WASHINGTON- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el jueves el nuevo monto de su proyecto de enorme gasto social y ambiental, recortado a 1,75 billones de dólares, y dijo "confiar" en que los demócratas le apoyarán sin referirse en ningún momento a los republicanos.

Te puede interesar

Las promesas de unidad y el bipartidismo en EEUU anunciado por la actual administración se quedaron en promesas electorales. Ambos vocablos se esfumaron del léxico político demócrata.

Biden y la extrema izquierda, liderada por el socialista Bernie Sanders, están decididos a seguir gobernando el país de manera unilateral, sin referirse siquiera al apoyo republicano.

El jefe de la Casa Blanca fracasó en su objetivo original de conseguir una votación favorable en el Congreso a un plan de 3,5 billones de dólares, a pesar de que su partido tiene una escasa mayoría.

Ante este panorama, Biden se vió obligado a reducir drásticamente su propuesta a ver si logra la aprobación de los demócratas, a espaldas completamente del Partido Republicano.

Ante nueve meses de desaciertos, impopularidad y críticas a su gestión, Biden fue al Capitolio este jueves para presentar el acuerdo marco a los líderes demócratas.

La Casa Blanca señaló que Biden presentará un proyecto de ley para destinar 1,75 billones de dólares a educación, cuidado de niños, energía limpia y servicios sociales.

Es una cifra mucho menor que el monto original de 3,5 billones de dólares que buscaba Biden y los demócratas del ala radical de izquiera, que ha fomentada más divisiones partidistas en EEUU y hasta dentro de su propio partido.

Los republicanos, marginados por los demócratas, se encuentran ahora a la defensiva pero con grandes esperanzas de asumir el control nuevamente en ambas Cámaras en el 2022.

Las encuestas muestran una aceptación a la gestión de Biden por debajo del 35%, la más baja para un presidente en la historia de EEUU.

Los demócratas se disputaron durante semanas por los detalles y costos del plan, amenazando con hundir el proyecto de ley junto con otra iniciativa destinada a invertir 1,2 billones de dólares adicionales para supuesta infraestructura en EEUU.

Biden confía en que los demócratas en el Congreso aceptarán su acuerdo, aunque el momento de la votación depende de la presidenta demócrata, Nancy Pelosi.

"Todo el mundo está a bordo", dijo a periodistas a su llegada al Capitolio para reunirse con los líderes del partido. "Es un buen día".

Un alto funcionario de la Casa Blanca, que habló bajo anonimato, afirmó: "El presidente cree que este marco se ganará el apoyo de los 50 senadores demócratas y se aprobará en la Cámara de Representantes". Por ninguna parte, el Presidente ni los líderes demócratas se refiere a los republicanos.

Los demócratas disfrutan de un raro periodo de control de ambas Cámaras del Congreso y de la Presidencia. Sin embargo, los márgenes son tan estrechos -con sólo un voto de ventaja en el Senado y tres en la Cámara de Representantes- que la promulgación de leyes importantes ha resultado tortuosa por la oposición también de demócratas moderados.

Biden se ha visto frustrado en repetidas ocasiones, ya que sólo dos demócratas moderados en el Senado frenaron sus ambiciones de gasto social, mientras que los demócratas de la extrema izquierda en la Cámara de Representantes bloquearon el proyecto de ley de infraestructuras.

En respuesta a las críticas sobre la dilución del acuerdo original, un funcionario de la Casa Blanca señaló que incluso con 1,75 billones de dólares, el plan de Biden sigue representando "inversiones históricas en Estados Unidos".

La preocupación mayor es de los economistas y expertos que vaticinan nefastas consecuencias para el destino inmediato y cercano de EEUU. Biden no solo es el más impopular, sino el que más ha gastado en apenas nueves meses de mandato, en medio de la peor recesión económica causada por la pandemia, alta inflación de 5,4% y desaceleración de la primera economía en el mundo.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.02%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.33%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
59724 votos

Las Más Leídas