MIAMI.- La campaña electoral por el Distrito 27 al Congreso atesora una de las grandes expectativas de estas elecciones generales. La actual titular, la congresista demócrata Donna Shalala, opta por la reelección, tras sus dos primeros años en el parlamento de la nación, frente a la misma oponente de 2018, la republicana María Elvira Salazar.

Y en medio de encuestas que apuntan a un lado y el otro de la ecuación, sobresalen cifras oficiales que aseguran el registro de más demócratas, y más independientes, que republicanos en la circunscripción en cuestión.

Te puede interesar

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con la congresista Shalala acerca de sus dos años en el Congreso, sus planes y perspectivas sobre la economía, la salud pública, el transporte público, la inmigración y el medio ambiente.

-¿Cómo resume su experiencia de dos años en el Congreso?

He cumplido mis promesas. He ayudado a aumentar la cantidad de empleos en mi distrito, así como la atención médica al lograr recudir el precio a pagar por medicamentos recetados. También he ayudado, con mi aporte y voto, a ampliar el cuidado infantil, y ahora, durante la pandemia de COVID-19, apuesto por ampliar la ayuda a los pequeños negocios y la atención médica, al mismo tiempo que continúo luchando contra dictaduras, como las de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

-Acorde al informe oficial de la autoridad de Elecciones en Miami-Dade, el Distrito 27 se ha vuelto más demócrata en los últimos dos años. ¿Cómo se siente al respecto?

Yo trabajo para todos, sean demócratas, republicanos o independientes. Y eso es lo que hago cuando estoy en el Congreso y hablo con republicanos para aportar juntos al cuidado de la salud, la ayuda a las pequeñas empresas o luchar con las dictaduras en Cuba, Nicaragua o Venezuela. Hay republicanos interesados en esos temas, como el representante Mario Díaz Balart, quien ha sido un líder en la lucha contra los esos regímenes. Todos hemos luchado por los recursos para los hospitales y la gente. No soy una demócrata cerrada a ideas. Soy una representante que trabaja para todos en el distrito, y no me importa si alguien se identifica como demócrata, republicano o independiente. Yo estoy allí para todos.

- Hay voces que opinan que estas elecciones generales elegiremos entre capitalismo y socialismo. ¿Se está volviendo radical el Partido Demócrata?

Somos 435 miembros demócratas en el Congreso y solo hay un puñado de ellos, tal vez cinco o seis, que están un poco a la izquierda. Eso no hace a un partido radical. Todos somos capitalistas. Todos luchamos por el empleo, la salud y la seguridad. Soy católica, capitalista, pero más que nada, soy una luchadora por los trabajadores de mi comunidad. No bastan 300 dólares, sino los 600 dólares que pedimos para ayudar a nuestras familias a causa de esta pandemia de coronavirus.

-Según el aspirante demócrata a la presidencia, Joe Biden, él retomaría el enfoque del expresidente Barack Obama hacia Cuba, en busca de lo que considera una mejor presencia en la isla para llevar la democracia al país. ¿Qué piensa sobre eso?

Sé muy bien cómo la vida del pueblo cubano ha sido destruida por esa horrible dictadura. Así que, lo que se haga, tiene que estar enfocado en ayudar al pueblo cubano, en llevar la democracia a la isla, no en ayudar al régimen cubano.

- Como secretaria de Salud y Servicios Humanos que fue, durante el Gobierno del presidente Bill Clinton, supo que necesitamos un sistema de salud pública que sea accesible a todos. Sabemos que Obamacare no es suficiente. ¿Tiene algún plan, alguna propuesta para hacer posible un sistema de salud al alcance de todos?

Tenemos que mejorar Obamacare y también tenemos que mejorar Medicare. Miles de personas en nuestro distrito quieren tener a sus padres y abuelos en casa, y no pueden porque no tenemos un programa que cubra esas necesidades, a menos que sean pobres y tengan Medicaid. En el Distrito 27 tenemos la mayor cantidad de personas inscritas en Obamacare de todos los distritos del Congreso del país, con más de 100.000 personas recibiendo atención médica gracias a ese programa de atención médica más asequible. Y eso no se puede destruir. Mejorarlo sí. Sepamos que Florida es uno de los pocos estados que no permite ampliar el Medicaid para facilitar los pagos mensuales de Obamacare. Y eso está mal porque estamos pagando más de lo que pagan otros en el país.

-Cuando termine la pandemia de coronavirus, tendremos una ardua labor para reponer la economía y ayudar a negocios y personas a resolver sus problemas económicos. ¿Cómo ve al Congreso y la Casa Blanca en ese aspecto?

Todo Miami depende de la economía del turismo, convenciones y servicios. Desde restaurantes hasta hoteles, aeropuerto y puerto marítimo. Buscar el regreso de los turistas y las grandes compañías, cuando la comunidad esté segura, será la prioridad, al mismo tiempo que tendremos que procurar programas adicionales de ayuda. Pero primero, debemos controlar el virus. No se trata solamente de tener una vacuna para combatirlo, sino de darle duro con un martillo, con reglas sanitarias que todos debemos cumplir, y poder así reabrir la economía plenamente.

- El Distrito 27 se extiende desde Kendall y Cutler Ridge hasta el aeropuerto de Miami y Miami Beach, incluida la Pequeña Habana y el centro de Miami. Para nadie es noticia que necesitamos mejorar el transporte público. ¿Qué más puede hacer para sumar ayuda federal a los fondos que recolectamos aquí? quizás para ampliar el Metrorail.

Nosotros, en la Cámara de Representantes, aprobamos fondos adicionales, no solo para expandir el transporte público, sino también para combatir el aumento del nivel del mar, pero la propuesta está estancada en el Senado y seguimos esperando, tal como sucede con la segunda ayuda suplementaria de 600 dólares y más para pequeños negocios por el coronavirus.

- Como sabe, en el Distrito 27 hay mucha gente que necesita legalizar su estatus migratorio. Desde Dreamers hasta venezolanos y otras nacionalidades. ¿Qué puedes hacer para lograr eso?

Los demócratas, en el sur de Florida, junto a republicanos como Mario Díaz Balart, proponemos el (estatus protector temporal) TPS para los venezolanos, así como una reforma migratoria razonable para todos, incluidos los Dreamers y millones de personas que han vivido en el país y contribuido durante tantos años. Son amigos y vecinos que necesitamos ayudar. Por supuesto que queremos fronteras seguras, no hay duda de eso, pero también necesitamos continuar nuestras inversiones económicas en Centroamérica y Sudamérica para que esas economías puedan hacer posible que sus ciudadanos se mantengan allí, sin tener la necesidad de salir de sus países.

jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.22%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.47%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.19%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.12%
1878 votos

Las Más Leídas