WASHINGTON — La inflación va al alza, los negocios tienen problemas para contratar trabajadores y la popularidad del presidente estadounidense Joe Biden baja, mientras la Casa Blanca ve al COVID-19 como el causante de la situación.

De hecho Estados Unidos no es el único paíss que sufre inflación. En Europa y otros países el aumento de precios, desde la gasolina hasta productos básicos perciben aumentos, tras el cierre de la economñia que experimentó buena parte del planeta.

Te puede interesar

El equipo de Biden considera que la pandemia es la causa principal tanto del malestar de la nación de sus propios problemas políticos. La Casa Blanca cree que controlar finalmente la COVID-19 es la clave para rejuvenecer el país y revitalizar el prestigio de Biden.

Pero el desafío que ha presentado el coronavirus ha demostrado ser uno engorroso para la Casa Blanca, luego de que las declaraciones prematuras de victoria del verano pasado fueron anuladas por la variante delta, de mayor propagación, por los millones de estadounidenses que no se han vacunado y por los efectos económicos persistentes de los días más duros de la pandemia.

Todo eso cuando otra variante del virus, la ómicron, emergió en el extranjero. Está inquietando a los funcionarios de salud pública, provocando nuevas prohibiciones de viaje y pánico en los mercados mientras que los científicos se apresuran para entender qué tan peligrosa podría ser.

Aunque la economía ha estado mejorando, hay varios indicios de que el COVID-19 dejará cicatrices incluso cuando la pandemia se disipe.

Por ahora, en opinión del gobierno del demócrata en la Casa Blanca, una minoría "intransigente" que se está resistiendo a la vacuna está "arruinando" la recuperación del resto del país, obligando a los vacunados a ponerse mascarillas y contribuyendo a la ansiedad persistente en todas partes.

Cuando le preguntaron sobre la razón por la que los estadounidenses no están recibiendo el mensaje de que la economía está mejorando, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, comentó: “Seguimos en medio de la lucha contra una pandemia y la gente que está harta y cansada de eso. Nosotros también lo estamos”.

El gobierno considera que los mandatos de vacunación son fundamentales, no sólo para prevenir enfermedades y muertes evitables, sino también para salvaguardar la recuperación económica, y salvar la posición política de Biden.

Pero el viernes, el descubrimiento de una nueva variante en el sur de África envió a gran parte del mundo a suspender los viajes desde la región y a contener una amenaza que la Organización Mundial de la Salud señaló que podría ser peor que las oleadas devastadoras de la variante delta.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.89%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.82%
66259 votos

Las Más Leídas