cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

MIAMI.- El debate demócrata celebrado el pasado 19 de febrero en el teatro Paris de las Vegas, Nevada, fue la primera aparición de Michael Bloomberg en las lides de Partido Demócrata y le sirvió para percatarse de que no es precisamente muy bienvenido por sus rivales en la contienda.

Te puede interesar

Al juzgar por los envistes recibidos por Bloomberg, el exalcalde de Nueva York representa todo lo que el resto de candidatos rechaza, es muy rico, muy machista, arrogante, algo misógino y racista, según sus contrincantes. Le reprocharon todo: el pasado, el presente y el futuro. No le hallaron ninguna arista positiva en su largo historial de vida, ni si quiera lo vieron útil para enfrentar al presidente Donald Trump, una figura que estuvo muy presente durante todo el debate.

Bernie Sanders vio en Bloomberg el ejemplo negativo de la “grotesca e inmoral distribución de la riqueza”, que según el autoproclamado socialista, existe en los EEUU.

“El exalcalde de la Gran Manzana posee más riqueza que los 125 millones de estadounidenses más pobres. Eso está mal, es inmoral”, arremetió el senador de Vermont.

Sanders, vencedor del anterior debate en New Hampshire, sostuvo que para derrotar a Donald Trump “necesitamos el mayor número de votantes de la historia de los EEUU”.

“El señor Bloomberg en su etapa de alcalde tenía políticas para detener y registrar que perjudicaban a los afroamericanos y a los latinos de manera muy escandalosa. No creo que sea la persona correcta para ayudarnos a aumentar la participación de los votantes”, dijo Sanders.

El alcalde ripostó al senador de Vermont, alegando que no creía que Sanders fuera capaz de ganarle a Donald Trump. Y le advirtió “no empieces a hacer campaña diciendo que 160 millones de personas van a tomar el plan de seguro médico que quieran. Esa no es una forma de construir una coalición. No creo que haya ninguna posibilidad de ganar. Si Sanders es el candidato [demócrata], tendremos a Trump por los próximos cuatro años".

michael bloomberg ilustracion fernando pinilla.jpg

La senadora Amy Klobuchar criticó la omnipresente campaña del magnate: “Es bueno que Bloomberg esté en este escenario porque aquí no se puede esconder tras los anuncios de televisión”.

“No deberíamos tener que elegir entre un candidato que quiere destruir el partido y otro que quiere comprarlo, podemos hacer algo mejor que eso”, sostuvo Pette Buttigieg en una de sus intervenciones.

Buttigieg, alcalde de la ciudad de South Bend en Indiana, se alzó con la victoria frene a Sanders en la primera contienda demócrata en Iowa, que sospechosamente demoró en decir los resultados “por un error en la aplicación utilizada”.

Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts, no escatimó esfuerzos para arremeter contra el último de los contrincantes en unirse a las primarias demócratas. Hizo suya la bandera de la defensa de las mujeres. “Un millonario llama gorda a las mujeres y cara de caballo a las lesbianas. No se equivoquen, no estoy hablando de Donald Trump, estoy hablando de Bloomberg”.

Y siguió repartiendo certeros golpes, “los demócratas asumiríamos un gran riesgo si sustituimos un multimillonario arrogante por otro”.

“Este señor en su defensa ha dicho que él ha sido agradable con algunas mujeres”, dijo en forma de burla Warren.

Warren, que ha quedado muy mal ubicada en Iowa y New Hampshire, sostuvo que “Bloomberg ha hecho que docenas de mujeres, o sabe cuántas de ellas, firmen un acuerdo de confidencialidad sobre acoso sexual y discriminación de género en el puesto de trabajo”

Y para rematar le preguntó, “alcalde, ¿está usted dispuesto a dejarlas hablar para que escuchemos su parte de la historia?”.

Estas vez, dirigiéndose al público, la senadora Warren sostuvo que los demócratas no iban a ser capaces de “derrotar a Donald Trump con un hombre que tiene, nadie sabe, cuántos acuerdos de no divulgación y un goteo constante de historias de mujeres, que sostienen que han sido acosadas y discriminadas en su empresa. Eso no es lo que hacemos como demócratas”, recalcó.

Por su parte, el exvicepresidente Joe Biden volvió a meter el dedo en la llaga al reprocharle a Bloomberg por la política policial llevada a cabo en sus años de alcalde de Nueva York. “Paró, cacheó y empujó contra una pared a cerca de cinco millones de jóvenes negros”, fue la imagen escogida por el Biden para atacar a su rival.

“Quisimos enviarle a un mediador y usted lo rechazó, diciendo que era innecesario”, recordó Biden, quien por cierto anda de capa caída en los sondeos. Y en este debate respiró aliviado al no ser él el centro de los ataques de sus correligionarios.

Bloomberg no pudo esconderse detrás de los 300 millones de dólares que lleva gastado en su campaña. En Nevada experimentó lo que es enfrentar a sus rivales en una batalla a “cara de perro” a menos de un metro de distancia, donde se dispara a quema ropa “fuego amigo”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.27%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.43%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.3%
21375 votos

Las Más Leídas