Embed

Si hay algo que Eduardo Padrón enseñó a su hijo Camilo fue a soñar.

“Mi padre es un hombre de mucha persistencia, paciencia y pasión”. Así describe cariñosamente Camilo Padrón al hombre que le dio la vida y a quien ha admirado desde que tiene uso de razón.

Precisamente, además de despertar una profunda admiración en su hijo, esas tres cualidades le han servido a Padrón para levantar una prestigiosa institución que ha formado a un sinfín de profesionales.

“Es un soñador y un visionario, aunque no lo diga, pero tiene ese talento de visualizar, y ha logrado expandir Miami Dade College y convertirlo en lo que es hoy. Desde que recuerdo, tiene una pasión que lo mueve a levantarse todos los días y hacer algo especial por la comunidad”, expresó el empresario.

“Cuando se propone sacar algo adelante, le da marcha, pero en el mundo en el que se desenvuelve hay que tener mucha paciencia para enfrentar la burocracia. En los últimos años ha podido lograr sus propósitos”, agregó.

De esa figura ejecutiva, que siempre va de traje y corbata y durante 24 años ha estado al frente de Miami Dade College, Camilo guarda dulces momentos de su infancia, que ahora comparte con sus hijos.

“Mi afición a Disney empezó por él, que me llevó por primera vez cuando abrió el parque en 1972. Aún recuerdo como si fuera ayer el viaje en el carro, nunca se me olvidará. Yo tenía unos 4 o 5 años, en aquel entonces se usaban tickets para montar los rides. Y es esa imagen la que llevo conmigo cuando viajo a Disney con mis hijos, y ya los he llevado mil veces”, contó.

“Sí, hay un punto de comparación entre la visión de la vida de Walt Disney y la de mi papá, y creo que aprendí de esa experiencia”, añadió.

De su padre, a quien retrata como un amante de la buena gastronomía y explorador de las diferentes culturas que ha conocido en múltiples viajes, también heredó valores, que hasta hoy le reafirman que proviene de muy buena estirpe.

“De él he aprendido a ser humilde con la gente en cualquier situación y también a apoyar a los demás, ya sea en los negocios, la familia o a los amigos, porque al final, todos nos necesitamos para progresar. Creo que él siempre ha tratado de mostrar que hay que estar unidos para avanzar y sobrevivir”, expuso.

Aunque han viajado juntos y suelen salir a menudo, Camilo anhela pasar más tiempo con su padre, ahora que Padrón se retira de su cargo. Sin embargo, no está tan seguro de que su papá logre desconectarse.

“Es muy activo. Yo creo que va a descansar, pero no lo puedo garantizar”, dijo, entre risas.

CAMILO PADRON.jpg
Camilo Padrón.
Camilo Padrón.

“Descansará de las operaciones del día a día, podrá relajarse y dedicarse a su hobby. Aunque va a estar involucrado en algún rol más pequeño, porque es imposible que se levante y no quiera hacer algo. Pienso que tiene que pasar un tiempo para que él decida qué hará después de su retiro”, añadió.

El pasatiempo favorito de Padrón, a quien su hijo sugirió contar su vida en un libro, es explorar Miami, descubrir rincones y sabores que dibujan esta urbe tan cosmopolita.

“Le encanta estar en todos los lugares, conocer. Miami es mi padre. Él no podría verse fuera de esta ciudad. En cualquier esquina, ya sea Coconut Grove, Brickell o Wynwood, si el encuentra algo nuevo, va a conocerlo”, reveló.

“Por su trabajo en Miami Dade College, ha tenido la oportunidad de visitar muchos países. Creo que él ha estado en cada país de este mundo en algún momento de su vida. Le dije que escribiera un libro y me dijo que lo pensaría”, agregó.

Además de los lazos sanguíneos y recuerdos de su crianza en la que sus abuelos paternos fueron fundamentales, con su padre tiene en común el interés por otras culturas y el gusto por la buena mesa. Y cuando Camilo no lo acompaña, es él el primero en enterarse sobre sus descubrimientos gastronómicos.

“Nos gusta mucho comer. No sé cómo lo hace, pero encuentra los mejores restaurantes de Miami. Cada vez que nos enteramos de que un restaurante abre o que hay un chef nuevo en el College, vamos a probar los platillos. No tenemos predilección por una comida u otra, nos gusta la italiana, la cubana, la francesa, pero eso depende del menú. A veces vamos al mismo restaurante casi todas las semanas hasta más no poder o él me llama y me cuenta que encontró uno tan bueno que tenemos que ir a conocer”, relató.

Sobre cómo Padrón encontró el camino de la educación hasta lograr ganarse el cariño de los estudiantes, su hijo comentó: “Cuando se graduó con su doctorado ya tenía ofertas de trabajo en el mundo corporativo, pero un profesor le pidió que ayudara y enseñara un tiempo, que devolviera algo de lo que había recibido. Y desde ese momento se dedicó a la educación.

“Él está muy presente en las vidas de quienes pasan por el College y le gusta que los estudiantes lo visiten en su oficina y le compartan sus ideas. Les envía emails de felicitaciones por sus cumpleaños. Creo que mi papá va a dejar un legado en la educación. No sé cómo la persona que lo sustituya podrá seguir sus pasos para continuar el movimiento que él empezó”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas