WASHINGTON — Después de una crisis de los precios del combustible creada por la suma de varios factores, incluyendo la reversión de medidas de la administración Trump, la Casa Blanca acaba de ordenar la liberación de 50 millones de barriles de petróleo de la reserva estratégica de la nación, para intentar reducir los costos energéticos.

Te puede interesar

La prioridad de la Casa Blanca desde el primer día del gobierno de Joe Biden ha sido buscar fondos para diez años de gastos en energías limpias y para programas sociales, asuntos que no coinciden con las necesidades inmediatas de los estadounidenses, inmersos en una recesión ocasionada por los efectos de la pandemia del coronavirus, pero agudizada por la política económica de la actual administración.

Biden cerró oleoductos de petróleo como el Enbridge y Keystone XL e impuso restricciones en zonas de extracción y producción de crudo nacional para poner en crisis la industria petrolera estadounidense, a la que desde su campaña electoral ha acusado de destruir y contaminar el planeta.

Todas esas acciones elevaron el precio del crudo estadounidense y por ende comenzó la escalada de precios del transporte y sucesivamente en casi todos los sectores de la economía.

Proridades de Biden por un lado y la realidad por otro

Desde febrero, el Presidente dijo que los argumentos de una inflación alarmante eran "irresponsables y falsos" y que los precios bajarían a medida de que aumentara el consumo y la recuperación económica. Pero ninguno de los pronósticos se ha cumplido. En estos momentos la economía se encuentra en desaceleración y los precios por las nubes de casi todos los productos y bienes duraderos. La inflación se encuentra en 6,2%, cuando se había previsto un 2,5%.

Luego del aumento en el consumo de los combustibles a nivel mundial en medio de la reapertura económica, la OPEP aprovechó la situación para incrementar los precios y recuperar un año y medio de descenso debido a los encierros y las medidas restrictivas por la pandemia de COVID-19.

Los estadounidenses, que padecen el aumento de la inflación de más del 6% por el impacto de medidas firmadas por el presidente Biden contra la industria del petróleo, sufren desde hace varios meses los altos precios de la gasolina y el crudo refinado cuando se acercan la festividad de Acción de Gracias y los viajes de las vacaciones de invierno.

Los precios de la gasolina -como promedio- son de alrededor de 3,40 dólares el galón (3,8 litros), más del doble del precio de hace un año, según la American Automobile Association.

En algunos estados el precio de la gasolina se acerca a los 5 dólares el galón y el petróleo se encamina hacia los 6 dólares.

Tras 10 meses, Biden intenta salir de una crisis creada por su gestión

Biden se ha apresurado a reformar buena parte de su agenda económica en torno a la inflación, después de 10 meses de ignorarla y centrarse en el cambio climático y asuntos internacionales. Afirma que el paquete de 1,2 billones de dólares para infraestructura reducirá la presión de los precios al facilitar y abaratar el transporte de bienes, sin embargo, según analistas, eso constituye una utopía. Ningún cambio de infraestructura ocurre en meses, sino en varios años.

Los legisladores republicanos han criticado muy fuerte al gobierno porque la inflación alcanzó su nivel más alto en 31 años en octubre, además del enorme gasto en los planes de la Casa Blanca, el desabastecimiento, la crisis en la frontera, la caótica salida de Afganistán, el desacuerdo con Francia, China y las constantes amenazas nucleares de Irán aún sin un acuerdo con Washington; las decenas de miles de despidos y renuncias por mandatos obligatorios de la vacuna anticovid y, en consecuencia, el peor respaldo popular a la gestión de un presidente en su primer año.

La Reserva Estratégica de Petróleo es una reserva de emergencia para contar con petróleo en caso de desastres naturales, problemas de seguridad nacional y otros eventos.

La mantiene el Departamento de Energía y se encuentra en cavernas creadas en domos de sal en la costa del Golfo de México en Texas y Louisiana. Hay unos 605 millones de barriles en la reserva.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
59882 votos

Las Más Leídas