CABO CAÑAVERAL.- SpaceX y la NASA decidieron abortar el despegue de la nave Crew Dragon, previsto para las 4:33 de la tarde de este miércoles, debido a las condiciones climáticas.

En un mensaje publicado en Twitter, la NASA confirmó: "No hay lanzamiento para hoy: seguridad para los miembros de nuestra tripulación @Astro_Doug y @AstroBehnken es nuestra máxima prioridad.

Te puede interesar

"Intentaremos, intentaremos nuevamente #LaunchAmerica el sábado con despegue a las 3:22 pm ET. NASA TV comenzará la cobertura a las 11 a.m.".

Jim Bridenstine on Twitter

Los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley tenían previsto viajar a bordo de la Crew Dragon, impulsada por un cohete Falcon 9, desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy en Florida. Ambos astronautas completarían una prolongada estancia en la Estación Espacial Internacional (EEI), que será parte de la misión Demo-2.

Esta será la primera vez desde que el programa de transbordadores espaciales terminó en el 2011 que los astronautas estadounidenses se lanzan al espacio a bordo de un cohete estadounidense desde suelo estadounidense.

Embed

“Tener de nuevo la oportunidad de ver un vuelo espacial humano en nuestro propio patio es lo que más me emociona”, indicó Behnken, quien agregó "¡Estamos listos!", momentos antes de la salida que fue suspendida por el clima.

Tras el despegue, la Crew Dragon debía llevar a sus dos pasajeros a aproximadamente 27.360 kilómetros por hora para situarlos en curso de intercepción con la Estación Espacial Internacional (EEI). Una vez en órbita, la tripulación y el control de la misión de SpaceX verificarán que la nave espacial funciona según lo previsto.

En aproximadamente 24 horas, Crew Dragon tiene previsto acoplarse a la Estación Espacial. La nave está diseñada para ejecutar la maniobra de forma automática, pero los astronautas a bordo, junto a los que se encuentran en la EEI, supervisarán el enfoque y el acoplamiento, y pueden asumir el control de la nave espacial si fuera necesario.

La NASA hará aportes el sábado durante la cuenta regresiva, pero al final, SpaceX dará el último paso con el consentimiento de la agencia aeroespacial estadounidense.

Unos minutos después de que lo hiciera la NASA, SpaceX confirmó en Twitter la cancelación del despegue.

SpaceX on Twitter

"Este es un gran momento en el tiempo", señaló el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, momentos antes del lanzamiento, que fue pospuesto para el sábado. "Han pasado nueve años desde que tuvimos esta oportunidad".

NASA on Twitter

El lanzamiento ubica a SpaceX de Elon Musk en la cúspide, al convertirse en la primera compañía privada en poner en órbita a los astronautas, algo logrado por solo tres países: Rusia, Estados Unidos y China.

Horas antes del lanzamiento, decenas de automóviles se habían alineado en la calzada en Cabo Cañaveral, con excelentes vistas de la plataforma para disfrutar del histórico espectáculo.

La NASA pidió a los espectadores que esta vez se quedaran en casa para reducir el riesgo de propagación del COVID-19. Las playas y los parques a lo largo de la costa espacial de Florida están abiertos nuevamente. Desde varios puntos cercanos a Cabo Cañaveral se leían pancartas de "Dios los Bendiga" y "Haciendo historia".

El presidente Donald Trump abordó el Air Force One para observar el acontecimiento desde un punto cercano a la rampa de lanzamiento, pero momentos después la NASA informó de la cancelación del despegue.

"SpaceX está controlando el vehículo, no hay problema al respecto", dijo Norm Knight, gerente de operaciones de vuelo de la NASA, minutos antes del lanzamiento que estaba programado para las 4:33 de la tarde de este miércoles.

SpaceX on Twitter

Behnken es el comandante de operaciones conjuntas de la misión, encargado de la maniobra de cabeceo, el atraque y el desacoplamiento, así como las actividades de Demo-2 mientras la nave espacial está atracada en la Estación Espacial Internacional.

Fue seleccionado como astronauta de la NASA en el 2000 y completó dos vuelos de transbordadores espaciales. Behnken también formó parte de la misión STS-123 en Marzo del 2008 y de la STS-130 en Febrero del 2010, y realizó tres paseos espaciales durante cada misión.

Nacido en St. Anne, Missouri, tiene una licenciatura en física e ingeniería mecánica de la Universidad de Washington y obtuvo una maestría y un doctorado en ingeniería mecánica del Instituto de Tecnología de California. Antes de unirse a la NASA, Behnken era ingeniero de pruebas de vuelo con la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Hurley, por su parte, es el comandante de la nave espacial de Demo-2, encargado de actividades como el lanzamiento, el aterrizaje y la recuperación. Fue seleccionado como astronauta en el 2000 y ha completado dos vuelos espaciales. Hurley sirvió como piloto y operador principal de robótica durante la misión STS-127 en julio del 2009 y la STS-135, la última misión del transbordador espacial, en julio del 2011.

El astronauta neoyorkino tiene una licenciatura en ingeniería civil de la Universidad de Tulane en Louisiana y se graduó en la Escuela de Pilotos de Pruebas Navales de EEUU en Maryland. Antes de unirse a la NASA, fue piloto de combate y de pruebas en el Cuerpo de Marines.

Aunque la nave Crew Dragon podría permanecer en órbita unos 110 días, la duración de la misión se determinará una vez esté en la EEI y dependerá de la preparación del próximo lanzamiento comercial de tripulación. Crew Dragon será capaz de permanecer operartiva en órbita durante al menos 210 días como un requisito de la NASA.

“Estamos generando un impulso hacia un futuro mucho más emocionante”, comentó John Logsdon, fundador del Instituto de Políticas Espaciales de la Universidad George Washington y profesor emérito.

"El sitio de lanzamiento ruso en Kazajistán es remoto y poco visible. Volver a lanzar tripulaciones desde Florida emociona de nuevo al público en EEUU", acotó.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

SpaceX traza una nueva era para la exploración espacial

Robert Behnken y Douglas Hurley viajan a bordo de la Crew Dragon tras el exitoso despegue desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy en Florida

SpaceX hace historia este viernes con el lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon a las 4:33 de la tarde y abre una nueva era de exploración espacial, tras casi una década sin misiones tripuladas enviadas desde suelo de Norteamérica y con pilotos estadounidenses.

Los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley viajan a bordo de la Crew Dragon, impulsada por un cohete Falcon 9, desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy en Florida. Ambos astronautas completarán una prolongada estancia en la Estación Espacial Internacional (EEI), que será parte de la misión Demo-2.

Esta es la primera vez desde que el programa de transbordadores espaciales terminó en el 2011 que los astronautas estadounidenses se lanzan al espacio a bordo de un cohete estadounidense desde suelo estadounidense.

“Tener de nuevo la oportunidad de ver un vuelo espacial humano en nuestro propio patio es lo que más me emociona”, indicó Behnken, quien agregó "¡Estamos listos!".

Tras el despegue, la Crew Dragon traslada a sus dos pasajeros a aproximadamente 27.360 kilómetros por hora para situarlos en curso de intercepción con la Estación Espacial Internacional (EEI). Una vez en órbita, la tripulación y el control de la misión de SpaceX verificarán que la nave espacial funciona según lo previsto.

En aproximadamente 24 horas, Crew Dragon tiene previsto acoplarse a la Estación Espacial. La nave está diseñada para ejecutar la maniobra de forma automática, pero los astronautas a bordo, junto a los que se encuentran en la EEI, supervisarán el enfoque y el acoplamiento, y pueden asumir el control de la nave espacial si fuera necesario.

La NASA hizo aportes durante la cuenta regresiva, pero al final, SpaceX dió el último paso con el consentimiento de la agencia aeroespacial estadounidense.

"Este es un gran momento en el tiempo", señaló el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, momentos antes del lanzamiento. "Han pasado nueve años desde que tuvimos esta oportunidad".

El lanzamiento ubica a SpaceX de Elon Musk en la cúspide, al convertirse en la primera compañía privada en poner en órbita a los astronautas, algo logrado por solo tres países: Rusia, Estados Unidos y China.

Horas antes del lanzamiento, decenas de automóviles se alinearon en la calzada en Cabo Cañaveral, con excelentes vistas de la plataforma para disfrutar el histórico espectáculo.

La NASA pidió a los espectadores que esta vez se quedaran en casa para reducir el riesgo de propagación del COVID-19. Las playas y los parques a lo largo de la costa espacial de Florida están abiertos nuevamente. Desde varios puntos cercanos a Cabo Cañaveral se leían pancartas de "Dios los Bendiga" y "Haciendo historia".

El presidente Donald Trump, quien viajó al sur de Florida para contemplar el despegue desde un punto cercano a la rampa de lanzamiento, elogió la labor de los astronautas y lo que significa esta misión para todo el país y para el mundo.

"SpaceX está controlando el vehículo, no hay problema al respecto", dijo Norm Knight, gerente de operaciones de vuelo de la NASA, minutos antes del lanzamiento.

Behnken es el comandante de operaciones conjuntas de la misión, encargado de la maniobra de cabeceo, el atraque y el desacoplamiento, así como las actividades de Demo-2 mientras la nave espacial está atracada en la Estación Espacial Internacional.

Fue seleccionado como astronauta de la NASA en el 2000 y completó dos vuelos de transbordadores espaciales. Behnken también formó parte de la misión STS-123 en Marzo del 2008 y de la STS-130 en Febrero del 2010, y realizó tres paseos espaciales durante cada misión.

Nacido en St. Anne, Missouri, tiene una licenciatura en física e ingeniería mecánica de la Universidad de Washington y obtuvo una maestría y un doctorado en ingeniería mecánica del Instituto de Tecnología de California. Antes de unirse a la NASA, Behnken era ingeniero de pruebas de vuelo con la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Hurley, por su parte, es el comandante de la nave espacial de Demo-2, encargado de actividades como el lanzamiento, el aterrizaje y la recuperación. Fue seleccionado como astronauta en el 2000 y ha completado dos vuelos espaciales. Hurley sirvió como piloto y operador principal de robótica durante la misión STS-127 en julio del 2009 y la STS-135, la última misión del transbordador espacial, en julio del 2011.

El astronauta neoyorkino tiene una licenciatura en ingeniería civil de la Universidad de Tulane en Louisiana y se graduó en la Escuela de Pilotos de Pruebas Navales de EEUU en Maryland. Antes de unirse a la NASA, fue piloto de combate y de pruebas en el Cuerpo de Marines.

Aunque la nave Crew Dragon podría permanecer en órbita unos 110 días, la duración de la misión se determinará una vez esté en la EEI y dependerá de la preparación del próximo lanzamiento comercial de tripulación. Crew Dragon será capaz de permanecer operartiva en órbita durante al menos 210 días como un requisito de la NASA.

“Estamos generando un impulso hacia un futuro mucho más emocionante”, comentó John Logsdon, fundador del Instituto de Políticas Espaciales de la Universidad George Washington y profesor emérito.

"El sitio de lanzamiento ruso en Kazajistán es remoto y poco visible. Volver a lanzar tripulaciones desde Florida emociona de nuevo al público en EEUU", acotó.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas