Embed

SIMI VALLEY, California.- Fuertes vientos causaron nuevos incendios este jueves en el sur de California, que quemaron casas y obligaron a salir a los residentes como ya ha pasado con decenas de miles de personas en todo el estado.

Te puede interesar

Los últimos incendios surgieron en una región muy poblada al oriente de Los Ángeles, mientras los vientos de Santa Ana siguieron soplando ráfagas de hasta 60 millas por hora (96 km/h) que según pronósticos podrían durar hasta la noche y luego disiparse.

Un incendio avanzó rápidamente por zonas residenciales del norte de la ciudad de San Bernardino, causando la evacuación de 490 casas, aproximadamente 1.300 personas, dijo el Departamento de Bomberos del Condado de San Bernardino. El jefe de bomberos Don Trapp dijo que seis casas y dos instalaciones anexas fueron destruidas o dañadas por el incendio de 200 acres (80 hectáreas).

En Jurupa Valley, en el condado aledaño de Riverside, se emitieron órdenes de evacuación para casas cercanas a un incendio de 150 acres (60 hectáreas). Se quemaron tres viviendas y un par de instalaciones anexas, dijeron los bomberos del condado.

Este siniestro ocurrió un día después de que otro incendio en Jurupa Valley causara la evacuación de dos comunidades de casas rodantes y un sanatorio psiquiátrico, donde se evacuaron a personas de la tercera edad con mascarillas en sillas de ruedas y camillas. El siniestro creció a 200 acres (80 hectáreas) pero luego fue contenido.

"Hubo un momento en el que no pude ver nada, excepto humo negro y pensaba, 'Vamos a morir'", dijo Qiana McCracken, subdirectora de enfermería del Centro de Cuidado de Salud Riverside Heights.

Los vientos de Santa Ana también crearon un incendio forestal el miércoles por la madrugada que creció rápidamente cerca de la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan, ubicada entre las ciudades de Simi Valley y Moorpark al noroeste de Los Ángeles.

Funcionarios ordenaron la evacuación de unas 30.000 personas, aunque se permitió el regreso de algunos de ellos el miércoles por la noche mientras los bomberos comenzaban a acomodarse al siniestro.

Los bomberos se quedaron en el lugar toda la noche para asegurarse de que las brasas no se propagaran y causaran más incendios luego de que un ejército de bomberos trató de proteger el museo Reagan, situado en la cima de una colina en medio de nubes negras de humo. El museo no resultó dañado, dijo la portavoz Melissa Giller.

Residentes del área tuvieron poco tiempo para acatar las órdenes de evacuación mientras las llamas se acercaban.

Elena Mishkanian pudo agarrar lo básico. Su hijo, Troy, de 13 años sacó a seis peces de su pecera y los puso en tarros. "¡Los peces tienen sentimientos!", dijo el niño.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas