AUSTIN.- El congresista republicano Blake Farenthold dimitió hoy de su cargo en el Congreso de Washington tras ser acusado de mantener un comportamiento grosero y verbalmente ofensivo con su equipo de trabajo.

Farenthold, representante por Texas, ya estaba presionado por el uso de 84.000 dólares de los fondos de los contribuyentes para resolver una demanda personal por acoso sexual.

En su mensaje de despedida, el representante conservador no mencionó ni la presunta actitud abusiva ni la cuestión de la acusación sexual.

"Desde que me eligieron para el Congreso en 2010, he trabajado para hacer que el Gobierno sea más eficiente y receptivo, recortar el gasto público, derogar el programa Obamacare, proteger la vida de nuestra comunidad y reducir la deuda", dijo Farenthold.

El pasado 14 de diciembre, el republicano anunció en un video su intención de presentarse a la reelección en los comicios legislativos de noviembre y se disculpó por sus propios ataques de ira con los asesores.

El antiguo presentador de radio argumentó que "no tenía idea de cómo dirigir una oficina del Congreso" cuando fue elegido para el cargo, por lo que consintió que "echara raíces en la oficina una cultura de trabajo demasiado permisiva".

"Me adaptaba a los chismes destructivos, los comentarios improvisados, las bromas sin color y el comportamiento que, en general, era menos que profesional", dijo en el video.

Pese a sus intenciones de optar a la reelección, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, le habría instado a renunciar a ello, , según un informe citado por el periódico The Dallas Morning News.

Para cubrir su vacante hasta final de año, cuando se renueva toda la cámara, el gobernador de Texas, Greg Abbott, deberá convocar unas elecciones especiales.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas