Las decenas de millones de estadounidenses que no tienen seguro médico estarán cubiertos por el gobierno si se enferman de COVID-19, afirmó el viernes el secretario de Salud.

Alex Azar dijo a los periodistas que la llamada ley CARES, un paquete de estímulo para enfrentar el COVID-19, coronavirus, aprobado por el Congreso, incluye 100.000 millones de dólares para proveedores de atención médica que "tendrán prohibido facturar a los no asegurados el costo de su atención".

Te puede interesar

En cambio, los hospitales y los profesionales de la salud recibirán el reembolso de las tarifas de Medicare, un programa de seguro estatal para personas mayores.

Azar agregó que las personas que recientemente quedaron desempleadas y, por lo tanto perdieron su seguro, serán elegibles en un periodo de inscripción especial para recibir atención médica bajo el Affordable Care Act, aprobado por el expresidente Barack Obama.

El presidente Donald Trump ha pasado la mayor parte de su mandato tratando de deshacer esa ley conocida como Obamacare, por la cual una gran parte de la población no asegurada anteriormente podía obtener cobertura.

Nueva York Prueba Coronavirus COVID-19. jpg
Un trabajador médico con ropa de protección hace una prueba de coronavirus COVID-19 a un niño ultraortodoxo dentro de la campaña del gobierno por detener los contagios, en la ciudad ortodoxa de Bnei Brak, un suburbio de Tel Aviv, Israel, el martes 31 de marzo de 2020.

Un trabajador médico con ropa de protección hace una prueba de coronavirus COVID-19 a un niño ultraortodoxo dentro de la campaña del gobierno por detener los contagios, en la ciudad ortodoxa de Bnei Brak, un suburbio de Tel Aviv, Israel, el martes 31 de marzo de 2020.

Las últimas cifras oficiales mostraron que había 27,5 millones de personas sin seguro médico, pero el número actual es probablemente mucho mayor después de que casi 10 millones de personas presentaron solicitudes de desempleo en las últimas dos semanas.

A diferencia de otros países ricos, Estados Unidos vincula la atención médica de los ciudadanos con sus empleadores.

Aunque el seguro estatal, llamado Medicaid, existe para las personas en situación de pobreza, muchas personas cuyos trabajos no ofrecen cobertura no califican porque sus ingresos están por encima del umbral, a pesar de que no pueden permitirse comprar un seguro de salud en el mercado abierto.

La administración Trump ha agregado numerosas barreras adicionales para calificar para Medicaid y, como resultado, la población sin seguro ha crecido en varios millones después de caer a mínimos históricos justo después de la era Obama.

Los expertos en salud pública han advertido repetidamente que los no asegurados pueden ser reacios a buscar tratamiento, exponiéndose a un mayor riesgo y alimentando la propagación de la enfermedad.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas