AUSTIN, Texas— Algunas clínicas de Texas reanudaron la práctica de abortos el jueves, después que un juez federal ordenó que se suspendiera la ley más restrictiva contra la interrupción del embarazo en Estados Unidos, pero los médicos del estado no se apresuraron a retomar sus operaciones normales debido a que la batalla judicial está lejos de terminar.

Te puede interesar

https://twitter.com/ACLU/status/1445919456866316290

La orden que el juez de distrito Robert Pitman emitió la noche del miércoles pretendía darles a las clínicas de Texas una cobertura para volver a atender a la mayoría de las pacientes por primera vez desde principios de septiembre, cuando la ley conocida como SB8 entró en vigor, prohibiendo la práctica de abortos una vez que se detecte actividad cardíaca en el feto, lo cual sucede por lo general a las seis semanas de gestación, antes de que algunas mujeres se hayan enterado siquiera que están embarazadas.

Amy Hagstrom Miller, presidenta de Whole Woman's Health, dijo que sus cuatro clínicas en el estado llamaron la mañana del jueves a algunas pacientes que estaban inscritas en una lista en caso de que la ley fuera bloqueada en algún momento. También se programaban algunas citas para los próximos días y las líneas telefónicas nuevamente estaban ocupadas, comentó.

Pero el alivio que los proveedores de abortos de Texas sintieron se vio atenuado ante la posibilidad de que un tribunal de apelaciones restablezca la ley en los próximos días. En tanto, algunos médicos del estado se seguían negando a practicar abortos por miedo a que pudieran ser considerados responsables a pesar de la orden del juez.

“Hay una esperanza para pacientes y el personal, y creo que hay algo de desesperación en esa esperanza”, comentó Hagstrom Miller. “La gente sabe que esa oportunidad podría ser efímera".

La ley deja su aplicación en manos de los ciudadanos, quienes pueden reclamar 10.000 dólares en daños y perjuicios si su demanda contra los proveedores de abortos que violen las restricciones resulta exitosa. Planned Parenthood, que había dicho que esperaba que la orden permitiera a las clínicas reanudar los servicios de aborto lo antes posible, no ofreció el jueves una actualización de sus planes.

La oficina del secretario de Justicia de Texas, Ken Paxton, no tardó en dar a conocer la intención del estado de presentar una apelación, lo que aún no había hecho la tarde del jueves.

https://twitter.com/TXAG/status/1446098363498311685

“La santidad de la vida humana es, y siempre será, mi máxima prioridad”, tuiteó Paxton.

La orden de Pitman es el primer revés jurídico a la ley de Texas, que había resistido una oleada de impugnaciones. En las semanas posteriores a la implementación de las restricciones, los proveedores de aborto de Texas dijeron que el impacto había sido “exactamente lo que temíamos”.

En una opinión de 113 páginas, Pitman increpó a Texas por la ley, diciendo que los legisladores republicanos habían “ideado un ardid estatutario sin precedentes y transparente”, dejando su aplicación únicamente en manos de los ciudadanos privados, quienes pueden obtener compensaciones si sus casos resultan exitosos.

https://twitter.com/tribelaw/status/1445923945329446919

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.33%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.66%
60830 votos

Las Más Leídas