miércoles 10  de  julio 2024
DENUNCIAS

EEUU prevé reforzar controles sobre compra de propiedades cerca de instalaciones militares

Las supuestas nuevas normas añaden alrededor de medio centenar de sitios a la lista de aquellos cerca de los cuales las transacciones inmobiliarias deben estar sujetas al control del Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS).

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

WASHINGTON- Tras críticas y alertas de senadores y representantes republicanos, el gobierno de Estados Unidos prevé reforzar ahora el control sobre las compraventas inmobiliarias o de terrenos cerca de instalaciones militares, intensificando la supervisión sobre aquellas que involucren a extranjeros, anunció el lunes el Departamento del Tesoro.

Las supuestas nuevas normas añaden alrededor de medio centenar de sitios a la lista de aquellos cerca de los cuales las transacciones inmobiliarias deben estar sujetas al control del Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS). El total se eleva a 227.

"El presidente (Joe) Biden y yo seguimos comprometidos a utilizar nuestras herramientas de control para defender la seguridad nacional de Estados Unidos, en particular tomando medidas para proteger las instalaciones militares frente a amenazas externas", aseguró la secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

Sin embargo, la reacción ocurre tras múltiples denuncias de los republicanos de la compra masiva de terrenos y propiedades cerca de las bases militares y fábricas del ejército. Este problema aumentó en la época de Barack Obama y se ha extendido de manera vertiginosa durante la administración Biden, cuyo gabinete es casi el mismo que cuando Obama.

Grupo chino compró terreno cerca de base militar

Las competencias del CFIUS abarcan tanto a las propiedades edificadas como la compraventa de terrenos baldíos.

Entre quienes han comprado mayor cantidad de terrenos se encuentran inversionistas chinos, indios, árabes, rusos o de antiguas repúblicas exsoviéticas.

Las preocupaciones se elevaron luego de denuncias de posible espionaje de inversores extranjeros que han comprado o arrendado determinadas propiedades que les permiten recopilar información de inteligencia o "hacer visibles las actividades de seguridad nacional" de estas instalaciones militares.

En mayo pasado, las autoridades estadounidenses anunciaron que prohibían la venta de un terreno a un grupo chino especializado en criptomonedas, debido a su proximidad a una base nuclear estadounidense.

La Casa Blanca explicó entonces que la empresa, MineOne Partners, fue obligada a volver a vender la parcela que había comprado en 2022. La base aérea Francis E. Warren, situada en Wyoming (noroeste) a menos de 1,5 km del terreno adquirido, se utiliza como depósito de misiles balísticos intercontinentales Minuteman III.

El CFIUS también estaba preocupado por la instalación de equipos necesarios para la extracción de criptomonedas en una parcela "que potencialmente permitiría actividades de vigilancia y espionaje".

Un funcionario del Tesoro aclaró que la supervisión del CFIUS no está dirigida a países específicos, como China o Rusia, sino que puede aplicarse a todos.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar