Un mecánico acusado de sabotear un avión de American Airlines en el Aeropuerto Internacional de Miami había expresado su deseo de que Allah lastimara a los no musulmanes, almacenó videos violentos del Estado Islámico en su teléfono celular y tiene un hermano en Irak, posiblemente involucrado con el grupo extremista, según nuevas pruebas reveladas en su audiencia de fianza este miércoles.

El juez Chris McAliley citó esas revelaciones de los fiscales al ordenar la detención preventiva para Abdul-Majeed Marouf Ahmed Alani en la audiencia en la corte federal de Miami. Alani está acusado de deshabilitar un componente crítico de navegación en el Boeing 737, que tenía 150 personas a bordo, entre pasajeros y tripulantes.

Te puede interesar

Otra evidencia reveló el miércoles que Alani, de 60 años, envió recientemente una transferencia bancaria de 700 dólares a alguien en Irak, donde tiene familiares, y viajó a ese país en marzo último, pero no reveló eso a las autoridades después de su arresto.

Los fiscales también presentaron evidencia de que Alani tiene un hermano en Irak que puede estar involucrado con el grupo extremista del Estado Islámico, así como declaraciones que Alani hizo sobre desear que Allah use "poderes divinos" para dañar a los no musulmanes. Alani tenía videos en su teléfono celular que mostraban asesinatos en masa del Estado Islámico que compartió con otros, según los fiscales.

"Puede simpatizar mucho con los terroristas", dijo el juez McAliley a Alani en la audiencia. "Eso es muy desconcertante".

Alani es un ciudadano estadounidense naturalizado de Irak que ha trabajado como mecánico de una aerolínea durante 30 años, sin antecedentes penales. No está acusado de un delito relacionado con el terrorismo, pero la fiscal federal adjunta Maria Medetis dijo que los posibles vínculos con el Estado Islámico dan lugar a la posibilidad de que sus acciones tuvieran un propósito más oscuro más allá de lo que él insistía era un problema laboral.

Alani está acusado de sabotear el avión en el Aeropuerto Internacional de Miami en julio porque, dijo a las autoridades, las negociaciones laborales en curso estaban poniendo en peligro sus posibilidades de ganar horas extras. El avión no despegó y nadie resultó herido, y Alani trabajó horas extras para ayudar a arreglar el avión.

Se enfrenta a hasta 20 años de prisión si es declarado culpable del cargo de "dañar, destruir o inhabilitar intencionalmente" un avión utilizado en la aviación comercial, o de intentar hacerlo.

El sabotaje implicó pegar un trozo de espuma de poliestireno dentro de la nariz del avión que deshabilitó efectivamente un componente del que dependen los pilotos para medir cosas como la velocidad del aire, el avance del avión, etc. Las autoridades dicen que el problema se detectó justo antes del despegue, cuando apareció un mensaje de error en una pantalla en la cabina y el avión regresó a una puerta. El vuelo se dirigía a Nassau, Bahamas.

Un video de vigilancia del aeropuerto mostró a Alani trabajando en el compartimento de la nariz del avión durante siete minutos, a pesar de que no hubo problemas de reparación con el avión. Más tarde, sus compañeros de trabajo lo identificaron en el video.

El abogado de Alani, Christian Dunham, un defensor público federal, dijo que como un mecánico experimentado Alani sabía que el sabotaje evitaría que el avión volara e incluso, si despegaba, hay mecanismos incorporados a la aeronave que la habrían mantenido a salvo.

"No creemos que puedan probar que intencionalmente puso a las personas en peligro", dijo Dunham.

Dunham solicitó la liberación de Alani con una fianza de 200,000 dólares, asegurada por miembros de la familia, muchos de los cuales viven en el área de San Francisco, así como por excompañeros de trabajo en American Airlines en Miami. Alani fue despedido de su trabajo en la aerolínea, y la Administración Federal de Aviación recientemente revocó su certificado como mecánico de aviones, dijo Dunham.

Pero el juez McAliley dijo que no podía conceder la libertad bajo fianza de Alani debido a su capacidad para viajar al extranjero con frecuencia y porque aún podría representar un peligro para la comunidad. También señaló que Alani admitió sus acciones ante los investigadores y que la evidencia apunta abrumadoramente a su culpa.

"Lo que hiciste con este avión fue muy imprudente e inconcebible", dijo el juez. "Ciertamente existía el riesgo de un desastre. Creo que es probable que sea condenado".

Se espera que Alani presente una declaración en otra audiencia el viernes.

FUENTE: Con información de AP

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario