Embed

La historia de Eduardo Padrón refleja el sueño del inmigrante hecho realidad. Con una vocación para el magisterio que le hizo dedicar su vida a ayudar a otros a superarse, se ha ganado un lugar en la historia de la ciudad de Miami.

Quienes tuvieron la oportunidad de estudiar en el Miami Dade College, que Padrón ha dirigido desde 1995, guardan en su corazón un eterno agradecimiento hacia esta institución educativa. Uno de ellos es el exitoso empresario Al Salas, propietario de la mayor franquicia hispana de Pizza Hut.

Según Salas, conoció a Padrón hace más de 40 años, cuando salía de high school. “Él en aquellos tiempos hablaba con los muchachos en las calles. Lo conocí cuando estaba jugando basketball. Nos dijo: ‘Muchachos, ¿qué van a hacer con su futuro? No se olviden de ir al colegio’. Dijimos: ‘¿Quién es este señor con ese afro?’ (en aquellos tiempos Padrón usaba un estilo de peinado identificado como afro). Ese mismo día vinimos a este campus, que se llamaba Downtown Campus. Me enamoré del college”.

AL SALAS RD.jpg
El empresario Al Salas.
El empresario Al Salas.

“Después de mi madre, Padrón ha sido la persona que más me ha impactado. Nos lo dijo ese día: ‘Tengan dinero o no, MDC es un lugar donde se incluye a todos’. Ese hombre ha dedicado su vida a darles ese chance a personas como yo, a decir ‘hay otra oportunidad’, y yo la tomé. Y le doy gracias a Dios hoy por haberla tomado. Llegué al MDC y seis meses después ya estaba trabajando como profesor asistente. Me ha cambiado mi vida”, indicó el empresario.

Asimismo, se refirió a los beneficios del MDC en la comunidad del sur de la Florida. “Desde la Feria del Libro, el Festival de Cine, el Hall of Fame, donde se escogen ciertas personas que se han graduado y se celebra su éxito, no hay un hogar en el sur de la Florida que no haya sido tocado por el MDC. Ese es su gran legado y lo digo con orgullo y amor”, dijo Salas.

Sobre su labor como vicepresidente de MDC Foundation, Salas explicó que busca “cómo enseñar a personas del sector privado lo que estamos haciendo, y recaudamos casi 15 millones de dólares al año para que los estudiantes sigan yendo al colegio, porque los fondos estatales y federales han sido cortados”.

Por último, señaló con orgullo que “tenemos muchos estudiantes que se gradúan de aquí y van a [universidades como] Harvard o Yale. He conocido muchachos que han llegado de Haití y han vivido en Liberty City de una manera bien pobre, y los ves ahora que son doctores, abogados… Los muchachos vienen al MDC, se gradúan, van a tremendos colegios y regresan, aportan 10 dólares, lo que sea, porque nunca se han olvidado de dónde vinieron. Como yo nunca me he olvidado. Si MDC no hubiese existido yo no estaría aquí hoy. Para mí el doctor Padrón es la luz que alumbra Miami”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas