Las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte entre hombres y mujeres en los Estados Unidos. De acuerdo con las últimas estadísticas publicadas por la American Heart Association en 2017, el número de fallecimientos por esta causa asciende a más de 800.000 personas al año, aproximadamente, 2.300 al día. Es decir, en EEUU, al menos uno de cada cuatro individuos perece por padecimientos asociados con la salud del corazón.

Te puede interesar

Durante el mes de febrero el Gobierno Federal y una multiplicidad de instituciones públicas, privadas y sin fines de lucro, unen esfuerzos para llamar la atención de la sociedad sobre la importancia de tomar medidas preventivas y así ayudar a reducir el número de muertes causadas por estas enfermedades.

La historia detrás de este esfuerzo comenzó con la proclamación 3566, del 30 diciembre de 1963, que el entonces presidente Lyndon B. Johnson realizara días después de que el Congreso emitiera una resolución conjunta, solicitándolo.

"La gente de los Estados Unidos debe prestar atención al problema nacional de las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, y apoyar los programas necesarios para lograr su solución", expreso el mandatario en su proclamación, y con esto marcó un punto crucial en el enfoque de la nación para abordar la enfermedad cardiovascular.

Tiempo después, el 11 de enero de 1964, el Director de Servicios de Salud Pública Luther Terry, MD, publicó el primer Informe de Servicios de Salud Pública sobre Tabaquismo y la Salud, en donde el Gobierno Federal de manera inédita reportase el vínculo entre fumar y los impactos negativos que esto produce como el cáncer de pulmón y las enfermedades del corazón.

En vista de la gravedad del problema durante los subsecuentes 56 años cada presidente de turno ha expresado su apoyo a la iniciativa resaltando la importancia de tomar conciencia sobre el tema y asumir las medidas preventivas.

En su primera proclamación sobre esta celebración, el presidente Donald J. Trump expresó: "...Durante el Mes del Corazón, recordamos a aquellos que han perdido la vida por enfermedades del corazón y decidimos mejorar su prevención, detección y tratamiento. Es un momento para todos nosotros para reafirmar nuestro compromiso de mejorar la salud cardiovascular para nosotros, nuestras familias y nuestras comunidades…".

Lyndon B Johnson NARA.jpg
El presidente estadounidense Lyndon B. Johnson fue quien firmó la proclamación en la que se decretó febrero como Mes del Corazón.

El presidente estadounidense Lyndon B. Johnson fue quien firmó la proclamación en la que se decretó febrero como Mes del Corazón.

En paralelo como parte de los esfuerzos en crear conciencia sobre este punto, el primer viernes del mes se celebra el Día Nacional de Usar el Color Rojo, en donde personalidades y presentadores de noticias usan este color para crear conciencia y apoyar la prevención de la enfermedad cardíaca.

A nivel mundial también existe un día para promover la prevención de las enfermedades coronarias y es el 29 de septiembre. Este fue instituido por la Federación Mundial del Corazón junto con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y la Unesco en el año 2000, como estrategia para dar a conocer de manera masiva información relacionada con el problema, al igual que formas de prevenirlo, controlarlo y la variedad de tratamientos que existen.

En comparación con 1964 las cifras de muertes y afectados por enfermedades cardíacas han disminuido de manera considerable. Los medicamentos, dispositivos médicos, protocolos de recuperación y avances tecnológicos, aparte del conocimiento popular son algunos de los factores que han contribuido en esto, pero aún falta mucho por hacer pues todavía debe aumentar la conciencia y control sobre los factores de riesgo:

• Cerca del 15% de los norteamericanos continúa fumando

• Un tercio de la población sigue sin realizar actividades físicas regulares

• El porcentaje de hipertensos aumentó 4% en relación con 1964, lo cual señala que un 33% de la población con este padecimiento.

Lo cierto es que aún cuando los avances en la medicina han permitido reconocer los factores que contribuyen con el desarrollo de enfermedades del corazón, este es un mal que no conoce fronteras siendo la enfermedad que más vidas cobra a nivel mundial, más que todos los tipos de cáncer en conjunto.

Muchas de las cardiopatías pueden ser prevenibles con un pequeño cambio en el estilo de vida y control médico, por ello la importancia de recodar que sí es posible tener un corazón sano.

Algunos datos a nivel mundial:

• 17,3 millones de personas mueren por enfermedades cardiovasculares cada año

• Las muertes por enfermedades del corazón constituyen casi la mitad de los 36 millones de muertes de las enfermedades no transmisibles

• Se espera que para el 2030 el número de muertes por ECV aumente a 23,6 millones.

Datos en EEUU

• Las enfermedades del corazón matan a más personas que todos los tipos de cáncer combinados.

• Se estima que el 83% de los ataques del corazón pueden prevenirse y aún así la gente no hace nada por evitarlos.

• El 72% de los norteamericanos no se consideran a sí mismos en riesgo de padecer del corazón.

• El 58% de la población de EEUU no hace ningún esfuerzo por mejorar la salud de este importante órgano.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las escuelas deben mantenerse abiertas y solo cerrar las que estén comprometidas con casos de coronavirus 29.21%
Deben volverse a cerrar todas las escuelas ante el riesgo de que aumente la propagación del virus 21.96%
Si se cumplen los protocolcos establecidos no debe producirse un incremento de los contagios 17.18%
Los padres necesitan las escuelas abiertas para poder trabajar y regresar a la normalidad 14.11%
Lo único que va a detener al COVID-19 es la responsabilidad individual de protegerse del contagio 17.54%
3119 votos

Las Más Leídas