Especial
@luisfsanchez6

Luego de toda la fanfarria, las fiestas y los eventos del Super Bowl LIV llegó la hora señalada del choque entre los Chiefs de Kansas City y los 49ers de San Francisco, que disputarán la final de los 100 años de la NFL el domingo 2 de febrero (6:30 p.m. TV: Fox, Fox Deportes. Radio: Entravisión) en el Hard Rock Stadium.

Te puede interesar

El partido será transmitido por TV a más de 150 países y se calcula que una audiencia superior a los 100 millones seguirán el partido en televisión, además de todo el seguimiento multimillonario en redes sociales. Grandes artistas participarán en el evento. Pitbull cantará a las 4 p.m. The Rock anunciará el ingreso de los equipos a las 6 p.m., Yolanda Adams cantará America the Beautiful y Demi Lovato entonará el Himno Nacional.

En el famoso Show del Medio Tiempo actuarán las divas Jennifer López y Shakira. Los Chiefs y los 49ers no solo lucharán por la gloria. Cada uno de los jugadores del equipo campeón recibirá un cheque de 124.000 dólares y el perdedor se consolará con 64.000 por una hora de trabajo, si es que no hay tiempo extra en caso de empate.

El encuentro se presenta sumamente parejo, y las casas de apuesta de Las Vegas dan como ligero favorito a Kansas City por apenas un punto. La gran figura del partido es el quarterback de los Chiefs Patrick Mahomes, quien con solo 24 años de edad es considerado como uno de los principales herederos del trono de Tom Brady, quien a los 42 años de edad está pronto a ver terminado su reinado.

El mayor problema de Mahomes el domingo será que enfrentará a una de las mejores líneas defensiva de la NFL, que tiene en sus filas al natural de Fort Lauderdale Nick Bosa, recientemente designado como el Novato del Año de la NFL; DeForest Buckner, Arik Armstead y Dee Ford, todos ellos elegidos en primera ronda en el Draft de la liga.

Además, los 49ers cuentan para la defensa del juego aéreo con el aporte del cornerback Richard Sherman, quien ya se coronó campeón del Super Bowl cuando jugaba con los Seahawks de Seattle. Esas, sin embargo, no son las únicas virtudes de San Francisco. Su ofensiva sabe cómo permanecer mucho tiempo en el campo gracias a su potente ataque terrestre y a la seguridad de su quarterback Jimmy Garoppolo, quien solo pasa lo necesario por aire. Para ello cuenta con la notable colaboración de su running back Raheem Mostert, quien el triunfo de su escuadra sobre los Packers de Green Bay en la final de la Conferencia Nacional hace dos semanas acarreó el ovoide 29 veces para 220 yardas y cuatro touchdowns.

Fue la primera vez en la historia de los playoffs que un jugador supera las 200 yardas y anota cuatro veces. Por lo demás, la defensa de los Chiefs es un poco porosa. Es cierto que el regreso de su defensive tackle Chris Jones hace dos semanas luego de una lesión le dio solvencia a su defensiva, y con el apoyo del experimentado Terrell Suggs, campeón del Super Bowl con los Ravens de Baltimore, han mejorado las cosas.

Con esos antecedentes, de todos modos, los 49ers deben estar tranquilos porque tienen el talento adecuado para llevar su estrategia por el camino que mejor saben hacerlo y no darle mucho tiempo de acción a Mahomes. La gran duda que ofrecen los Chiefs es que empiezan fríos como ocurrió en sus dos partidos anteriores de postemporada cuando hasta el segundo periodo perdían por 24-0 contra los Texans de Houston y por 10 puntos contra los Titans de Tennessee.

Es cierto que gracias al inmenso talento de Mahomes Kansas City logró la hazaña de remontar el marcador y pudo salir airoso para llegar a su primer Super Bowl en 50 años.Contra los 49ers, sin embargo, será totalmente distinto si quedan abajo desde temprano. San Francisco tiene un equipo más compacto y balanceado que Houston y Tennessee y no será fácil darle vuelta a la tortilla.

Por otro lado, las dos veces que los Chiefs consumaron su hazaña en estos playoffs fue en su casa del Arrowhead Stadium, con el masivo y fervoroso apoyo de 76.000 fanáticos. Esta vez, en terreno neutral no tendrá viento a favor. Hay que destacar que la proporción de compras de boletos para el Hard Rock Stadium es de 3-1 a favor de los 49ers, pues no hay que olvidar que California es la sexta economía del mundo y el poder de compra de sus habitantes es mucho más fuerte que el área de Missouri.

Esto quiere decir que el estadio va a rugir a favor de los 49ers, que se coronaron campeones por última vez justamente en Miami hace 25 años. En cuanto a los entrenadores, el de los Chiefs Andy Reid ya estuvo en el Super Bowl y no lo ganó al frente de los Eagles de Filadelfia en el 2005 y sí en 1997 cuando era asistente con los Packers, que conquistaron ese año el Super Bowl; por su parte, Kyle Shanahan, hijo de Mike portador de tres anillos de la liga, llegó solo una vez como coordinar ofensivo de los Falcons de Atlanta en 2017.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.93%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.78%
65487 votos

Las Más Leídas