MIAMI.-El mismo día en que Adam Putnam cumplía años, (este martes, 31 de julio) su oponente Ron DeSantis recibió el respaldo en persona del presidente Donald Trump, en una manifestación en la ciudad de Tampa, en el centro oeste de la Florida.

Putnam (también comisionado de agricultura) y DeSantis compiten por la nominación republicana a la gobernación de Florida.

Las últimas encuestas muestran que DeSantis le ha tomado una ventaja de 12 puntos a Putnam (41%-29%). Y con el impulso dado por Trump, es claro que la candidatura del comisionado de agricultura es cada vez menos viable, según los analistas políticos.

De acuerdo con POLITICO, los principales donantes y patrocinadores de Putnam al parecer se están bajando del que fuera, hasta hace dos meses, una imparable locomotora hacia la victoria.

DeSantis ha respaldado sin fisuras a Trump en los momentos más críticos de su presidencia e incluso propuso un proyecto de ley para acabar con la pesquisa sobre la llamada "trama rusa" del investigador especial Robert Mueller.

Por lo tanto, DeSantis está perfectamente sincronizado con la Casa Blanca en temas como inmigración (separación de familias y las llamadas ciudades santuario), control de armas y la Segunda Enmienda, reforma tributaria y recorte de impuestos, política internaciona y la guerra comercial con aranceles impuestos a productos de China, México y Canadá, y la necesidad de acabar con el Obamacare.

Elecciones generales

De acuerdo con Eduardo Gamarra, encuestador y profesor de ciencias políticas de FIU (Florida International University), "el apoyo a Santis es importante en un momento en que le Partido Republicano es ahora el partido de Trump".

Para Gamarra, en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, ese apoyo presidencial dado no solo a DeSantis sino a otros candidatos alrededor del país, representa un dilema para ellos porque pueden vencer en las primarias pero después les toca enfrentar, en la elección general, al candidato del otro partido.

"No va a ser tan fácil como en las presidenciales de 2016. En la competencia por la gobernación, a DeSantis no le quedará sencillo derrotar a la precandida demócrata Gwen Graham o a los otros candidatos demócratas", recalcó Gamarra.

Para este investigador y académico, el segundo dilema es el del alma del Partido Republicano, "está basicamente perdido, no sabe si volverse hacia Trump o mantener cierta lógica de partido conservador pero no radical. Ahí es donde es peligroso ese juego".

Y ahí es donde se verá si al final el respaldo presidencial es un activo o, por el contrario, una pesada carga que podría inclinar la balanza hacia el candidato demócrata.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas