La tasa de alcohol permitida para conducir un vehículo en el estado de Utah acaba de ser rebajada a 0.05 y ello podría incidir en la manera que la próxima legislatura de la Florida y el resto del país trate el delicado asunto.

La nueva ley en Utah rompe precisamente la uniformidad que sostuvo por varios años el país, al mantener la temida tasa Blood Alcohol Concentration (BAC) de 0.08 en todos los estados.

Esta unidad de medida significa que el flujo de sangre del individuo en cuestión tiene 0.08 parte de alcohol por cada 1.000 partes de sangre, lo que dificulta significativamente la capacidad de atención.

La representante estatal demócrata de Boca Ratón, Emily Slosberg, anticipó a The Palm Beach Post que prepara la documentación de lo que podría ser una nueva ley o una enmienda a la existente, que no es cambiada desde 1994, para disminuir la tasa a 0.05 y combatir así la cantidad de accidentes y muertes por consumo de alcohol.

“Cuando Utah denote una tasa más baja de accidentes de tránsito y muertes, debido a su nueva ley, me ayudará a convencer a representantes y senadores para hacer algo igual en la Florida”, señaló la representante estatal.

De hecho, la autoridad internacional de la Salud y la nacional de Transporte han recomendado bajar la tasa a 0.05, tal como lo ha hecho la mayoría de los países europeos, además de Argentina, Australia y Taiwán.

O incluso más, a 0.02, como hizo China, estonia y Polonia.

Según un informe de la autoridad española de carreteras, el índice de accidentes fatales provocados por la ingestión de alcohol disminuyó 8%, tras la aplicación del límite 0.05 en el país europeo.

Estadísticas

Por otra parte, la Florida reporta que 43.899 multas por violar la ley DUI en 2017, de los que 24.334 resultaron convictos por los hechos.

“Conducir bajo la influencia del alcohol por encima de 0.08 BAC continúa siendo un problema en la Florida”, señaló el informe de la autoridad de Carreteras, que reportó la muerte de 839 personas en 2017, un aumento sustancial de 27% respecto al año anterior.

Por otra parte, aún sin causar fatalidades, las consecuencias de conducir bajo la influencia del alcohol son muy costosas.

“La regulación DUI no solo se aplica a los conductores bajo la influencia de alcohol, sino también a quienes conducen bajo la influencia de ciertas medicaciones, drogas ilícitas y otras sustancias”, señaló a DIARIO LAS AMÉRICAS el abogado Ricardo J. Rodríguez Vacas.

“Y el acto de conducir no se limita al automóvil, puede ser conducir unas motocicleta, una embarcación. Ser arrestado y acusado de DUI es algo serio, que no solo afecta la vida personal y social de los acusados, también significa un fuerte golpe financiero”, resaltó.

Penalidades vigentes en la Florida

  • Multa de 500 a 5.000 dólares, dependiendo el grado de embriagues.
  • Servicio comunitario por 50 horas
  • Probatoria, hasta un año
  • Encarcelamiento, hasta nueve meses.
  • Suspensión de carné de conducir, mínimo 180 días
  • Estudio obligatorio en escuela de tránsito, 12 horas
  • Con gastos de abogado y fianza a pagar, la cifra podría superar los 12.000 dólares.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿A quién responsabiliza por el cierre parcial del Gobierno de EEUU?

Republicanos
Demócratas
Ambos
ver resultados

Las Más Leídas