La Oficina del Sheriff del condado Polk, PCSO, en el centro de la Florida, confirmó este miércoles el arresto de cinco cubanos sospechosos de haber robado más de dos millones de dólares en productos en tiendas de la región central del estado.

De acuerdo con el documento, los cubanos, cuatro hombres y una mujer, formarían parte de una empresa criminal que robó mercadería en comercios de 14 condados diferentes en al menos 150 hechos reportados, y de los que 25 ocurrieron en Polk, con daños ascendentes a entre 150.000 y 200.000 dólares.

Te puede interesar

Según el sheriff, Grady Judd, una investigación conjunta entre su oficina y la Unidad de Delincuencia Minorista Organizada, permitió "detener y enjuiciar a aquellos que se ganan la vida robando mercadería por valor de cientos de miles de dólares y tratando con bienes robados".

Un video publicado en Youtube por el Sheriff de Polk, grabado por cámaras de seguridad, muestra a uno de los cubanos arrestados en el momento en que sustrae productos y los coloca dentro de un bolso con el que abandona la tienda sin pagar.

Embed

Los delitos por los que fueron detenidos los cinco cubanos, y que además justificaron una orden de arresto contra un sexto implicado, se cometieron en negocios ubicados en los condados de Hernando, Lake, Marion, Sumter, Pasco, Pinellas, Orange, Osceola, Polk, Manatee, Sarasota, Hillsborough, St. Lucie y Lee.

Entre las cadenas afectadas se hallan Burlington, CVS, JC Penney, Walgreens, Winn-Dixie y Publix, que fue por donde se inició la pesquisa, tras poner en conocimiento de los investigadores de PCSO que un grupo de sospechosos habría estado cometiendo robos minoristas en sus tiendas.

Las autoridades del condado de Polk han presentado 31 cargos por delitos graves contra los seis sospechosos, identificados como Santiago Martínez Jorrin, de 33 años; Tomás Rodríguez Oliva, de 47; Reynel Hernández Perdomo, de 43; Dayron Ramon Torres, de 31; Danays Acosta Benítez, de 34, y Michael Baladron Jimenez, de 32, sobre quien se emitió la orden de arresto.

Tres de los sospechosos (Martínez Jorrin, Acosta Benítez y Baladron Jimenez) tienen antecedentes penales, con un total combinado de 33 delitos anteriores y 9 cargos por delitos menores.

Tras robar la mercancía en las tiendas, los sospechosos la llevaron a lugares diferentes e incluso la vendieron. También enviaron parte de los productos robados a Cuba y se beneficiaron con ello, razón por la cual se les imputan cargos de crimen organizado, refiere el documento hecho público por la Oficina del Sheriff del Condado Polk.

FUENTE: Nota de prensa Polk County Sheriff's Office

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas