MIAMI.- A cuatro meses de que los floridanos elijan al gobernador Rick Scott o el senador Bill Nelson para representarlos en el Senado de la nación, el electorado hispano de Miami-Dade salta a la palestra con un sondeo que denota tres puntos más de apoyo para el candidato republicano.

Según la encuesta que realizó la firma Mason-Dixon Polling & Strategy para Telemundo 51, Scott obtuvo 42% de apoyo entre los 1.000 hispanos votantes encuestados, mientras Nelson recibió 39%, aunque la diferencia entre ambas cifras no supera el margen de error de 3,8% que fue reportado por la entidad consultora.

El consultor de Mason-Dixon Brad Coker declaró al medio informativo POLITICO que se trata de una mala noticia para Nelson, quien ha sido reelecto dos veces “pero cada vez que regresa a Washington se dedica a hacer su trabajo y prácticamente deja de mantener contacto con el electorado en la Florida”.

No obstante, el consultor político Andrés Sánchez, de la firma Sánchez & Associates, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS que no cree que la diferencia sea “grave” cuando se trata prácticamente de un “empate técnico” dentro del margen de error.

“Además”, subrayó Sánchez, “si tenemos en cuenta la presencia sistemática del gobernador Scott en Miami-Dade y la influencia pública que tienen algunos de sus seguidores más fuertes, incluyendo alcaldes y concejales, la ventaja de Scott debería ser mayor”.

Más datos

Entretanto, el equipo de campaña de Nelson ha comenzado a publicar anuncios políticos pagados en español y anticipado la incorporación de más voluntarios que hablen el idioma para llegar a los hispanos.

Acorde a las estadísticas de la autoridad estatal de Elecciones, cerca de 13 millones de floridanos están inscritos para votar, de los que dos millones serían de origen hispano y alrededor de un millón de ellos estaría concentrado en el sur de la Florida.

Y aun cuando el registro no especifica la procedencia hispánica de estos votantes, si son de origen cubano, puertorriqueño, colombiano u otra procedencia, los estudiosos del tema coinciden que más de la mitad de los votantes hispanos de Miami-Dade provienen de alguna manera, por nacimiento o descendencia, de la isla de Cuba.

De hecho, la encuesta de Mason-Dixon reveló que 54% del electorado encuestado reportó ser cubanoamericano, el 35% dijo ser republicano, 32% demócrata y 33% independiente.

Del voto cubanoamericano consultado, 58% declaró su apoyo a Scott, frente al 30% que obtuvo Nelson y el 12% que dijo estar indeciso.

“En este apartado, la cifra coincide con el voto de aprobación que Donald Trump recibió de los cubanoamericanos en Miami por ser la propuesta republicana durante la elección presidencial de 2016”, recordó el consultor Sánchez, que argumentó que entonces Trump ganó el voto cubanoamericano “por un par de puntos” pero “a fin de cuentas, Trump perdió la elección en Miami-Dade por más de 29 puntos”. Trump obtuvo 33,83% de aprobación frente a 63,22% que obtuvo la demócrata Hillary Clinton.

Planteamientos

Por otra parte, el sondeo de Mason-Dixon revela que la diferencia de popularidad entre los hispanos de otros orígenes es 50% para Nelson y 22% para Scott, mientras el 28% declaró estar indeciso, lo que confirma el planteamiento del consultor Sánchez: “La elección no se gana con el apoyo simple, algo más del 50%, de los cubanoamericanos”.

Luego planteó: “Hemos explicado muchas veces, y lo volvemos a expresar, que la mayoría simple de los cubanoamericanos en Miami no vota por los republicanos porque sean afines a su ideología, sino porque se acostumbraron a votar por ellos, tras acusar al presidente demócrata John F. Kennedy del fracaso de la invasión a Bahía de Cochinos, en Cuba, y porque los republicanos portan un discurso más agresivo contra la dictadura en la isla”.

De cualquier manera, el apoyo “simple” de los votantes cubanoamericanos, según la encuesta, también está reflejado en ciertas políticas del presidente republicano, como 52% a favor de las medidas contra la inmigración ilegal, frente al 69% de los hispanos de otros orígenes que se oponen.

Sin embargo, ambos grupos hispanos, cubanos y otros orígenes, coinciden al respaldar las llamadas ciudades santuarios, con 54%, para proteger a inmigrantes indocumentados, y también están de acuerdo al apoyar el programa DACA con una sorprendente defensa de 87%, que protege a jóvenes sin papeles permanentes de ser deportados.

“Como dije antes, los resultados de la encuesta no son graves para Nelson. Cualquier cosa es posible de aquí al 6 de noviembre”, recalcó el consultor Sánchez.

La autoridad condal de Elecciones en Miami-Dade reporta, hasta el 30 de junio, 1,389.650 votantes inscritos, de los que 798.350 son hispanos.

Esta cifra, a su vez, es desglosada en 250.695 demócratas, 268.873 republicanos, 3.004 que son miembros de otros grupos políticos y 275.741 que no denotan afiliación partidista.

“Aun así, más demócratas que republicanos, e incluso más independientes que demócratas o republicanos, el voto no está precisamente definido por la afiliación y todos pueden votar indistintamente por uno u otro”, recordó Sánchez.

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Por quién votaría en las elecciones a gobernador de Florida?

Por el republicano Ron DeSantis
Por el demócrata Andrew Gillum
Por ninguno
ver resultados

Las Más Leídas