SAN JUAN.- Marcia Vázquez Rijos, hermana de la "viuda negra" de Puerto Rico, y su exmarido, José Ferrer Sosa, fueron condenados este viernes a cadena perpetua al igual que la principal acusada por el asesinato en 2005 del empresario canadiense Adam Anhang con el objetivo de hacerse con su millonario patrimonio.

Daniel Domínguez, juez del Tribunal federal en San Juan, anunció que los dos acusados fueron condenados como Áurea Vázquez Rijos, lo que fue anunciado horas antes, a permanecer de por vida en la cárcel por la muerte del empresario, según informó en un comunicado la fiscal para el distrito de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez.

Te puede interesar

Los tres, según fue determinado en el juicio, contrataron los servicios de un delincuente, Alex Pabón, para matar a Anhang, a quien acuchilló mortalmente en una calle del Viejo San Juan de la capital puertorriqueña un 22 de septiembre de 2005.

Áurea había firmado un acuerdo matrimonial con Anhang que establecía que en el caso de morir uno de los cónyugues al superviviente le correspondería una tercera parte de los bienes del fallecido.

El empresario canadiense tenía una empresa inmobiliaria en la que controlaba un patrimonio estimado en 24 millones de dólares, por lo que si Anhang moría a Áurea le corresponderían 8 millones.

Los tres acusados fueron declarados culpables por un jurado el 3 de octubre de 2018 durante un mediático juicio celebrado en la capital puertorriqueña.

La Fiscalía federal imputó a los tres sentenciados la contratación de Alex Pabón, un individuo de los bajos fondos de la capital puertorriqueña, para asesinar al empresario canadiense.

Pabón fue arrestado por la Oficina Federal de Investigación (FBI, en inglés) en abril de 2008 y confesó haber asesinado al empresario a cambio de 3 millones de dólares que le ofreció la "viuda negra".

El caso fue acogido inicialmente por la Justicia puertorriqueña, que condenó por el asesinato a Jonathan Román, sentenciado a cadena perpetua.

Román sería liberado posteriormente una vez que el FBI se hiciera con el caso, lo que provocó el arresto de Pabón, quien se confesó culpable del asesinato del empresario por encargo de los tres acusados.

La "viuda negra" huyó a Italia antes de ser acusada por un jurado federal el 4 de junio de 2008.

Tras ser atraída a Madrid en una operación organizada por el FBI, donde creía que iba a trabajar como guía turístico, fue detenida el 30 de junio de 2013 en el aeropuerto de la capital de España, donde el proceso de extradición a EEUU es mucho más sencillo que en Italia.

El comunicado indica que durante el juicio quedó probado que los tres condenados se reunieron con Pabón el 21 de septiembre de 2005 para proponerle que asesinara a Anhang a cambio de tres millones de dólares.

Áurea hizo aproximadamente diez llamadas telefónicas a Anhang para inducirlo a cenar con ella el día 22 en un restaurante del Viejo San Juan para facilitar su asesinato.

Después de la cena, Pabón asesinó a Anhang en la esquina de las calles San Justo y Luna en el Viejo San Juan cuando Anhang y la acusada regresaban al estacionamiento para recoger el automóvil del fallecido.

El juez federal denegó el miércoles las peticiones de un nuevo juicio o la absolución para los tres condenados tal y como habían solicitado los abogados de estos el pasado mes de noviembre.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas