jueves 2  de  febrero 2023
NUEVA REGULACIóN 

Cayo Hueso multará a bebedores que vomiten en los taxis

<p>Los taxistas exigen que se cobre un impuesto para cubrir gastos de limpieza</p>

Cayo Hueso es conocido por ser un islote prácticamente dedicado al placer. Allí las juergas son monumentales y las borracheras cosa común. Pero las vomitaderas producto de la resaca también son olímpicas. n

Que lo digan los taxistas que de madrugada tienen que regresar a los parroquianos a sus hoteles, ebrios, sin control sobre sus cabales y con la mala costumbre de vomitar dentro de los taxis. La situación es tan seria, que el gremio ya no aguanta más y las autoridades han decidido tomar cartas en el asunto. n

Hace unas semanas, la Comisión de Cayo Hueso decidió que quien vomite dentro de un taxi debe pagar una u2018tasa de limpieza u2019 de 50 dólares. Aun así, los taxistas no están contentos. Es que limpiar una vomitadera cuesta más de 100 dólares. u201cNo hay nada más difícil de sacar que el olor de un vómito. Se impregna por días u201d, se quejó uno de ellos. nPero hay más. Las pérdidas pueden ser mucho mayores.

Cayo Hueso es un islote de 7,4 millas cuadradas con una población fija de 25.000 personas, pero que en días de fiesta se triplica, y los días de fiesta son casi todo el año. La queja de los taxistas estriba en que, como el islote es pequeño, una carrera de taxi raramente sobrepasa los 10 dólares y cuando alguien vomita en horas de la noche, el vehículo tiene que ser retirado del servicio porque de madrugada no hay donde limpiarlo. n u201cSi me vomitan a las 10 de la noche he perdido la noche, porque ningún otro cliente va a querer entrar a mi taxi u201d, se quejó el taxista Joe McCartney. n

Para la taxista Elise Romein, la decisión de cobrar la tasa funciona como una especie de u201csubsidio u201d, ayuda en el pago de la limpieza. u201cMe gusta la idea, aunque debía ser más. Es como una persona que ensucia a alguien accidentalmente, lo mínimo es que pague los costos de la lavandería u201d, afirma.
n
La ordenanza aprobada por los concejales dice textualmente: u201cEn el caso de que los pasajeros de los taxis ensucien el interior con fluidos corporales, líquidos o sólidos, se agrega una tasa de 50 dólares al total de la carrera u201d. El u2018Fantasy Fest u2019 del próximo mes y las celebraciones de fin de año, suelen ser los períodos críticos en Cayo Hueso. nSin embargo, la ordenanza es omisa en relación con aquellos parroquianos que vomitan en la calle. En este sentido, todo parece ser como siempre. Entran en acción los bomberos que siempre tienen un camión en las esquinas, ante la eventualidad.
n
La tasa, sin embargo, tiene dos exenciones. No es aplicable ni a los niños o a los pasajeros que se encuentran sobrios pero se enferman dentro del coche y vomitan. nLa idea de una u201ctasa de limpieza u201d no es nueva. Existe ya en Chicago, Illinois, y Austin, Texas, dos ciudades u201cde peso u201d en términos etílicos, donde las autoridades aprobaron una tasa de 100 dólares, como quieren los taxistas de Cayo Hueso. nMientras, ya saben. En Cayo Hueso la cosa se pone fea y maloliente al anochecer.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar