jueves 13  de  junio 2024
EEUU

Tasas podrían bajar a finales de año, ¿beneficiaría a nuevos compradores de casas?

Las señales de una inflación más fría e insinuaciones de la Fed de que podría comenzar a reducir su tasa de corto plazo este año han ayudado a bajar las tasas hipotecarias

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

LOS ÁNGELES — Se espera que las tasas hipotecarias bajen a finales de este año, pero cualquier beneficio para los compradores de viviendas podría verse atenuado por la evolución del mercado de instrumentos financieros vinculados a las hipotecas.

En los últimos años, la incertidumbre sobre la inflación y la trayectoria de las tasas hipotecarias llevó a los inversores a exigir un mayor rendimiento por poseer valores respaldados por hipotecas en relación con lo que obtendrían comprando bonos del Tesoro a 10 años del gobierno.

Los valores respaldados por hipotecas son inversiones compuestas de préstamos hipotecarios y, al igual que los bonos, pagan intereses a los inversores. La diferencia en el interés, o rendimiento, que ofrece cada uno de estos tipos de inversiones se puede medir observando el diferencial entre las tasas hipotecarias y los rendimientos de los bonos del gobierno estadounidense.

Históricamente, ese diferencial promedió alrededor del 1,7% mensual. Aumentó el año pasado, disparándose en junio a casi el 3%, la brecha más amplia desde agosto de 1986, según datos de la Reserva Federal.

“Cuando las tasas empezaron a subir, básicamente no sabíamos qué tan alto ni (por) cuánto tiempo”, dijo Mark Fleming, economista jefe de First American Financial. “Los inversores en valores respaldados por hipotecas dijeron: ‘Necesitamos cobrarte más que la tasa del Tesoro a 10 años libre de riesgo para estar dispuestos a comprar un valor respaldado por hipotecas’”.

Los mercados de bonos e hipotecas son sensibles a lo que sucede con la inflación, la política de tasas de interés de la Reserva Federal y otros factores. Las señales de una inflación más fría e insinuaciones de la Fed de que podría comenzar a reducir su tasa de corto plazo este año han ayudado a bajar las tasas hipotecarias y los rendimientos de los bonos luego que ambos alcanzaran máximos multianuales en octubre.

Esos movimientos han influido en el diferencial entre la tasa promedio de una hipoteca a 30 años y el rendimiento del Tesoro a 10 años, manteniéndolo mayormente a la baja este año. El mes pasado bajó al 2,61%.

Ofertas de reventas en aumento

Las reventas de viviendas en Estados Unidos tuvieron su mayor aumento mensual en febrero pasado, de 9,5%, una sorpresa para los analistas que esperaban una caída. Una mayor oferta de propiedades en el mercado consolidó el incremento.

Así, en febrero, 4,38 millones de viviendas cambiaron de manos en proyección anual (la cifra proyectada a 12 meses de mantenerse las condiciones al momento de la medición), según los datos publicados por la Federación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR por sus siglas en inglés) a finales de marzo.

Los analistas esperaban un dato de 3,95 millones de propiedades, según el consenso reunido por Market Watch.

"Una oferta adicional de vivienda contribuye a satisfacer la demanda del mercado", declaró Lawrence Yun, economista jefe del NAR.

Aumento es por la demanda

"La demanda de viviendas está en constante aumento debido al crecimiento de la población y el empleo", añadió.

Las tasas de los créditos hipotecarios a 30 años, los más populares en Estados Unidos, cedieron ligeramente. A mediados de marzo se ubicaban en 6,74% anual, según la agencia de refinanciamiento Freddie Mac.

FUENTE: Con información de AP y AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar