MIAMI.- Ron DeSantis, Gobernador de Florida, destacó que la edad promedio de los nuevos contagios por COVID-19 ha descendido hasta los 37 años, pero aclaró que no se observa ningún síntoma alarmante en las cifras de la pandemia.

Esta fue la idea central de la discusión que tuvo lugar la tarde de este viernes en La Universidad Internacional de Florida (FUI), donde, además de DeSantis, participaron el alcalde Carlos Giménez y ejecutivos de hospitales de Broward, Miami-Dade y Palm Beach.

Te puede interesar

El encuentro, de alguna forma, buscó acallar los reportes que plantean que Florida se quedaría sin capacidad hospitalaria por el aumento en la propagación de la enfermedad.

Según el mandatario estatal, las cifras de los nuevos contagios se deben principalmente al aumento de las pruebas.

“En estos momentos, uno de cada 15 residentes del estado ha sido testado de coronavirus. Y esperamos llegar muy pronto a los 2 millones de test”, sostuvo DeSantis.

Lo positivo es que el incremento de los nuevos positivos se registra en el grupo demográfico alrededor de los 37 años. “Sabemos que la mortalidad está muy relacionada con la edad. Las personas por debajo de los 40 años que no padecen ninguna enfermedad crónica o dolencia significativa, es muy probable que no tengan que ser hospitalizadas ni que fallezcan debido a la enfermedad”, indicó.

Explicó que la causa de que haya aumentado el número de positivos entre los jóvenes es también debido a que “al principio del brote, se priorizaba a las personas más vulnerables, aquellas con síntomas, las mayores de 65 años o más y el personal sanitario”.

“Si entonces alguien asintomático con 25 años pretendía hacerse un test no podía, por no reunir los requisitos impuestos por el Centro de Control de Enfermedades (CDC) y las autoridades sanitarias estales. Ahora hacemos test a cualquiera que desee. En las últimas semanas hemos realizado 12.000 exámenes a personas entre 25 y 34 años de edad”.

Se duplicó la capacidad hospitalaria

“Tenemos el doble de capacidad en los hospitales de Florida que cuando comenzó la pandemia. A pesar de haber comenzado a realizar las intervenciones quirúrgicas habituales en todos los hospitales”.

Por su parte, Giménez coincidió con el gobernador al decir que en Miami-Dade “existen las camas suficientes. Ahora mismo hay 2.696 camas disponibles y, de hacer falta, podríamos incrementar 1.200 más. Tenemos 442 camas de Cuidados Intensivos (UCI) vacantes y dispondríamos de 526 adicionales en caso necesario. Por otra parte hay 847 respiradores disponibles.

El alcalde de Miami-Dade insistió en que ninguna de las cifras que registra el condado son preocupantes.

Añadió que en los hospitales de Miami-Dade se encuentran 644 pacientes ingresados por COVID. De ellos, 121 están en cuidados intensivos y 523 en cuidado intermedio. Sólo 60 enfermos necesitan respiradores.

No obstante, Giménez sostuvo que el Condado centrará sus esfuerzos para que todos los residentes y empresarios cumplan las medidas sanitarias correspondientes a la actual fase y que utilizará a las fuerzas del orden de forma más activa.

cmenendez@diariolasamericas.com

@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas