MIAMI.- El abogado Lorenzo Palomares, quien fuera la cara visible de la campaña del hoy presidente Donald Trump en el sur de la Florida, presenta su candidatura para ocupar el escaño senatorial del distrito 40, que dejara Frank Artiles luego de su renuncia por un escándalo de corte racista.

Palomares, un cubanoamericano con amplia experiencia como abogado litigante y asesor de compañías multinacionales, inscribió su nombre en la lista del Departamento de Elecciones de la Florida, por el Partido Republicano, y asegura que cuenta con “la bendición” (respaldo) del presidente Trump.

Te puede interesar

Según el candidato, hace “algunos días” se reunió con el equipo de campaña del presidente Donald Trump, en Miami-Dade y la Florida, y que le fue asignado el equipo que trabajó por la aspiración presidencial republicana en el condado Miami-Dade.

Señaló que “mi jefe de campaña es el mismo que tuvo el presidente Trump, que es el exalcalde de Hialeah, Julio Martínez, y todas las personas que estuvieron con nosotros trabajando para Trump en Miami y parte del sur de la Florida, son los que ahora están en mi campaña”.

Palomares asegura que fue el primer aspirante republicano en oficializar su candidatura para el Senado de la Florida por el distrito 40, incluso antes de que el gobernador Scott determinara el cronograma de las elecciones para llenar la vacante dejada por Artiles.

En efecto, el mandatario floridano, durante una visita el lunes a Miami, anunció que las elecciones primarias del distrito 40 se realizarán el próximo 25 de julio y que más tarde, el 26 de septiembre, se efectuará la votación final entre el candidato republicano, el demócrata y un tercero que pudiera surgir.

Palomares comentó que próximamente convocará a una rueda de prensa para presentar oficialmente a su equipo de campaña. “Además de Julio Martínez, la gente podrá ver muchas caras conocidas que me están acompañando en esta aspiración”, recalcó.

Antecedentes

Palomares había expresado inicialmente su intención de obtener el escaño del Senado federal por el distrito 27, que dejará vacante el próximo año la cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, pero a última hora decidió someter su nombre a consideración del electorado por la silla del distrito 40 en el Senado de la Florida.

Al respecto, dijo: “Yo no puedo aspirar por el distrito 27 porque mi amigo Bruno Barreiro va a aspirar por esa posición, y él me está apoyando en mi campaña para el Senado estatal”.

Para el abogado cubanoamericano, su eventual escogencia como senador serviría para “mostrar una cara nueva en el Congreso” y, además, “proyectar un nuevo liderazgo porque en la actual legislatura no se logró, por ejemplo, pasar una ley para regular la marihuana”.

Finalmente dijo que el distrito 40 necesita mayor atención en temas como el empleo, la educación y el transporte. “Nosotros que colonizamos a Kendall hoy tenemos que meternos en un tráfico de hasta una hora para llegar al Turnpike, y por eso estoy apoyando la extensión de la 836 hacia este sector”, subrayó.

El incidente que degeneró en la renuncia de Artiles tuvo lugar cuando el ahora exsenador republicano compartía, en el club privado del Senado estatal, con los también senadores Audrey Gibson, demócrata de Jacksonville, y Perry Thurston, demócrata de Fort Lauderdale, y aparentemente, “pasado de copas”, lanzó palabras ofensivas contra la comunidad afroamericana.

Acorde con los dos congresistas que lo acompañaban, Artiles declaró que el presidente del Senado, Joe Negron, había logrado alcanzar esa posición en el cuerpo legislativo gracias “a seis n...”, calificativo de connotación sustancialmente peyorativa, que es considerado una “alta ofensa” por los afroamericanos, al tiempo que también habría pronunciado palabras despectivas contra la mujer.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas