MIAMI.- A raíz de la masacre del año pasado en el club nocturno Pulse, en Orlando, en el que murieron 49 personas, el gobernador de la Florida, Rick Scott, propuso aumentar el número de agentes estatales dedicados a los esfuerzos de lucha contra el terrorismo.

El pasado otoño, el Comisionado del Departamento de Policìa de la Florida (FDLE, por sus siglas en inglés), Rick Swearingen, recomendó la contratación de 46 agentes adicionales. Scott dijo que respalda la solicitud porque el estado necesita "especialistas que se dediquen exclusivamente a identificar a estos terroristas y detenerlos".

El club nocturno celebraba una noche latina el 12 de junio pasado cuando Omar Mateen, inspirado por el grupo terrorista Estado Islamico o ISIS, disparó en el interior del local y mató a 49 personas y dejó más de 60 heridos. Esta se considera la peor masacre, con arma de fuego, cometida en la historia moderna de Estados Unidos.

Scott planea pedir a los legisladores que incluyan 5.8 millones de dólares, dentro del presupuesto de 2017-2018, para contratar a los agentes que estarán localizados en cada una de las siete regiones del FDLE.

De acuerdo con un comunicado del gobernador de Florida, estos agentes trabajarán hombro a hombro con agencias locales, estatales y federales para establecer un plan integral en apoyo a la seguridad interna. "Esta propuesta es una inversión clave en nuestras operaciones de contraterrorismo y busca asegurar que nuestros oficiales de policía tengan los recursos requeridos para detener esta violencia irracional", indicó Scott.

Los legisladores considerarán la solicitud durante su período de sesiones anual que comenzará el próximo mes de marzo.

Homenaje a las víctimas de Orlando

Alrededor de un centenar de carrozas, carros y grupos a caballo participaron el lunes en el Desfile de las Rosas 2017, el más importante de su tipo en Estados Unidos, que este año rindió un homenaje a las víctimas de la matanza de junio pasado en un club gay de Orlando (Florida).

El carro alegórico, financiado por la Aids Healthcare Foundation, llevó dos arcoíris de flores a los costados y un rótulo en inglés que decía: “Para honrar y recordar Orlando”.

En dos puntos del recorrido, visto por miles de personas en las calles de Pasadena, ciudad cercana a Los Ángeles, y desde las casas por televisión, soltaron desde la carroza 49 palomas, una por cada persona fallecida en el club Pulse a causa de los disparos hechos por el estadounidense de origen afgano Omar Mateen el 12 de junio de 2016.

“Para nosotros es mandar el mensaje que el amor es más que el odio, que es algo más significativo, que no se va a parar”, dijo Gustavo Marrero, vicepresidente del grupo de salud comunitaria Impulse, de Orlando.

“Lo que pasó en Pulse es una tragedia que no debe pasarle a nadie, a ningún grupo de personas, por eso para nosotros la carroza representa el futuro y el amor”, aseveró Marrero, quien solía visitar el club nocturno para realizar exámenes para detectar el virus de inmunodeficiencia humana (HIV).

FUENTE: REDACCIÓN
 

Deja tu comentario