martes 9  de  abril 2024
Eclipse solar

El carnaval del eclipse en Miami

El Museo de Ciencias de Miami fue escenario del entusiasmo de grandes y chicos ante un eclipse total de Sol que no se volverá a ver en mucho tiempo
Por DANIEL CASTROPÉ
Embed

MIAMI.- El calor habitual de la comunidad de Miami, siempre bullanguera y efusiva, convirtió el eclipse solar de este lunes en un carnaval.

El epicentro fue el Philip & Patricia Frost Museum of Science, en el downtown, una enorme edificación inaugurada hace tres meses, con recursos públicos y privados, al que asistieron millares de personas.

Nadie quería perderse el evento solar que muchos consideran un "momento de romance" entre la Tierra, la Luna y el Sol, con el pequeño satélite interfiriendo entre el Astro Rey y el suelo de los terrícolas.

La gente empezó a abarrotar el museo desde tempranas horas. De forma gradual, su estacionamiento se fue copando y los conductores se vieron obligados a recurrir a otros lugares de parqueo contiguos que, también, resultaron insuficientes.

El eclipse coincidía con el regreso a clases. Sin embargo, centenares de niños se sumaron como testigos del espectáculo sideral. Ellos, con sus voces estridentes, pusieron su dosis de alegría al evento que no se repetirá en muchos años.

Testimonios

Janeth Eyman, una mujer rubia que llegó al lugar entre los primeros, no podía creer lo que sus ojos veían. "Me siento muy feliz; es algo con lo que siempre había soñado. Hasta la piel se me puso de gallina", dijo visiblemente emocionada.

Para Lucía, una argentina que anda de gira por varios países, el evento despertó en ella una inmensa felicidad. Y agregó: "Me vine con mi bebé y mis otros dos hijos; también con mi esposo. Esto es histórico, alucinante".

Entretanto, los problemas de movilidad de la colombiana Rosalía, no pudieron empañar su sueño. "No tuve problemas para entrar (utiliza silla de ruedas). Y aquí estoy porque no quiero perderme esta gran oportunidad".

Momentos

El número de asistentes al museo fue más elevado de lo que se esperaba. Por ende los lentes especializados que repartían gratuitamente se agotaron por lo menos una hora antes de que el eclipse solar se observara en toda su magnitud.

No obstante, las personas utilizaron su ingenio para obviar el escollo. Entre unos y otros se facilitaban los lentes con una sola consigna: todos tenían que alzar sus ojos al cielo para presenciar "el mágico momento".

Hombres y mujeres con sus mascotas, algunos ataviados con ropas deportivas o de playa, y un calor veraniego en todo su furor, fueron el común denominador de esta jornada.

Pero llegaría el momento en que los tres astros del amplio universo volverían a desalinearse, y con ello, finalizaba un espectáculo que congregó a personas de todas las razas, credos y costumbres.

Muchos volvieron a sus casas soñando con ver otro eclipse, pero más aún añorando el momento en que la humanidad, unida y sólida, pueda romper las barreras de la intolerancia para ponerse de acuerdo, como lo hicieron por 2 minutos 59 segundos la Tierra, la Luna y el Sol.

Embed

Qué analizarán los expertos

Este eclipse no solo será interesante para los aficionados, sino que los expertos también esperan poder descubrir más sobre el Sol, la Luna y la Tierra.

- EL SOL: La atención se centra sobre todo en la capa más externa de la atmósfera del Sol, la corona solar. Este halo de gas se puede observar bien durante los eclipses solares porque el Sol queda tapado completamente por la Luna. La capa que se encuentra directamente debajo, la cromosfera, también podrá verse como un anillo blanco rosáceo.

Varias misiones de la NASA medirán desde el espacio y desde la Tierra las variaciones en el campo magnético de la corona y su temperatura.

Los investigadores también esperan obtener más información de las enormes erupciones de gas del Sol. Entre otras cosas, quieren entender mejor por qué la atmósfera del Sol, con una temperatura de hasta tres millones de grados, es mucho más caliente que la superficie de la estrella que se encuentra por debajo.

- LA LUNA: La sonda espacial de la NASA "Lunar Reconnaissance Orbiter" (LRO) estudiará durante el eclipse la sombra de la luna, que recorrerá Estados Unidos de oeste a este. Esta no es redonda, sino que tiene la forma de un polígono irregular. La forma de la sombra se debe a la radiación solar, que marca el irregular contorno de la Luna, con sus montañas y sus valles.

- LA TIERRA: Cuando la Luna oscurece el Sol, en la Tierra se hace de noche. No solo desaparece la luz, sino que también baja la temperatura y muchas plantas y animales entran en su habitual reposo nocturno.

Los investigadores también quieren estudiar el 21 de agosto el equilibrio energético de nuestro planeta con ayuda de numerosas mediciones desde la Tierra y el espacio. Quieren saber cuánta energía solar es absorbida por la atmósfera terrestre y cuánta es reflejada hacia el espacio. Los datos también ayudarán a comprender el efecto de las capas de nubes.

- PROYECTO CON GLOBOS DE HELIO: El eclipse solar estará acompañado por un proyecto de globos de helio de gran altura. Medio centenar de equipos de universidades e institutos trabajan desde hace meses para equipar esos globos con cámaras. Los globos grabarán el eclipse a 30 kilómetros de altura, en el límite de la atmósfera terrestre, donde registrarán el espectro de longitud de onda completo y enviarán las imágenes a la Tierra en directo a través de un módem.

- CITIZEN SCIENCE: Numerosos proyectos de ciencia ofrecen a los aficionados la oportunidad de contribuir. Entre otras cosas, pueden recoger datos con una app sobre la variación de la temperatura y de la capa de la atmósfera más cercana a la superficie terrestre o sobre el comportamiento extraño de los animales. Otros trabajan en una red de 68 telescopios que grabarán el eclipse para montar después un vídeo en alta definición.

Embed

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar