Luisito Comunica es un influencer que acumula gran fama en México y cuya popularidad ha trascendido fronteras. Parte de su secreto para llamar la atención en redes sociales y hacer que su contenido sea viral es estar en el centro de la polémica y generar contenido en el que toma riesgos que producen debates y cuestionamientos en redes sociales.

La visita que hizo Luisito Comunica a Venezuela fue controversial en redes sociales por varias razones, entre ellas por la compra de una casa en una zona de clase media alta, la cual adquirió a un bajo precio en medio de la complicada situación económica y social que atraviesa el país.

Y, en medio de su visita a Venezuela, otra controversia surgió luego de que el influencer compartiera una experiencia cuando tuvo la brillante idea de internarse a una de las zonas consideradas de alto riesgo en Caracas, la capital. Todo iba bien los primeros minutos, hasta que fue sorprendido por las autoridades policiales en Venezuela, quienes lo detuvieron de inmediato.

Todo ocurrió como si se tratara de un operativo y él fuera un peligroso delincuente. Luisito Comunica fue cuestionado por su presencia en las calles de la Cota 905. Para empezar, un policía en motocicleta lo detuvo y posteriormente se sumaron más elementos, armados. Al principio de la grabación que compartió en su canal de YouTube, el influencer aclaró que la detención fue por su seguridad, pues se puso en riesgo, además dijo ser responsable de pisar un lugar complejo sin haber realizado una investigación previa.

“Me pareció interesante para un video, lo que no sabía es que la zona está siendo cuidada por militares, no se podía entrar y mucho menos con una cámara”, conto el joven empresario de 30 años de edad a través de un video.

Luisito Comunica mencionó que las autoridades lo reconocieron y que fueron amables con él; sin embargo, también reveló que se sintió intimidado, pues los oficiales tenían un juego del "policía bueno y el policía malo". Su permanencia en las instalaciones no fue mucha, pero sí lo suficiente para hacerlo arrepentirse de haber hecho las cosas sin pensarlo antes.

En ese lapso de tiempo le confiscaron sus cámaras, alegando que era por cuestiones de seguridad "y para asegurarse de que no estuvieran grabando" los hechos. Todo se desarrolló en poco más de dos horas en las que, cabe destacar, no sufrieron ni él, ni las personas que lo acompañaban, malos tratos, de acuerdo con su declaración.

Para poder ponerle fin al trace policial, el influencer y sus acompañantes tuvieron que firmar una serie de documentos antes de quedar libres. Después fueron escoltados fuera de la Cota 905, no sin antes atreverse a pedirles una selfie para el recuerdo. Eso sí, les aclararon que tenían estrictamente prohibido regresar a la zona a menos que hagan una solicitud previa la cual parece ser muy engorrosa.

FUENTE: Con información de varios medios.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
59908 votos

Las Más Leídas