Yoandy Pérez Llanes, de 34 años, quien se declaró culpable de conspiración, de lavado de dinero y cargos de robo de identidad agravados en abril pasado, ahora enfrenta a la deportación cuando termine de cumplir tres años de prisión en EEUU, según publica Diario de Cuba.

La nota, que cita a la agencia AP, refiere que la Justicia de EEUU condenó al cubano por su papel en una conspiración internacional que presentó más de 900 declaraciones falsas de impuestos federales usando información robada de empleados del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh en busca de la retribución de 2,2 millones de dólares.

Pérez Llanes ha estado bajo custodia desde su arresto en Venezuela en mayo de 2015. Fue sentenciado este jueves por un juez federal en Pittsburgh que lo sancionó con 30 meses bajo custodia y otros seis meses más en prisión antes de la deportación.

A Llanes también se le ordenó pagar 696.000 dólares en créditos no reembolsados de Amazon como parte de su condena.

El abogado Gregory Melucci explicó que el papel de Llanes era rastrear falsos reembolsos de impuestos que debían pagarse como créditos de Amazon.com y recibir teléfonos celulares, computadoras y otros productos electrónicos comprados con los créditos que le fueron enviados a Venezuela.

El servicio que convierte los reembolsos de impuestos a los créditos de Amazon se ofrece mediante el servicio de archivos en línea Turbo Tax y se conoce como monetización.

La investigación sobre quién realmente hackeó las computadoras del Centro Médico y presumiblemente vendió esa información en sitios encriptados conocidos como Dark Web continúa, dijo Melucci.

De acuerdo con la acusación formal, Llanes y al menos otros tres que no han sido identificados públicamente se encontraban entre los que utilizaban las identidades de los empleados del hospital para recolectar reembolsos de impuestos falsos.

Las computadoras de UPMC fueron pirateadas en enero de 2014 y se presentaron al menos 939 declaraciones falsas en los meses siguientes. El fraude se detuvo después de que casi 1,5 millones de dólares de los 2,2 millones reembolsados fueron pagados.

Aunque la Justicia ha decidido deportar a Llanes "no está claro si será a Venezuela o su Cuba natal", de acuerdo con un intercambio entre Melucci y el juez de distrito estadounidense Mark Hornak.

Según el expediente, Llanes y por lo menos tres personas más integraban el grupo que urdió este fraude.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario