viernes 17  de  noviembre 2023
ECOEQUILIBRIO

¿Incendios en Alaska? El cambio climático despierta temores

En la ciudad más grande de Alaska, una serie reciente de incendios forestales cerca de Anchorage y el día más caluroso registrado han despertado temores

ANCHORAGE, Alaska — Investigación de un terreno plano para evacuaciones por aire. Sirenas de defensa civil al estilo antiguo para advertir sobre incendios forestales que avanzan rápido. Cientos de bomberos urbanos entrenándose en técnicas de extinción de incendios forestales mientras la nieve aún cubre el suelo.

Esta es la nueva realidad en la ciudad más grande de Alaska, donde una serie reciente de incendios forestales cerca de Anchorage y el día más caluroso registrado han despertado temores de que un clima más cálido pronto podría significar incendios graves e insostenibles en áreas urbanas, al igual que en el oeste de Estados Unidos, asolado por la sequía.

El riesgo es particularmente alto en el floreciente vecindario Hillside de Anchorage, donde las casas multimillonarias están cada vez más cerca de empinadas laderas y del bosque. Esto vuelve el desafío aún mayor en Hillside, hogar de unas 35.000 personas, que solo tienen un camino de entrada y salida, lo que significa que los residentes que huyen podrían obstruir una carretera o quedar sin acceso a Anchorage.

La idea de un gran incendio forestal mantiene despierto al jefe de bomberos de Anchorage, Doug Schrage.

“Esta sea probablemente la mayor amenaza individual para el municipio de Anchorage”, dijo.

El departamento de bomberos de la ciudad de Schrage es experto en combatir incendios en edificios. Pero a medida que Anchorage ha crecido, la tierra disponible es mayor y se cruzan las áreas silvestres y urbanas, y esos incendios son muy diferentes de los que sus bomberos están capacitados para combatir.

La ciudad también tiene equipo contra incendios forestales limitado, y es casi imposible hacer que un camión de bomberos suba por algunas carreteras sinuosas hacia las casas ubicadas en lo alto de las montañas.

Esta primavera, 360 bomberos de la ciudad se están capacitando en tácticas de extinción de incendios forestales, como el uso de mangueras de agua para crear una línea alrededor de un incendio, y la ciudad está alentando a los propietarios a participar en un programa para identificar peligros como maleza y árboles viejos que podrían alimentar un incendio. En un vecindario montañoso, un consejo comunitario está investigando ubicaciones para un helipuerto improvisado que podría usarse para evacuaciones aéreas.

Tales precauciones, comunes en estados secos y propensos a incendios como California y Colorado, son relativamente nuevas en Anchorage ante el aumento del riesgo de incendios provocado por el calentamiento global. La ciudad alcanzó los 32 grados Celsius (90 Fahrenheit) hace cuatro años, la temperatura más alta registrada en la ciudad, y ha tenido cinco incendios forestales significativos en los últimos siete años.

Más de 12.546 kilómetros cuadrados (4.844 millas cuadradas) se quemaron en todo el estado el año pasado, casi el tamaño de Connecticut.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar