema de videoarbitraje, que también sirvió para invalidar otro gol al Real Madrid.

Los de Zidane, no obstante, contaron con infinidad de ocasiones para protagonizar una goleada y alejar la sombra de duda que se ciñe sobre su juego y su eficacia.

Los cinco goles al Sevilla en la última fecha de la Liga española parecían haber puesto fin a su evidente falta de puntería. Pero el choque de semifinales frente a los árabes reabrió la cuestión.

Cristiano Ronaldo, en cualquier caso, sació su sed anotadora al firmar el primer tanto del Real Madrid y afianzarse así como el máximo goleador del torneo.

Tras recibir su quinto Balón de Oro la semana pasada, el astro portugués se ha propuesto conquistar también el Balón de Oro que el Mundialito otorga al mejor jugador de la final.

Por él competirá también el galés Gareth Bale que, tras meses de lesiones continuas y de recaídas, reapareció en las semifinales del miércoles anotando el gol de la victoria blanca.

Con sus ocho tantos en total, la afamada BBC que ambos futbolistas componen junto al francés Karim Benzema fue hasta ahora toda una garantía de éxito para los blancos en el Mundial del Clubes.

El Gremio, que sufrió para superar al Pachuca mexicano gracias a un gol de Everton Soares a cinco minutos para la conclusión de su semifinal, confía en aprovechar las falencias del Real Madrid para dar la campanada y hacerse con un título soñado.

"Nuestras condiciones son favorables para sorprender al Madrid, no debemos cambiar mucho nuestro estilo", aseguró Alexandre Mendes, segundo entrenador del Gremio, al portal brasileño Globoesporte.

"Con una presión alta y aprovechando nuestra velocidad en las contras, creo que podemos hacerles daño", añadió tras presenciar en directo la semifinal del Real Madrid.

"Aunque por un momento nos vimos jugando ante el Al Jazira, mereció pasar el Madrid y es mejor así. Será difícil, pero no es imposible", agregó el arquero Marcelo Grohe.

Su tocayo en el Real Madrid ya había advertido antes de viajar a Abu Dabi de que el Gremio es "un grandísimo equipo", que puede complicar la vida a los blancos.

El sábado, en el Jeque Zayed de Abu Dabi, y tras contar con un día más de descanso que los de Zidane, los campeones de la Copa Libertadores lo quieren demostrar.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas