Embed

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- A menos de 24 horas de que el Gobierno del presidente Donald Trump impusiera nuevas restricciones a los viajes con destino a Cuba, la compañía de cruceros Carnival anunció que sus barcos dejarán de atracar en puertos cubanos, hecho que fue recibido con beneplácito por un sector del exilio de la isla en el sur de la Florida.

Te puede interesar

Las nuevas medidas, que tienen como objetivo presionar al régimen castrista por su apoyo a las dictaduras de Venezuela y Nicaragua, y —además— cortar el flujo de divisas que percibe la dictadura a través del negocio del turismo, prohíben a partir de este miércoles visitas a Cuba en embarcaciones de pasajeros y recreo, incluidos cruceros y yates, así como también aeronaves privadas.

En un lacónico mensaje, Carnival dijo que “debido a los cambios en la política de los EEUU, a la empresa ya no se le permitirá navegar a Cuba de manera inmediata”. Acto seguido indicó que “estamos trabajando lo más rápido posible para asegurar itinerarios alternativos para el resto de nuestros viajes a Cuba y esperamos tener información para navegar en los próximos 2 o 3 días”.

El anuncio del Gobierno estadounidense y la decisión adoptada por la compañía Carnival motivaron una declaración del secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez-Boronat, organización que hace aproximadamente un año acometió una nueva campaña en contra de los cruceros a Cuba, por considerarlo “un negocio que está llenando las arcas de la dictadura castrista”.

El dirigente opositor dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que el presidente Donald Trump está demostrando “seriedad para cumplir las promesas que le ha hecho a la comunidad cubana” durante sus visitas a Miami en los últimos años. “Este es un mensaje claro para que sepa el pueblo cubano que tiene respaldo en su lucha en el exilio y a la rebeldía interna”, remarcó.

Admitió que las nuevas medidas “podrían afectar a unos pocos negocios particulares en La Habana”, pero —afirmó— “el presidente Trump le ha puesto fin al lucro que tenía la industria turística de un régimen que en los últimos años ha recibido más de 300 millones de dólares, que no se ven reflejados en hospitales, escuelas o calles para nuestro pueblo”.

Entretanto, Carnival indicó que los pasajeros que actualmente se encuentran a bordo de su crucero Carnival Sensation harán una escala el jueves en la isla mexicana de Cozumel, y no en La Habana, como estaba previsto inicialmente. La compañía entregará una compensación de 100 dólares “por los inconvenientes”.

Por su parte, la firma de cruceros Royal Caribbean anunció que sus embarcaciones que navegarían el miércoles y el jueves “no se detendrían en Cuba”, sin especificar si ese destino sería eliminado de su oferta de paquetes turísticos, mientras que Norwegian Cruise Line dijo que estaba “monitoreando la situación”.

Entre las medidas adoptadas por el Gobierno de EEUU también se cuenta la prohibición a los viajes conocidos como de “personas a personas” o “pueblo a pueblo”. Al respecto, el congresista Mario Díaz-Balart dijo que esta modalidad de viaje en grupo fue autorizada durante el Gobierno de Barack Obama, en 2011, y “puede haber cruzado la línea del turismo ilegal”.

El Departamento del Tesoro de EEUU, al anunciar las medidas, aseguró que “Cuba continúa desempeñando un papel desestabilizador en el hemisferio occidental, proporcionando un punto de apoyo comunista en la región y apoyando a los adversarios estadounidenses en lugares como Venezuela y Nicaragua, al fomentar la inestabilidad, socavar el estado de derecho y suprimir los procesos democráticos”.

Sin embargo, no todos en el sur de la Florida celebraron las nuevas restricciones. Marcelino Miyares, directivo del Partido Demócrata Cristiano de Cuba en el exilio, sostuvo que se trata de una “medida propagandística” para “mostrarle al mundo que algo se está haciendo” por derrocar al castrismo.

Por su parte, el periodista Gustavo Godoy, que tiene una extensa trayectoria como directivo de medios de comunicación, expresó que “se vuelve a bailar ‘tres pasos para la izquierda y tres pasos para la derecha’, como la canción” sin resolver –según dijo– el “problema de fondo”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario