WASHINGTON — Las autoridades de inmigración de Estados Unidos limitarán los arrestos en escuelas, hospitales y otras llamadas zonas “protegidas”, según nuevos lineamientos emitidos el miércoles por el Departamento de Seguridad Nacional.

Como parte de una labor más extensa por hacer de la inmigración algo más selectiva, se les está instruyendo a agentes y funcionarios a considerar el impacto de las acciones de aplicación de la ley en las comunidades, así como los “intereses sociales más amplios”, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, al anunciar las nuevas directrices.

Te puede interesar

“Podemos cumplir con nuestra misión de aplicación de la ley sin negar a las personas el acceso a la atención médica necesaria, a los niños el acceso a sus escuelas, a los desplazados el acceso a alimentos y techo, a los religiosos el acceso a sus lugares de culto, y más”, señaló Mayorkas.

La acción, que forma parte de una serie de medidas implementadas por el gobierno del presidente Joe Biden para revertir algunas de las estrictas políticas migratorias de su predecesor, probablemente frustrará aún más a sus detractores, quienes afirman que una laxa aplicación de la ley alienta a los migrantes a tratar de ingresar al país de manera ilegal.

La medida que anunció Mayorkas se suma a políticas anteriores que instruían al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés) a dejar de realizar detenciones en tribunales y a orientar a los agentes y funcionarios a enfocarse en personas que ingresaron recientemente al país de forma ilegal, que suponen una amenaza para la seguridad nacional o que han cometido delitos graves.

A la lista de los lugares que están restringidos para las autoridades de inmigración se añadirán: las escuelas, las guarderías y los centros médicos, los sitios de culto, parques infantiles y centros de recreación. Las detenciones también estarían limitadas durante manifestaciones y mítines.

La nueva política es similar a las directrices emitidas durante la presidencia de Barack Obama, aunque fue la administración que mayor número de deportaciones realizó durante su mandato con más de 3 millones. Biden también revirtió una política implementada por Trump sobre detener a personas por violaciones a las leyes de inmigración cuando se presentaban a tribunales por otros asuntos.

Más de 1.7 millones de inmigrantes han ingresado a Estados Unidos en el último año, una cifra sin precedentes en las últimas dos décadas.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.34%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
59810 votos

Las Más Leídas