PHOENIX.- RAICES, un grupo que da ayuda legal gratuita a indocumentados detenidos por ICE, criticó este jueves los cambios en un centro de detención de Texas, los cuales han limitado el tiempo de los abogados para hablar con los solicitantes de asilo.

El Centro de Refugiados e Inmigrantes para la Educación y los Servicios Legales (RAICES) envió el miércoles una carta de ocho páginas al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la que denunciaron que los cambios aplicados en el centro de detención en el Condado de Karnes y que van en contra de los derechos de los indocumentados y los coloca en "peligro inminente de deportación".

Te puede interesar

"Antes teníamos bastante acceso a los detenidos, les dábamos ayuda legal a 80 personas por día, los asesorábamos para pasar su entrevista de medio creíble, ya que si no están asesorados es difícil que pasen", dijo Erika Andiola, de RAICES.

La activista mencionó que el número de personas que atienden cada día se ha reducido y que tampoco disponen de días de anticipación antes de cada audiencia en una corte de inmigración, como ocurría en el pasado.

En respuesta a la misiva del grupo, ICE defendió los cambios en vista del aumento del número de detenidos en ese centro de detención y "en consecuencia, más residentes están representados por abogados privados y para garantizar el acceso de los abogados a las visitas, se redujo el número de reuniones grupales diarias", según dijo en una nota de prensa.

Andiola señaló que la respuesta de la agencia federal "no esclarece nada, solo indica que ellos hacen el mejor trabajo posible para los internos", pero no da una respuesta especifica a las demandas.

El Centro de Detención de Karnes, a unas 55 millas al sureste de San Antonio, es la primera instalación construida por ICE para albergar a migrantes que cruzan de manera ilegal a Estados Unidos y en la actualidad tiene capacidad para 830 personas.

Andiola indicó que RAICES contaba con una oficina dentro del centro de detención y había una lista donde las personas podían anotarse para ver a un abogado.

"Ahora nos quitaron todo eso y ya no permiten las asesorías grupales, acciones que tendrán un efecto muy grande para los inmigrantes ya que no están recibiendo asesoría legal gratuita", dijo.

"Ayer uno de nuestros abogados vio como un agente de migración estaba haciendo diferencias entre un abogado privado, a quien le permitían estar más tiempo que a nosotros", agregó.

FUENTE: Con información EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario