TUCSON.- El primer juicio contra un profesor de la Universidad del Estado de Arizona que enfrenta cargos menores por llevar agua en 2017 a inmigrantes en la frontera de ese estado, comenzó este lunes en la Corte Federal de Tucson, Arizona.

Scott Warren enfrenta dos cargos por conducir un automóvil dentro del Refugio Nacional de Vida Salvaje de Cabeza Prieta y por "abandono de propiedad", en este caso galones de agua que tenían el propósito de salvar las vidas de inmigrantes indocumentados que cruzan por esta zona desértica.

Te puede interesar

Durante sus argumentos iniciales, la fiscalía indicó que Warren quebrantó las regulaciones establecidas por el Refugio Nacional, las cuales prohíben el uso de automóviles en ciertas regiones para proteger la integridad del lugar.

También argumentan que no se puede dejar basura y otros objetos en el lugar, incluyendo galones con agua.

Alexandra Hernández, coordinadora de No Más Muertes, dijo que el 50% de las llamadas que recibe esta organización ocupada de personas desaparecidas en el desierto provienen de la misma región donde Warren brindó ayuda humanitaria.

"Esta región dentro del corredor de Ajo es una zona peligrosa debido a su geografía", dijo Hernández a Efe al término de una conferencia de prensa en las afueras de la Corte Federal en Tucson.

"Las personas no pueden cargar suficiente agua y comida para soportar la caminata por el desierto, que puede durar varios días o semanas", agregó la activista.

De acuerdo con No Más Muertes, 115 migrantes han fallecido dentro del refugio de Cabeza Prieta desde el 2001, mientras que muchos más han sido reportados como desaparecidos.

El verano de 2017 fue uno de los más mortales en la frontera de Arizona con la muerte de 32 inmigrantes dentro del refugio de Cabeza Prieta.

Durante este periodo, los voluntarios de No Más Muertes mantuvieron una constante presencia en la zona y colocaron agua y respondieron a llamadas de inmigrantes extraviados en la zona.

Fue en el invierno del 2017 que los voluntarios provenientes de lugares como Nueva Orleans, Minneapolis y Seattle comenzaron recibir notificaciones de los cargos en su contra por parte del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS).

Ese año, el Gobierno federal presentó cargos contra nueve voluntarios de No Más Muertes, incluyendo a Warren, por su trabajo humanitario.

Cuatro de ellos fueron declarados culpables durante un juicio el pasado mes de enero y sentenciados a pagar una multa de 250 dólares cada uno, además de cumplir 18 meses de libertad supervisada.

Los cargos contra el resto de voluntarios, con excepción de Warren, fueron retirados en febrero del 2019, después de aceptar su responsabilidad cívica y pagar una multa de 250 dólares.

Warren enfrenta un segundo juicio programado para el 29 de mayo donde enfrentará cargos por albergar migrantes indocumentados dentro de un campamento de No Más muertes, cerca de la frontera con México.

El arresto de Warren se llevó a cabo durante un operativo de la Patrulla Fronteriza, horas después de que No Más Muertes diera a conocer un video donde aparecen agentes rompiendo los contenedores de agua que activistas dejan en el desierto para salvar vidas.

En caso de ser hallado culpable en ambos casos, el docente podría enfrentar una sentencia de hasta 20 años de prisión.

Se espera que el juicio termine el próximo miércoles.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario