jueves 1  de  diciembre 2022
JUICIO

Trump demanda al FBI por allanar su residencia en Florida

El Juez que firmó la orden de allanamiento para la redada del FBI a la residencia del expresidente Trump fue donante a la campaña presidencial de Barack Obama

22 de agosto de 2022 - 20:33

PALM BEACH - El equipo legal del expresidente Donald Trump interpuso este lunes una demanda contra el FBI para evitar que continúe analizando las pruebas confiscadas en su residencia en Mar-a-Lago en Florida, durante un allanamiento sin precedentes en la historia de Estados Unidos.

También pidió al juez que designe a un "tercero independiente" [agente neutral] que supervise el manejo de los documentos que le fueron incautados tras el operativo que realizó el FBI en su propiedad el 8 de agosto en West Palm Beach, ordenado por el gobierno.

La demanda fue presentada en momentos que el juez magistrado federal de Florida, Bruce Reinhart reconoció que las censuras hechas a una declaración jurada del FBI que detalla el fundamento para el allanamiento de la finca Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump podrían ser tantas que causarían que el documento “no tenga sentido” si se difunde públicamente.

Pero señaló que sigue creyendo que el afidávit no debe permanecer secreto en su totalidad dado el interés público en la investigación en curso, algo que ha suscitado numerosas sospechas dado su pasado de inclinación abiertamente demócrata.

La demanda del magnate también exige que le sean devuelta la documentación requisada por el Departamento de Justicia no hace parte de la orden judicial, ya que, según sostiene, fue "demasiado amplias". A su vez, también ha pedido que las acciones de la Fiscalía sean consideradas como "sorprendentemente agresivas".

La presentación judicial incluye también un mensaje del propio Trump al fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, en el que se asegura que tras haber estado escuchando la opinión sobre la redada de varias personas de todo el condado, "hay una palabra que describe" el estado de ánimo de ellas, "enfado".

"La tensión y la presión se está acumulando. Cualquier cosa que yo pueda hacer para reducir esta tensión, para reducir la presión, háganoslo saber", señala un mensaje, acompañado de otro en el que se critica a Garland de utilizar la ley como "un arma con fines políticos", cuenta la NBC.

El pasado 8 de agosto, un grupo de agentes del FBI irrumpieron en la lujosa mansión del expresidente Trump en Palm Beach, Florida, llevándose alrededor de veinte cajas repletas de carpetas con documentación clasificada, algunas de ellas con la etiqueta de alto secreto.

Residencia de Trump.jpg
El expresidente Donald J. Trump a bordo del Marine One aterriza de nuevo en Mar-a-Lago mientras un helicóptero de escolta sobrevuela el viernes 29 de marzo de 2019.

El expresidente Donald J. Trump a bordo del Marine One aterriza de nuevo en Mar-a-Lago mientras un helicóptero de escolta sobrevuela el viernes 29 de marzo de 2019.

"Secreto"

Una orden escrita del juez Reinhart reafirmó en gran medida lo que él mismo dijo en la corte la semana pasada, cuando ordenó al Departamento de Justicia que propusiera las tachaduras de la información en el afidávit que quiera mantener en secreto. El plazo para esa entrega es el jueves al mediodía.

Funcionarios del Departamento de Justicia han tratado de mantener en secreto el documento completo, argumentando que revelar cualquier segmento "pone en riesgo" la investigación, podría revelar información sobre testigos y divulgaría técnicas de investigación. Le informaron al juez que las ediciones de la declaración jurada que probablemente propondrían serían tantas que el público no tendría información sustancial nueva en caso de que el documento fuese revelado. La pregunta es por qué.

Varias organizaciones de noticias han instado al juez a desprecintar más documentos vinculados al allanamiento de Mar-a-Lago de este mes, cuando los funcionarios del FBI dijeron haber recuperado 11 conjuntos de documentos confidenciales, entre ellos documentos "ultrasecretos", de la propiedad de Trump en Florida.

De particular interés es la declaración jurada que sustentó la orden de allanamiento, ya que presumiblemente contiene detalles clave sobre la pesquisa del Departamento de Justicia que examina si Trump retuvo y manejó mal los expedientes gubernamentales confidenciales. Trump y algunos de sus partidarios también han pedido que se publique el documento, con la esperanza de que exponga una presunta extralimitación del gobierno.

En su fallo por escrito, Reinhart dijo que el Departamento de Justicia tenía un enorme interés en evitar que el afidávit se publique en su totalidad. El juez, que firmó la orden de allanamiento para la redada del FBI en Mar-a-Lago, residencia del expresidente Donald Trump fue donante a la campaña presidencial de Barack Obama en 2008 y había sido criticado previamente por representar a exempleados de Jeffrey Epstein en relación con su escándalo de tráfico sexual, acorde a fuentes citadas por The New York Times.

Epstein, quien fue encontrado muerto en agosto de 2019 por un aparente suicidio en el Centro Correccional de Manhattan mientras esperaba juicio por cargos federales de tráfico sexual, había contratado a un grupo de abogados de alto poder para su defensa a fines de la década de 2000.

Diez meses después de comenzar a trabajar para los cómplices de Epstein, según los registros de la Comisión Federal de Elecciones, Reinhart entregó $1,000 directamente a la campaña de Obama y otros $1,000 a su brazo de recaudación de fondos, el Obama Victory Fund. Aunque los registros muestran que el juez hizo en su mayoría donaciones pequeñas al comité de acción política de su bufete de abogados en los años siguientes.

trump
Juez prodemócrata reafirma censura a documentos de allanamiento a casa de Trump

Juez prodemócrata reafirma censura a documentos de allanamiento a casa de Trump

Más tarde, Reinhart fue nombrado en una demanda civil por dos de las víctimas de Epstein que lo acusaron de violar las políticas del Departamento de Justicia al cambiar de bando en medio de la investigación de Epstein, lo que sugiere que había derramado información privilegiada sobre la investigación para ganarse el favor del notorio acusado.

En una declaración jurada de 2011, Reinhart negó haber hecho "algo inapropiado"; sin embargo, en una presentación judicial de 2013, los antiguos colegas de Reinhart lo contradijeron y dijeron que había "obtenido información confidencial y no pública sobre el asunto de Epstein" mientras trabajaba para la Oficina del Fiscal Federal.

Reinhart es uno de los tres jueces magistrados federales en las oficinas de West Palm Beach del Tribunal de Distrito de EE UU. para el Tribunal de Distrito Sur de Florida, junto con William Matthewman y Ryon McCabe.

Tras el suceso sin precedentes que constituyó el allanamiento a la casa del expresidente Donald Trump, el Departamento de Justicia se ha negado a revelar el documento judicial que expone los motivos que condujeron a agentes del FBI a registrar el 8 de agosto la casa del exmandatario en Florida.

¿Cuál es su argumento? ¿No sería más transparente la investigación si el público conoce los motivos?

El Departamento de Justicia se opuso porque considera que "existen razones convincentes, incluido proteger la integridad de una investigación policial en curso que involucra la seguridad nacional, que respaldan mantener sellada la declaración jurada".

Tras el registro a la propiedad de Trump, a petición de la fiscalía, un juez publicó la orden que autorizó el allanamiento y una lista de los documentos incautados.

Pero ahora la solicitud trata sobre un documento que contiene "hechos de investigación detallados y de importancia crítica", así como "información altamente confidencial sobre los testigos".

De hacerse público, este documento podría revelar la estrategia de los investigadores, estima el Departamento de Justicia, y así "comprometer (el éxito) de las próximas etapas de la investigación".

Residencia de Trump AP
La residencia del expresidente Donald Trump, en Mar-a-Lago, Florida.

La residencia del expresidente Donald Trump, en Mar-a-Lago, Florida.

Según los documentos revelados, la justicia asegura tener sospechas de que el expresidente republicano violó una ley estadounidense sobre espionaje que regula muy estrictamente la posesión de documentos confidenciales.

Sin embargo, ¿por qué no hacer pública toda la investigación? Esto ayudaría a esclarecer muchas cosas, entre ellas, que de verdad se investiga un supuesto delito de Donald Trump y así quedaría despejada de la hipótesis de que se trate de un acto de persecución política.

“Es decepcionante retener estos documentos, allí están las razones que justifican el allanamiento, no me sorprende que ellos quieran mantener este secreto. Seguimos en la oscuridad sobre las motivaciones que llevaron a este acto sin precedentes, en términos de transparencia no sabemos lo que están buscando” dijo Wendy Benjaminson de Bloomberg News.Donald Trump, quien sopesa volver a presentarse a la presidencia en 2024, aseguró que estos documentos habían sido desclasificados antes.

El expresidente estadounidense pidió al FBI que devuelva los documentos incautados durante la redada en la mansión de Mar-a-Lago, alegando que los agentes se llevaron material confidencial y protegido por las relaciones abogado-cliente.

"Me acabo de enterar de que el FBI, ahora famoso por el registro en Mar-a-Lago, se llevó cajas de material con el privilegio abogado-cliente y también otro material ejecutivo, que son conscientes de que no deberían haberse llevado", escribió Trump en la red Truth Social.

"Este es un asalto a un oponente político a un nivel nunca visto en nuestro País. ¡Tercer Mundo!", agregó.

Untitled design (5).jpg
El Departamento de Justicia se opuso porque considera que

El Departamento de Justicia se opuso porque considera que "existen razones convincentes, incluido proteger la integridad de una investigación policial en curso que involucra la seguridad nacional, que respaldan mantener sellada la declaración jurada".

¿Habría consecuencias a nivel electoral?

Expertos de línea republicana señalan que existe un claro esfuerzo para inhabilitar la posible candidatura de Trump en las elecciones presidenciales de 2024 y un posible amedrentamiento de la oposición conservadora.

Hay quienes advierten que el FBI podría con esta acción estar actuando como policía política de la administración Biden. Trump declaró temor de que los agentes hubiesen plantado materiales en Mar-a-Lago para justificar futuros allanamientos.

El exmandatario nota con alarma que no se les permitió a sus abogados estar presentes durante el registro, que se llevó a cabo cuando él visitaba Nueva York.

Mientras se ha mantenido el secreto sobre el registro llevado a cabo en la mansión del expresidente, para la popularidad del Trump el suceso ha constituido un aliciente. La aceptación del exmandatario continúa creciendo entre sus partidarios y empieza a ser el gran favorito, no solo para ser el nominado presidencial del Partido Republicano, sino el gran candidato a ganar las elecciones presidenciales de 2024, lo que supondría su regreso a la Casa Blanca.

Si lo logra, sería el primer mandatario que regrese al poder desde Grover Cleveland en el siglo XIX, quien, hasta ahora, ha sido el único presidente estadounidense elegido en dos mandatos no consecutivos.

El allanamiento a su residencia Mar-a-Lago, las investigaciones por los ataques al Capitolio de enero de 2021 y por fraude fiscal se convierten en acontecimientos que pueden provocar o bien la criminalización del expresidente para poder enjuiciarlo o, por el contrario, para darle el impulso final que asegure la candidatura republicana y posteriormente le permita vencer en los comicios presidenciales de noviembre de 2024.

Los resultados de las próximas elecciones legislativas podrían adelantar cuál de los dos escenarios se proyecta con más probabilidades para definir el futuro de Trump.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar