cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

MIAMI.- El representante estatal Bryan Ávila y el senador estatal en Florida Manny Díaz presentaron un proyecto de ley en el Congreso estatal, donde proponen eliminar los carriles expresos en la autovía 826, mejor conocida por Palmetto Expressway, y buscan además la prohibición de crear otros peajes en dicha vía.

Te puede interesar

Sin embargo, la iniciativa legislativa, presentada el pasado lunes 2 de diciembre, ha levantado polémica incluso entre quienes la apoyan.

“La propuesta de ley que hemos presentado propone concretamente remover las líneas exprés y los peajes de la 826 para aliviar la congestión y la frustración que tienen los choferes y residentes de Miami-Dade.”, aseguró Díaz en declaraciones a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Mucho antes de que se presentara esta propuesta ante el Congreso estatal, el movimiento No more Tolls, que avanza en forma de campaña, es promovido con el objetivo de reunir un millón de firmas para eliminar los peajes de la Florida por considerarlos “un nuevo impuesto”. Algunos miembros del grupo comunitario consideran que es muy difícil que “los mismos políticos que apoyaron implementar el cobro de los peajes ahora estén en contra del proyecto”.

Según plantea el legislador estatal, el diseño de los cuestionados carriles exprés no tuvo en cuenta el crecimiento de la población local, ni el desarrollo económico en el área donde se establecieron.

“El proyecto (para poner los peajes y los carriles rápidos) creado en 2011, se quedó obsoleto y además no está funcionando con es debido”, argumentó.

Los impulsores del movimiento No more Tolls advierten que la legislación presentada para eliminar los carriles expresos constituya una maniobra para descarrilar su iniciativa ciudadana, que hasta ahora lleva recolectada alrededor de 500.000 firmas en su empeño de llegar al millón de rúbricas necesarias para eliminar los tolls, peajes, de las carreteras de la Florida.

El movimiento No More Tolls, surgido hace cinco años, se revitalizó precisamente cuando se anunció el cobro de los peajes en el Palmetto. Y sus líderes critican el hecho de que los representantes estatales que ahora llevan la iniciativa de ley a Tallahassee no hayan firmado su propuesta.

“Nuestra iniciativa nada tiene que ver con el movimiento No More Tolls. Nosotros queremos una ley concreta para la 826 porque vemos con nuestros ojos que la implementación de este proyecto no está funcionando y lo que ha creado es más congestión”, apuntó el político.

“Nos oponemos al proyecto del Palmetto, no solamente por el peaje, sino por la congestión que ha creado”, recalcó.

El proyecto, que comenzó a cobrarse el pasado mes de septiembre, creó tres opciones de entrar a los carriles expresos a quienes circulen rumbo norte, a la altura de Flagler o el Dolphin Expressway, entre las calles 36 y 58 del noroeste y entre Okeechobee y la calle 103.

El político asegura que la iniciativa legislativa que él impulsa es fruto “de la reacción del pueblo” y de nosotros [los políticos] ante un problema existente que merece una atención inmediata.

La propuesta legislativa debe pasar por los diferentes comités de la Cámara de representantes y del Senado, y después debe ir al pleno de ambos cuerpos legislativos para su votación.

Según Díaz, “si todo transcurre con normalidad, teniendo en cuenta que el Congreso no empieza a sesionar oficialmente hasta enero, el gobernador Ron DeSantis lo puede tener en su mesa listo para firmar a finales de marzo”.

La propuesta, que de convertirse en ley entraría en vigor a partir del 1 de julio de 2020, cuenta con apoyos clave dentro del Congreso estatal.

“Contamos con el soporte del presidente de la Cámara, el representante José Oliva, que también es de Miami-Dade y del presidente del senado, Will Galvano, quien entiende el problema que se enfrenta nuestra comunidad. Y comprende que nosotros debemos tener la oportunidad de resolverlo”, sostuvo Diaz.

Además de la vía legislativa, el senador confesó “estar negociando” con el Departamento de Transporte (DOT) para buscar “soluciones más rápidas”, “sin esperar a que pase la ley”. No obstante, “seguimos con la propuesta legislativa porque estamos frente a un asunto muy crítico. Si las negociaciones [con el Departamento] no funcionan, siempre podremos apelar a la ley”, explicó.

En el DOT quieren poder aportar soluciones. “Yo no sé si propondrán reducir a una senda los carriles rápidos. O si intentarán cambiar las entradas y salidas. No tengo esa respuesta todavía. No obstante, continuamos comunicándonos y negociando con ellos”, recalcó.

Por su parte, el comisionado de Miami-Dade Esteban Bovo sostuvo que ambos legisladores y el presidente de la Cámara de Representante, José Oliva, “entienden muy bien que establecer estos carriles fue una mala idea y por lo tanto tenía que ser rectificada lo más rápido posible”.

Según Bovo, “esta propuesta de ley es muy bien recibida porque responde al rechazo total de todos los residentes que viven a lo largo del Palmetto. Porque son quienes sufren los taponazos a todas horas”.

A la pregunta de si no exigirán responsabilidades a quienes planificaron y desarrollaron estas problemáticas “vías rápidas”, el senador respondió: “Los legisladores no tenemos control sobre los contratos. Esto lo hace la Administración y en este caso el DOT. Pero cuando se presenta un proyecto de ley, como nosotros hemos hecho, se hace una investigación de donde seguramente saldrá información. Si de está investigación salen a la luz los problemas y las personas responsables, los medios lo reportarán. Considero que este hecho pondrá a los responsables en una posición poco favorable para recibir [futuros] contratos”, concluyó.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas